(sin título)

El viernes por la noche el Teatro Hispano Argentino de Puan fue el lugar indicado para que el arte, la educación y la solidaridad se unieran en un solo momento. “La barca sin pescador” de Alejandro Casona fue dirigida por la profesora Dori Stoessel y actuada por sus alumnos saavedrenses que hicieron una puesta en escena impecable. El proyecto que se inició en un aula de la Escuela de Educación Media Nº 1 de Saavedra, terminó siendo una mano solidaria para el Taller Protegido Crecer de Puan.
El despliegue de la obra se repartió en tres actos y supo captar la atención de los espectadores que disfrutaron del encanto de los jóvenes actores. La escenografía y el vestuario hicieron el aporte necesario para lograr el pintoresco ambiente colonial.

La obra de Alejandro Casona relata la historia de Ricardo Jordán, un hombre de negocios a punto de perderlo todo. La ambición lo lleva a concretar un pacto con el diablo que deseoso de llevarlo al infierno, propone un trato macabro: matar con el deseo y la mente a un desconocido pescador de un lugar remoto a cambio recuperar su poderío económico.
La resistencia del empresario se quiebra cuando el diablo le aclara que la muerte sería sólo con su voluntad y la víctima, un pescador de un desconocido pueblo del norte que caerá por un acantilado.

Frida ( Micaela Aguilar) y Estela (Constanza Filócomo)


El inicio de la narración forma parte del primer acto porque la obra está escrita en tres momentos: exposición, nudo y desenlace. Los dos actos siguientes y con una hermosa escenografía, describen un lugar lejano del Norte. La vida y el sacrificio de los pescadores que luchan por subsistir en un medio inhóspito.
En la casa convive la “Abuela” con Estela, la viuda del pescador (víctima del pacto de Ricardo y el diablo) que reciben las visitas ocasionales de Frida, hermana de Estela, de quien ésta sospecha que el marido fue quien empujó el pescador al precipicio.


“El Caballero de Negro” estuvo protagonizado por Gastón Pérez
La escena iluminada con tonos rojos dio misterio a “La barca sin pescador”


El drama se agudiza a través de los reproches, las dudas y los rencores de las hermanas.
La trama de la historia vuelve a enlazarse con el primer acto cuando Estela y Frida reciben la visita de Ricardo Jordán. El hombre frío y estructurado es impulsado por sus remordimientos y busca en el Norte su verdad.
Finalmente descubre que no es el culpable de dicha muerte, diciendo que con el juego de la imaginación, pudo acabar con su otro “yo” y terminar con el trato firmado con el diablo y así redimir su alma a través del amor.

La Abuela a través de María Emilia Kenis


El trabajo teatral

Tanto los actores, como la directora y todos los que participaron en la escenografía, vestuario, sonido, logística y asistencia técnica de la puesta en escena, demostraron que el logro sobre las tablas fue producto de un trabajo responsable y sincronizado.
Los jóvenes actores supieron manejar los diálogos signados por un español sin regionalismos y enriquecido con frases poéticas. Esto también les exigió seguramente más esfuerzo al momento de aprender los libretos.
Cada personaje tuvo su caracterización justa y expresión natural. Hubo momentos de drama y gracia a través de personajes como La Abuela y
Tío Marko. La picardía de la primera y la ingenuidad del segundo, provocaron risas en el público.

Ricardo Jordán (Matías Guzmán), La Abuela y Estela
durante el tercer acto de la obra

Momentos emotivos

El Teatro Hispano vibró cuando el grupo actoral de la Escuela Media de Saavedra saludó a un público de pie que no dejaba de aplaudir.
Los jóvenes del Taller Crecer agradecier
on a los chicos que brindaron su espectáculo para ayudar a la institución. Fue un momento donde brotaron algunas lágrimas y el afecto inundó cada abrazo de agradecimiento mutuo.
Finalmente, creo que la experiencia vivida por estas dos instituciones, podría ser el puntapié inicial para que otras personas continúen este camino y se sumen a tareas tan nobles como estas.


Los actores

El consejero (Emir Cleppe), El banquero (Emanuel Dupré),
Tío Marko (Franco Piermattei), Juan(Nicolás Bonfiglio), Dori Stoessel (directora de la obra)

La Abuela María E. Kenis, Consejera (Paula Villareal), Frida ( Micaela Aguilar )
Ricardo Jordán (Matías Guzmán), Estela (Contanza Filócomo), El caballero negro (Gastón Pérez)

Por Lorena Freidenberger