Pide excelencia en el control bromatológico

Rubén Ceminari, médico veterinario de la localidad de Darregueira, presentó una carta en el Concejo Deliberante para sugerirle al Estado Municipal excelencia en el control bromatológico de alimentos en todas las etapas: producción, elaboración, depósito, distribución, transporte y comercialización de los mismos.
El texto completo de la carta:
Al señor presidente del HCD del partido de Puán
Cdor. Carlos Madrigali
S/D

De mi mayor consideración:

Me dirijo a Ud. y por su intermedio al Honorable Cuerpo, preocupado por la falta de control respecto a los alimentos que consumimos los habitantes del partido de Puán, sobre todo los de origen animal ( cárnicos, lácteos, productos de aves), a efectos de sugerir algunos cambios operativos, que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los consumidores , y a prevenir ETAS ( enfermedades transmitidas por alimentos), tan comunes en este país, a causa de los deficientes controles que se realizan en los productos alimenticios, ya sea durante los procesos de producción, elaboración, depósito, distribución, transporte y comercialización de los mismos.
Recuerdo a Uds. que el HCD tiene obligaciones respecto a este asunto, establecidas en la LOM-Ley Orgánica de las Municipalidades-( Decreto-ley 6769/58 y sus modificatorias, en los artículos 25, 26 y 27, mas específicamente en el Inc. 10 del art. 27).
Además, el Municipio, debe cumplir la normativa vigente, reflejada en el CAA (Código Alimentario Argentino- Ley Nac. 18284), a la que la Pcia de Buenos Aires adhirió por medio de la Ley Pcial. 13230, e involucra a los Municipios por medio del Decreto 2697/05. Y de lo establecido por la Ley Pcial. de Carnes (Ley 11123 y sus decretos reglamentarios 2683/93, 2464/97 y 1323/2004), como en el Código de Faltas Municipales ( Dto.-Ley 8751/77, modificado por la Ley 10269, 11723, y el Decreto 8526/86, especialmente en el Art. 4 bis).
Como primer problema, quiero manifestar la falta de eficiencia de control bromatológico, que poseen las cabinas/ casillas instaladas a la entrada de los pueblos: solo paran los transportes que en ese momento circulan por esa ruta, quedando sin control los vehículos que vienen por otros caminos y los que hicieron noche dentro de la localidad. Además de que se han convertido en CENTROS DE RECAUDACIÓN, porque se cobra la reinspección SIN HACER EL CONTROL CORRESPONDINTE.
Cual es la solución?.. tener en cada localidad un puesto sanitario, con personal idóneo, donde OBLIGATORIAMENTE todos los transportes de sustancias alimenticias, deberán pasar ANTES DE INICIAR SU REPARTO : allí se los controlará adecuadamente ( lo básico que exige la legislación vigente, puesto de manifiesto en el Decreto 2464/97 reglamentario de la Ley 11123, y del decreto 2126/91 reglamentario de la Ley 18284), a saber:
1. Habilitación y condiciones higiénico sanitarias del transporte(integridad y hermeticidad de la caja térmica, existencia de cortina plástica el la puerta, higiene interior)
2. Libreta sanitaria y ropa reglamentaria del transportista
3. Prohibición de trasportar simultáneamente en un mismo transporte, comestibles e incomestibles
4. Prohibición de depositar alimentos directamente sobre el piso
5. Prohibición de llevar las herramientas y la rueda de auxilio en la caja
6. Certificados sanitarios de los alimentos transportados y precinto
7. Control de la temperatura de los productos transportados, y del rotulado de los mismos.
8. Condiciones organolépticas y fecha de vencimiento de los productos transportados.

Una vez realizado el control correspondiente a la documentación, al transporte y a la carga ( los alimentos en cuestión), SE SELLARÁN- sello de la Dirección de Bromatología- TODAS LAS FACTURAS Y/O REMITOS de ese distribuidor, de ventas en esa localidad, para que el comerciante , antes de bajar los alimentos , constate por medio del sello que ha sido controlado el transporte y su carga. Si no es así, NO DESCARGARÁ los alimentos en dicho comercio, hasta que no tenga el sello en la documentación pertinente (de esa forma tendrá que pasar el transporte, si o si, por el puesto sanitario).
Esto exige un compromiso de parte de sector comercial, (sugiero convenio con cámaras de comercio del Distrito), y el contralor será la inspección a los comercios: serán multados aquellos que no tengan todos los remitos/facturas de compra sellados por el puesto sanitario.
A los transportes de distribuidoras del Distrito NO SE LES COBRARÁ LA TASA DE REINSPECCIÓN, a cambio de que cumplan con las exigencias higiénico-sanitarias establecidas en la legislación vigente, tanto en los depósitos como en los transportes.

El segundo problema corresponde a los comercios: hoy veo a los inspectores solicitando habilitaciones y documentación, pero NO CONTROLAN EFICIENTEMENTE LOS ALIMENTOS, (condiciones organolépticas, rotulado y las temperaturas de cámaras y heladeras, que muchas veces no se encuentran dentro de los parámetros que establece la ley).

Para solucionar esta problemática, sugiero:
1. Implementar los cursos pertinentes de manipuladores de alimentos, antes de entregar la libreta sanitaria a los operarios.(situación establecida por ley)
2. Obligar a los comercios a contar con un termómetro de máxima y mínima en cada heladera, a la vista del consumidor.
3. prohibición a los carniceros, fraccionadores de fiambres o lácteos, cocineros… de manipular dinero ( tener caja de cobro independiente del expendio)
4. Mayores controles por parte de la municipalidad, exigiendo documentación y controlando la calidad de los alimentos.

El tercer problema es el consumidor, que involuntariamente produce contaminación o alteración de la calidad de los alimentos por no estar educado en estos temas: la solución es realizar charlas y campañas de concientización que contemplen, entre otros:

1-El cuidado de la cadena de frío la limpieza adecuada de manos en los momentos oportunos
2-Limpieza y desinfección de la cocina y elementos que se utilizan en ella.
evitar la contaminación cruzada entre alimentos crudos y cocidos.
3-Manejo de la heladera
4-Recomendaciones al descongelar y cocinar carnes
5-Limpieza y desinfección de los tanques de agua
Para llevar esto adelante, se puede recurrir al ANMAT( Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) o al INAL( Instituto Nacional de Alimentos), donde existen campañas de este tipo ya formuladas.

El tercer problema es el control del funcionamiento de los comedores ( comunitarios, escolares, hospitalitarios), donde se elaboran comidas para la población de mayor riesgo ante las ETAS (niños, ancianos, enfermos..), como así mismo los locales de elaboración y venta de comidas.
Allí se debe:
1. Realizar los cursos para manipuladores de alimentos
2. Exigir el cumplimiento de normas higiénico-sanitarias básicas de infraestructura y personal (indumentaria adecuada, actitudes en el trabajo)
3. Controlar el funcionamiento de estos establecimientos y el cumplimiento de las normas.
4. Cuidar, especialmente en los lugares comunitarios donde se elaboran las comidas, el traslado de los mismos a los domicilios: cuidado con los envases/contenedores donde se transporta, porque generalmente lo trae el propio interesado, y suelen estar contaminados por incorrecta higiene de los mismos.

Esto es solo el comienzo. Quedan para solucionar una serie de problemas graves que aun tiene en salud alimentaria en Distrito de Puán, y se deben resolver a la brevedad: la inexistencia de los mataderos en los pueblos, echo que estimula la faena clandestina; la venta de chacinados y lácteos sin control bromatológico; la necesidad de contar en todos los pueblos con un servicio de detección de triquinas (Trichinella Spiralis) por digestión artificial ( hoy solo existe en Puan un servicio privado que lo brinda, y es el único sistema de detección aprobado por Ley -Disposición 436/99-); el mejoramiento en el tratamiento de los residuos sólidos y los cloacales.
Termino recordando que la salud y la educación no son un gasto: es la mejor inversión que un gobierno puede realizar. Esto hay que tenerlo presente al momento de implementar medidas, donde debe primar la salud de la gente (realizando los controles pertinentes) por encima de la recaudación que pueden significar a las arcas municipales estas medidas (cobrar tasas sin controlar).
Esperando que estas inquietudes se transformen en hechos que beneficien a la salud de la comunidad, y quedando a su disposición, saluda atte.

Méd. Vet. Rubén Ceminari
MP CVPBA 6671
Vet. De Registro del MAA (Pcia. Bs. As): Nº175
SENASA Brucelosis: 01-1098
SENASA Tuberculosis: 02-1853

Fecha: 18-12-07