¿Radicales "L" sorprendidos?

El inesperado acuerdo político del ex presidente Néstor Kirchner con el ex ministro de Economía Roberto Lavagna para llevar adelante el proceso de “reorganización del Partido Justicialista”, causó polémica entre sus seguidores radicales y fuertes declaraciones de los sectores opositores al kirchnerismo.

En las últimas elecciones presidenciales, la cúpula de la UCR acompañó la fórmula presidencial de Roberto lavagna, candidato a la presidencia por Una Nación Acvanzada (UNA) y quien fuera ministro de Economía durante las presidencias de los justicialistas Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. Hoy, en declaraciones radiales el presidente de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales dijo: “Me defraudó, pensé que Roberto Lavagna iba a sostenerse en sus convicciones. Buscábamos la construcción de una alternativa distinta que ponga límites al abuso de poder y resulta que termina formando parte de una formula que va a integrar con Néstor Kirchner”. Además calificó la actitud del dirigente político como “lamentable” y “patético”.

La oposición

La líder de la Coalición Cívica, declaró en el diario La Nación que el acuerdo “era absolutamente previsible” para reorganizar el PJ. “Jamás voy a tener algún tipo de actitud que denote alguna forma de acuerdo que haga que la Argentina se quede prácticamente sin oposición”, diferenció Carrió.
Por su parte, el ex candidato presidencial de Recrear, Ricardo López Murphy, criticó el acuerdo político para reorganizar al justicialismo, al sostener que “siempre” había dicho que “no podía ser un ex ministro del oficialismo la alternativa”.
“La estrategia del Gobierno en las elecciones de 2005 y de 2007 ha sido la de pseudodividirse y después reagruparse; lo increíble es que la ciudadanía compre esto”, planteó López Murphy, en declaraciones a radio América.

Lavagna(UNA) y Morales(UCR) en Tilcara(Jujuy) durante la campaña electoral del 2007

Lavagna se defiende: Niega ser un nuevo Borocotó y ataca a “una oposición rabiosa, sin ideas y que sólo revolea slogans”

El ex ministro y candidato presidencial rechazó las críticas por su acuerdo con el ex presidente Néstor Kirchner y remarcó que no hay “ninguna sorpresa ni ningún reclamo que hacer” por su actitud.
Tras negar que haya visos de “borocotismo” en el acuerdo al que arribó con Néstor Kirchner para asumir juntos la conducción del Partido Justicialista, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna alertó este lunes sobre la existencia de “una oposición rabiosa pero totalmente inútil, que no tiene ninguna idea y simplemente revolea slogans”. En declaraciones a Radio Del Plata, el ex ministro de Economía destacó la necesidad de superar la evidencia de “partidos fragmentados” y negó que su acercamiento con el justicialismo y el proyecto de Néstor Kirchner en el PJ pueda haber desconcertado a sus ex socios electorales de la UCR. En ese sentido, destacó que “no hay ninguna sorpresa, ni ningún reclamo que hacer” de parte del radicalismo y recordó que luego de los comicios, la propia UCR planteó que “terminaba el compromiso electoral” con UNA.

Fuente: www.perfil.com