Alerta: parte de prensa enviado por la Coalición Anti-incineración

La Coalición Ciudadana Anti-incineración se opone rotundamente a la instalación del horno pirolitico en Puan.

30 de septiembre de 2008: La Coalición Ciudadana Anti-Incineración quiere manifestar su firme rechazo a la instalación del horno pirolitico para la incineración de residuos patogénicos en el Distrito de Puan.
Los incineradores de residuos aún cuando funcionan bajo parámetros normales emiten compuestos tóxicos al ambiente, a través de los gases, las cenizas y los efluentes líquidos. Los incineradores de residuos están clasificados como una de las principales fuentes de emisión de dioxinas y furanos por el Convenio de Estocolmo sobre Compuestos Orgánicos Persistentes (COPs)*, un convenio internacional firmado por más de 150 países en el marco de la ONU que adopta el objetivo de eliminar las emisiones de 12 de las sustancias más tóxicas conocidas por la ciencia, y la Argentina es uno de ellos.
Las dioxinas son un grupo de compuestos que provocan distintos problemas en la salud, incluyendo malformaciones congénitas, desarrollo anormal del feto, alteraciones en el sistema inmunológico y en el sistema hormonal. La más tóxica de las dioxinas es un cancerígeno humano cierto según la Agencia Internacional de Investigaciones sobre Cáncer (IARC). Y según el último inventario mundial de emisiones de dioxinas realizado por el Programa de las Naciones Unidas por el Medio Ambiente señala a la incineración de residuos como la primera fuente de emisión de dioxinas en el mundo.

No hay en la Argentina ningún laboratorio que pueda medir las emisiones de dioxinas, para realizar este tipo de pruebas las muestras tienen que ser enviadas al exterior y se trata de análisis que tienen costo extremadamente alto y que pronto se dejan de realizar.
Todos los incineradores de residuos, incluyendo las tecnologías más modernas de arco de plasma, pirólisis y gasificación, además de dioxinas y furanos, emiten al ambiente centenares de otras sustancias dañinas: metales pesados como mercurio, plomo, cadmio, hasta hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs), bifenilos policlorados (PCBs), gases ácidos, gases de efecto invernadero, entre otros.
El Estado Argentino se comprometió a eliminar las emisiones de COPs al ratificar el Convenio de Estocolmo y en su Plan Nacional de Aplicación del Convenio** recomendó prohibir la incineración de residuos y promover las tecnologías alternativas que no generen estos compuestos tóxicos.

Según la legislación de la Provincia de Buenos Aires es posible tratar los residuos patogénicos no sólo por medio de incineración si no también por irradiación de microondas u “otro dispositivo, equipo o instalación que la autoridad de aplicación autorice”. La autoridad de aplicación ya ha autorizados diferentes autoclaves como son los de General Pueyrredón y Tres Arroyos. Además inclusive los residuos de los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires son autoclavado en una planta que se encuentra en Tigre, Provincia de Buenos Aires.

Los incineradores, inclusive los de última tecnología suelen tener desperfectos técnicos constantemente, y estos pueden derivar en explosiones, incendios y subsiguiente emisión de sustancias tóxicas en forma descontrolada. Han sido numerosos los casos de accidentes en plantas de incineración de residuos en todo el mundo, en los últimos tiempos ciudades como Liverpool, Sheffield (Inglaterra), El Dorado, y Biddeford (EEUU), Panamá, Almaraz (España), e inclusive en Argentina: este año hubo un incendio en la planta de incineración de residuos de Zarate. En marzo pasado se produjo una explosión y luego un incendio en el depósito de uno de los incineradores de residuos peligrosos que opera la empresa Braunco S.A. en el partido bonaerense de Tigre. En 2004 fue el turno del partido de Campana, también en la provincia de Buenos Aires, de padecer un incendio impresionante en la planta de incineración de residuos peligrosos de la empresa Recovering S. A.

Por estas razones la Coalición Ciudadana Anti-Incineración reclama al Intendente de Puan que revise la decisión de instalar un horno de incineración y de acuerdo a la normativa provincial y nacional tome en consideración otras alternativas, más seguras para la salud de su comunidad.
La Coalición Ciudadana Anti-Incineración es una red nacional de ciudadanos y ONGs que se han enfrentado a la instalación de incineradores en su zona. Desde su fundación en 1995, la Coalición trabaja para erradicar la incineración de residuos, promoviendo a su vez métodos alternativos de manejo sustentable de residuos.

*El texto del Convenio de Estocolmo está disponible en
http://www.pops.int/documents/convtext/convtext_sp.pdf

** El Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo presentado por Argentina se encuentra aquí

http://www.pops.int/documents/implementation/nips/submissions/argentina_NIP.pdf