Shhh…alumnos escribiendo

Es la frase que ilustra la tapa de “Arquitecturas Ausentes”, publicación realizada por la Escuela Técnica Nº 1 de Puan en su muestra anual.
Cualquier persona que recorra sus páginas, podrá encontrarse con la nostalgia de aquellos lugares que guardaron momentos de la historia personal y colectiva. Pero también, con la satisfacción y la esperanza que inspiran las palabras escritas por jóvenes que piden la preservación de la identidad cultural de Puan.
El valor por lo nuestro es desarrollado a través de cartas, poemas, reseñas históricas y fotografías. La expresión de sus ideas va unida a la propuesta de en el futuro, no destruir lo construido por otras generaciones.
Las imágenes de lugares como la antigua Iglesia, la cúpula de la municipalidad, el almacén Urcelay y la plaza San Martín, dan testimonio de la demolición y el olvido. En cambio, el Molino Harinero, otro sitio emblemático de nuestra localidad, ilustra un claro reclamo de los alumnos: “No dejemos que por improvisación ocurra lo mismo”.

La idea surgió durante una visita al Museo Ignacio Balvidares. “El entusiasmo contagioso de su directora, Silvia Iturrioz, puso en marcha intereses curiosidades, preocupaciones e interrogantes”, relatan las profesoras Delia D’Andrés y Clara Di Frangia, en la página tres de la publicación, con el título “El por qué de los textos”.
Sin dudas, la propuesta de la institución educativa, deja abierto un espacio para la reflexión y sobre todo, propone un replanteo de cuánto ya hemos perdido y cuánto hay aun por recuperar en una localidad con 132 años de historia.