Más notas …

En Crítica Digital

ENVIÓ MAÍZ A RURALISTAS EN PROBLEMAS

Moreno aprovechó la sequía para “hacer amigos”.Mandó 3.200 toneladas de grano a productores, sin pasar por Secretaría de Agricultura. FAA denuncia que “quiere armar su propia clientela política”.

Moreno dispuso la entrega de maiz a ganaderos por su propia cuenta y a cambio de captar voluntades. (DYN)
El inefable secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, metió bigote en la dramática sequia que sufre el campo e intenta captar voluntades a través del envío de 3.200 toneladas de maíz para ayudar a productores agropecuarios de un pequeño pueblo bonaerense que no pueden alimentar a su ganado. Patota mandó los granos sin pasar por la secretaría de Agricultura ni por el municipio de la zona.Así lo confirmó el productor de Villa Iris, un pueblo de mi habitantes perteneciente al partido bonaerense de Puan, Juan Manuel Garciarena, en tanto el intendente, el radical Horacio López, que integra la comisión de emergencia agropecuaria de la zona, djo que se enteró de esa novedad “por radio”.
En Perfil.com

Fiel a su estilo. Moreno envió ayuda a un productor pasando por sobre Cheppi, Monzó y un intendente bonaerense.El secretario de Comercio Interior dispuso y concretó el envío de 3.200 toneladas de maíz a Villa Iris sin consultar ni avisar a nadie.

Guillermo Moreno tiene un amplio poder de acción dentro del Gobierno. Tanto es así que, en medio de la crisis que desató la histórica sequía que afecta al país, el secretario de Comercio Interior dispuso y concretó el envío de 3.200 toneladas de maíz para ayudar a productores agropecuarios de un pequeño pueblo bonaerense que no pueden alimentar a su ganado sin pasar por la secretaría de Agricultura tanto a nivel nacional como provincial, ni por el municipio.
El salto a la burocracia fue confirmado por Juan Manuel Garciarena, un productor de Villa Iris, pueblo de mi habitantes perteneciente al partido bonaerense de Puan. El intendente, el radical Horacio López –integrante de la comisión de emergencia agropecuaria de la zona- dijo que se enteró de esa novedad “por radio”.

En Ámbito Financiero
(…)Laderos
La magia modesta -figura que acuñó Bioy Casares- de Moreno para reunir en su contra a sectores diversos de un kirchnerismo en constante riña e, incluso, juntar a esos con sus «detestadas» entidades agropecuarias, explica menos su derrota que sus pactos recientes.
Como su «puntero» en la pequeña localidad de Villa Iris -ubicada en el partido de Puán- adonde comenzó a llegar la asistencia especial de Moreno fue (o era) Juan Manuel Garciarena, un productor rural, dedicado a la cría de ganados, en la cabaña Santa Paula.
Garciarena, a quien se le atribuye una activa militancia anti-K durante el conflicto del campo, aparece en el radar de Moreno a través de un interlocutor todavía más llamativo: Analía Quiroga, que irrumpió en el escenario mediático cuando dijo que Néstor Kirchner caería de «materia gris».-