VILLA IRIS, SAN GERMAN Y FELIPE SOLA: TRES LOCALIDADES DEL DISTRITO UNIDAS POR UN MISMO RECLAMO

Alrededor de 300 productores, comerciantes y vecinos acudieron al salón de los Bomberos Voluntarios, respondiendo a la convocatoria de la Asociación de Productores y el Centro de Apicultores de Felipe Sola. La asamblea realizada el pasado jueves, es la tercera llevada a cabo en el sur del distrito de Puan.
En la mesa de autoridades se ubicaron el intendente López; los diputados Virginia y Jaime Linares de la Coalición Cívica; jefe zonal del Banco Provincia, Daniel Calderón; el gerente de la sucursal Banco Nación de Darregueira, Julio C. Bottini; el presidente de la Asociación de Productores, Hugo Dietz; Hugo Schlenker, en representación del Centro de Apicultores local y Anselmo Moreno de la Cooperativa de Obras y Servicios.
Como en las dos asambleas realizadas en Villa Iris, la gente reclamó por políticas a largo plazo que generen fuentes de trabajo en sus localidades y promuevan la producción agropecuaria. El planteo a las autoridades nacionales, provinciales y locales coincidió en los asambleístas: la sequía y la situación económica es un proceso que desde hace años está desgastando las expectativas de los pobladores a la par de las medidas gubernamentales que llegan a destiempo.

Las voces de la gente

Hugo Dietz, en representación de los chacareros dijo que en lo que va del año, de la zona de Felipe Solá se fueron 9 mil cabezas de ganado. “En un tiempo no van a quedar más vacas. Llevamos cuatro años sin cosecha, nos estamos fundiendo día a día”, dijo.
Hugo Schlenker, del Centro de Apicultores definió a la situación del sector como “muy triste”. “Se nos mueren las colmenas. Los bancos nos están pegando una apretada terrible y nos mandan cartas documento. No puede ser, tendrían que diferenciar esta zona y refinanciarnos las deudas”, pidió.
Anselmo Moreno en representación de de la Cooperativa, destacó la importancia de contar con una sala de extracción de miel en el pueblo pero ahora la sequía hizo que quede inactiva
“Hace cuatro años pudimos extractar 216.000 kilos de miel, habíamos puesto en marcha el proyecto de la sala de extracción. Deben generarse actividades productivas que paleen la desocupación. Las familias se van y se nos termina Felipe Solá”.
“La gente ya no da más. Nos sumamos a esta lucha en todo sentido. Esta asamblea revela la gran importancia de seguir haciendo reuniones para poder lograr soluciones a la crisis terminal para la cual no encontramos respuestas. Hasta ahora son ayudas, paliativos, pero nos atormenta el día de mañana, de acá a un par de meses ¿qué va a ser de nosotros? Vemos el campo destruido y nosotros somos el campo, no hay otra vía de desarrollo que no sea esa”, consideró Moreno.
Rubén Ceminari, productor de Darregueira y referente del Gen- Coalición Cívica, recomendó no limitarse solo al maíz como forraje, y sugirió el afrechillo como subproducto por su alto valor nutritivo y porque es más fácil de conseguir en la zona. “Generaría también trabajo a los camioneros”, agregó.
A la situación de la ganadería, la calificó de “muy complicada”. En Villa Iris un productor contó que gastaba $ 400 en darle de comer a una vaca que después terminaba vendiendo en $ 200. Eso ya es un suicidio”.
Ceminari convocó a los intendentes de la zona a ponerse “la camiseta de la región y busquen soluciones. Esto se va a agravar y en dos meses los intendentes no van a tener más plata”, dijo.
Otro chacarero, cuestionó por qué no se había incluido en el petitorio al cuartel V, cuando tiene las mismas condiciones geográficas que los demás cuarteles. El Jefe Comunal respondió que se había leído el mismo petitorio de la asamblea anterior y el error ya había sido arreglado porque otros productores le habían llevado la misma inquietud.
Claudio Ayala, productor agropecuario de la zona de López Lecube, explicó que realiza un esfuerzo tremendo para mantener sus 500 vacas y que no está dentro de ninguno de los parámetros que exigen los subsidios del Gobierno. “Nos vemos acorralados”, expresó.
“El problema viene de cuatro años atrás, todos tenemos que hacer un mea culpa porque esto no es nuevo. La siembra también fracasó, estamos en una situación desesperante”, definió Ayala a las autoridades presentes.

López molesto

Promediando la asamblea, Alicia García, docente de la localidad, mostró su angustia y les preguntó a las autoridades presentes por qué no se hizo nada ante una crisis que amenazaba instalarse desde hacía tiempo. “Esto se veía venir el año pasado. Mis alumnos son hijos de productores. ¿Cómo les explico a ellos este engranaje y estas mezquindades políticas?”, remarcó.

El intendente, un tanto molesto, le recomendó a la maestra que les inculque a sus alumnos la idea del voto reflexivo. “En esta Sección Electoral un partido ganó las elecciones y son sus legisladores quienes deben ponerse al frente de los problemas. Las situaciones se pueden visualizar antes, pero hay mucha pijotería política. Usted es docente y lee los diarios, ahí verá quiénes son los intendentes que anuncian faraónicas obras y quiénes anunciamos con modestia haber conseguido diez cuadras de asfalto. Eso no es porque somos incapaces… no señora. Es la realidad, si sos del palo tenés más que si no los sos”, culminó.

López se define como opositor…

El intendente López definió la actual situación como “terminal y vergonzosa”.
“Los productores hacen cola en acción social junto a la gente que cobra planes de $ 150, y eso nos parte el corazón”, informó.
Sobre el pedido de maíz al Gobierno Nacional para alimentar a las vacas del distrito, López se quejó por la demora del envío y aseguró que se cumplieron todos los trámites requeridos.
Y se mostró expectante sobre el resultado de las gestiones ante el ministro de Agricultura de la Provincia, Emilio Monzó, a quien le pidieron diversas ayudas entre las que se mencionaron azúcar para alimentar a las abejas y subsidios para afrontar los fletes del transporte de rollos de pasto.
También recordó que invitó a la asamblea a legisladores del Frente para la Victoria, y aunque ninguno asistió a Felipe Solá ni a Villa Iris, no descartó futuras reuniones con algunos referentes del oficialismo para gestionar asistencia a la zona.
López adjudicó la falta de soluciones concretas, excusándose en su condición de no alineado al Gobierno Nacional.
“Tenemos una campana de madera, suena bastante menos que cualquier otra”, se justificó.

Aportes del tesoro Nacional

La Diputada Nacional Virginia Linares lamentó la falta de decisión política del oficialismo para llevar a la práctica la Ley de Desarrollo del Sudoeste, que prevé tratamiento diferenciado a la región, como por ejemplo disminución de cargas impositivas como el IVA y otras medidas promocionales. Desde su lugar en el Congreso, la legisladora propone que la ley provincial tome carácter nacional a través de un plan que entre otros temas, contempla beneficios impositivos para la región.


Además sugirió al intendente que tramite ante el gobierno los “Aportes del Tesoro Nacional” (ATN), para paliar la crisis actual.
“Es dinero que dispone el Gobierno para asistir a las zonas en situación de emergencia”, recordó.
En ese mismo sentido, Jaime Linares mencionó las gestiones tendientes a conseguir la derogación de las leyes provinciales que gravan la energía e implican fuertes aumentos para los usuarios. “Este modelo político y económico no contempla que la gente pueda desarrollarse en lugares como este”, dijo refiriéndose a las pequeñas localidades.
“La gente no pasa por una condición de emergencia, sino de absoluta supervivencia”, completó.

Entidades bancarias

El Gerente Regional del Banco Provincia, Daniel Calderón llevó tranquilidad a los deudores de la entidad y explicó que mientras esté vigente la situación de emergencia o desastre agropecuario, la ley impide toda ejecución judicial.
A los clientes intimados recientemente por el banco, les pidió que acudan a las gerencias a informarse.
“Les doy un diagnóstico responsable: en este momento el banco no puede dar créditos si no hay capacidad de repago. Tampoco podemos hablar de refinanciar deudas porque en las condiciones que ustedes están no van a poder asumirlas”, expresó Calderón.
“Las deudas se prorrogan a la tasa de cartera general, con una bonificación del 20% sobre los intereses. Una vez finalizada la emergencia, el productor dispone de 180 días para firmar un plan de pago por dicha deuda”, detalló.
En tanto, el gerente del Banco Nación sucursal Darregueira, Julio Bottini, mencionó prórrogas similares, pero sin la bonificación sobre intereses, al mismo tiempo que reconoció la necesidad de créditos acordes a la realidad del sudoeste bonaerense.

***

La asamblea de Villa Iris

Por Fernando Sánchez


Una asamblea que congregó a más de 200 personas ligadas al sector comercial, industrial, de servicios y agropecuario, elevó petitorios buscando la incorporación del sur del distrito en la zona patagónica.
La reunión que comenzó pasadas las 20:30 horas en el Salón Cultural de Villa Iris estuvo encabezada por el intendente; el Diputado Provincial Jaime Linares (Coalición Cívica); el Secretario de Producción Celso Castillo; el Delegado Néstor Chialva; el Gerente de la Cooperativa Eléctrica de Villa Iris, Luis Posada y la ex concejal Mabel Chentofanti.
También habían prometido ir la Diputada Nacional Virginia Linares (Coalición Cívica) y el Diputado Provincial del Frente para la Victoria Marcelo Feliú, pero por motivos laborales no pudieron asistir.
Un petitorio fue dirigido a la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, pidiéndole incorporar a la zona sur del partido en la Patagonia, otorgándole tratamiento diferenciado, considerando su similitud climática, económica, productiva y poblacional con los partidos de Villarino y Patagones.
Además, se le solicito: eximir a la zona durante tres años del pago de Impuesto a las Ganancias, Ganancia Mínima Presunta y aportes patronales.
Otra de las mociones fue obtener un subsidio de $ 30.000 para cada integrante del sector comercial, industrial, profesional y de servicios.
En ese sentido, también se pide al Banco Nación facilitar el acceso a créditos para el sector productivo y comercial, con dos años de gracia e intereses diferenciados.

A Scioli

La petición al Gobernador está vinculada a la suspensión del cobro de los gravámenes provinciales que afectan a la energía eléctrica y la derogación del Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica (PUREE); medidas tendientes a concretar el Plan de Desarrollo del Sudoeste Bonaerense y acompañar el Proyecto de Ley para incluir al sur del partido como zona patagónica.
Suspender por tres años los impuestos a los Ingresos Brutos, Sellos, Inmobiliario Rural y Urbano, y patentes para titulares de un único vehículo; articular con el Banco Provincia y subsidiar la tasa de interés en un 75%, para facilitar la obtención de créditos para el sector productivo y comercial, con dos años de gracia e intereses diferenciados.

Al intendente le piden que termine el matadero

Al jefe comunal le reclaman medidas para evitar el éxodo de habitantes de Villa Iris y San Germán, actualmente en fase terminal de la mano de la única actividad productiva: el campo.
“Habilitar el Matadero Municipal para generar puestos de trabajo y movimiento económico colateral”, mencionan.
Le piden considerar la eximición o reducción de las cuotas 5 y 6 de la Tasa por Seguridad e Higiene aportadas por los comercios y acortar el plazo de pago a proveedores locales para inyectar dinero a la alicaída economía local.

Deudas con proveedores

Cuando se refirió a las deudas de la municipalidad con proveedores de Villa Iris, el intendente aclaró que en 10 o 15 días tratará de regularizarlas.
“En Villa Iris, en concepto de tasas, la municipalidad recauda unos $ 1.400.000, pero inyecta en la economía local, a través de servicios y obras públicas, cifras superiores a los $ 3.000.000 anuales”, justificó.

La situación del interior

Jaime Linares señaló que el Gobierno nacional se ha empecinado con el sector agropecuario. “Como si fuera el enemigo público numero uno.”
Y aportó datos estadísticos: “entre 1991 y el 2001, la población de los distritos de la Sexta Sección de la Provincia creció solo el 3% y eso significa menos gente en los pueblos.
Son las consecuencias de la falta de estrategias para retener a la gente en el interior”.
Respecto de la postergada reglamentación de la Ley de Desarrollo del Sudoeste Bonaerense que propone un tratamiento diferenciado para la zona, Linares se lamentó porque, desde que al legislatura la aprobó en el 2007, “se la comió la burocracia”.
El legislador se alarmó por excesivos incrementos en las tarifas de electricidad. “En las zonas rurales llega al 125%”, informó, y los definió como “aumentos irresponsables en el momento que la gente está más complicada”.
Linares calificó como “un genocidio” la conducta del Gobierno hacia el interior bonaerense. “Los pueblos se están muriendo y la gente se termina yendo a las ciudades grandes, pero ¿a qué?”.
“Vamos a canalizar esfuerzos para ver si podemos lograr algo”, se comprometió.


Más ayuda a Villa Iris

Luis Posada, Gerente de la Cooperativa Eléctrica de Villa Iris, contó que la localidad se siente relegada respecto del resto del partido.
“Zonas como Puan y Darregueira, con una mayor producción y economía, tienen el mismo tratamiento y reparto que Villa Iris.
Se habla de zona patagónica y nosotros, estando a solo 15 kilómetros de la Pampa, sabemos que allá los jubilados cobran un 30% más. Muchos jubilados cambian el domicilio para pasarse a La Pampa”, expresó.
Por último, Posada se refirió a la lucha de la gente por salvar al pueblo.
“Si no se hace una diferenciación de zona, nuestro pueblo se muere”, sentenció.
Sobre la prórroga hasta el 31 de diciembre, para la presentación de planos de obra ante la municipalidad, Posada celebró la medida.
“Al que hace una casa en Villa Iris, debemos apoyarlo porque acá no se construye nada desde hace años. Invertir en Villa Iris parece ser mala palabra, empecemos a apoyar a la gente que abre nuevos negocios y apuesta al pueblo”.

El problema en Algarrobo

Integrantes del Comité de Crisis de Algarrobo, explicaron su relación con Villa Iris. “Nos une lo que tenemos en los pueblos: la sencillez, la honestidad y las ganas de hacer. No estoy de acuerdo con que esta sea una crisis terminal, porque esto depende de nosotros. Debemos comprender que están los mandatarios, pero también estamos nosotros que somos los mandantes. Nuestra misión es exigir con toda la fuerza, no tenemos más tiempo. Creímos en algunos y nos defraudaron”, aportó uno de los dirigentes del distrito vecino.
Otro de los productores criticó la calidad democrática e institucional. “Todo se ha ido degradando, al ciudadano se lo convoca a las elecciones y los gobernantes no cumplen las promesas. Nos venden un paquete que se pierde por ambiciones personales de poder.
Vivimos una crisis por malos manejos económicos, no le echemos la culpa de todo a la sequía”, dijo.

La Presidenta podría visitar Villa Iris

En el final de la Asamblea, el productor Juan Manuel Garciarena le pidió al intendente y a Linares que gestionen la visita de funcionarios del Gobierno nacional para conseguir ayuda.
Linares se mostró a favor de convocar al Ministro de Agricultura bonaerense Emilio Monzó y casi descartó la posibilidad de traer a la Ministra Deborah Giorgi porque, a pesar de estar al frente de la cartera agropecuaria nacional, “solo sabe del tema industrial”, aseguró.
“Se podría invitar al Gobernador e intentar también con alguien de Nación vinculado al agro”, propuso.
Por otra parte, Labarrere se mostró a favor de dejar en manos de Garciarena los contactos a nivel nacional. “Creo que él puede llegar. Por algo hizo lo que hizo”, mencionó, en referencia a las toneladas de maíz obtenidas hace unas semanas por el productor, tras gestionar ayuda ante el Secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.
López dijo que “todos los esfuerzos son válidos, yo estoy para acompañar”, señaló e insistió con la teoría de su falta de llegada al Gobierno nacional, porque lo consideran opositor.
Rápidamente, Garciarena le recordó: “tuve una pequeña puerta abierta para traer maíz. (en el Gobierno) Saben bien quién soy y cuánto tiempo estuve en la ruta. El Gobierno me parece que está más golpeado que nunca y está dispuesto a recibir a la gente de las zonas con problemas graves”, aclaró.
Y aseguró: “Voy a hacerlo público, porque el que avisa no traiciona: yo voy a invitar a la Presidenta para que venga antes del 15 de marzo. Alguna promesa hay dando vueltas. Debemos hacer algo con urgencia y por ahí podemos viajar juntos con el intendente. Esta es la peor zona del país desde Villa Iris a Patagones. Debemos hacernos ver”.
Garciarena deslizó la posibilidad de conseguir 10.000 hectáreas del gobierno de San Luis para trasladar la hacienda de esta zona hacia mejores pastos de esa provincia.
“El Gobierno pagaría el primer año de arrendamiento y después nosotros afrontaremos el gasto con la producción de esas misma hacienda.
No puede ser que una vaca nueva valga $ 300. Esto que ocurre con la ganadería no podemos permitirlo más. No se puede quemar la fábrica, porque después no la recuperamos más. Yo voy a hacer lo que pueda, cómo sea para ayudar en algo a esta zona y se lo prometo a esta asamblea”, concluyó.

Asamblea realizada el 22 de febrero de 2008.-