Rebelión en el Concejo

Qué de ironías tiene la vida. Mientras transcurría en Buenos Aires el velatorio del ex presidente Raúl Alfonsín, una parte de su partido iniciaba las sesiones ordinarias del “Honorable” Concejo Deliberante local, casi como si poco hubiera ocurrido con el emblema de la UCR.

Distintos recintos deliberativos de la región optaron por cambiar el día de su inicio de sesiones en respeto al duelo nacional. Aquí todo transcurrió normalmente a excepción del minuto de silencio dedicado a Alfonsín y un par de frases dichas por el intendente en su discurso.

La sesión, transmitida en directo por el Canal 8, seguramente indigestó a más de uno que en esos momentos estaba cenando en su casa. Y no por la mala transmisión, sino por las idas y vueltas de los concejales ante la presumible irregularidad por la reposición de concejales dentro del Frente Vecinal para el Crecimiento.

Todo comenzó con el inicio de la lectura formal de la notas referidas al decreto que anunciaba la interrupción del la licencia tomada por Néstor Chialva, concejal del FVC y actual delegado de la localidad de Villa Iris, quien solo ocupó la concejalía un par de veces al inicio de su gestión durante el 2008. Seguidamente, la secretaria del Concejo, Graciela Montemuiño, leyó una nota donde se notificaba la renuncia de la concejal Iris Martínez—edil de la localidad de Felipe Solá que integra el mismo bloque —anunciando en su reemplazo al concejal Pedro Miguel Tesio. Hasta ahí todo parecía normal o no tanto, si consideramos que Chialva desde hace dos años estaba al frente de la delegación de su pueblo.

Como es sabido, al inicio de las sesiones se realiza formalmente la lectura de las notas por suplencia o renuncias, para dar a conocer con qué concejales se realizará la sesión legislativa. Este miércoles, la apertura del período legislativo a cargo del intendente se demoró más de lo previsto a causa de los cuestionamientos que realizó el concejal Juan Carlos Carcedo, quien el lunes anunció su retiro del Frente Vecinal y la creación del bloque Unión Peronista.

Luego que la secretaria del Concejo diera a conocer la renuncia de la concejal Iris Martínez (con fecha 31 de marzo) quien además sería reemplazada por Pedro Tesio hasta el final del mandato y, la notificación de la vuelta de Néstor Chialva al concejo a partir del 1º de abril; Carcedo pidió la palabra para relatar en el recinto que el concejal suplente Edgardo Kooistra (1º concejal suplente en la lista electoral de 2007), fue avisado por teléfono en horas de la mañana del lunes 30 de marzo para que entre como suplente debido a la renuncia de Iris Martínez. Y no obstante ello, al día siguiente, recibe una nota por escrito revocando la decisión del lunes y diciéndole que no sería suplente porque Néstor Chialva, regresaba a su banca.

De esta forma, Kooistra pierde su lugar como suplente, teniendo prioridad el concejal titular de la lista, Pedro Tesio (ubicado en quinto lugar en la lista electoral del 2007) para ocupar el lugar Iris Martínez.

Los cambios así notificados desde la presidencia de Concejo se sucedieron en poco más de 24 horas. Pero el dato más importante que puede aportar claridad a las idas y vueltas en las decisiones, tiene que ver con la conferencia de prensa dada el lunes por la tarde en la que Carcedo anunciaba su alejamiento definitivo del Frente Vecinal, conformando el bloque Unión Peronista (Felipe Solá-De Narváez) acompañado por Kooistra.

Viendo la situación, podía preverse que el edil en cuestión, votaría a favor de los proyectos del disidente Carcedo y que de esta forma, el partido oficial se quedaría sin la mayoría.

Es así que Carcedo insistió durante la sesión que se tome en cuenta la primera notificación realizada a Koistra el 30 de marzo, fundamentado en que la vuelta de Chialva fue posterior, y que no correspondía que el concejal Tesio esté ocupando la banca en el Concejo. Ya que por teoría, desde el momento del aviso—que no fue por escrito— Kooistra ya estaba en funciones haciendo el reemplazo a la renunciante Iris Martínez.

¿Dos renuncias?

Sin embargo a este conflicto se suma otro. Desde la presidencia se informó que la edil no había renunciado formalmente el lunes, sino que lo había hecho vía e-mail y que el 31 lo hizo por carta.

Desde el oficalismo, Ustarroz explicó que el aviso telefónico a Kooistra se hizo por la “premura del momento” y reconoció que el día treinta de marzo llegó una carta vía correo electrónico donde Iris Martín daba a conocer su renuncia, mientras que pedía a la Secretaría del HCD que imprima su nota.

Todo lleva a la duda y hace pensar si realmente la concejal había presentado o no la renuncia el 30. O si luego de la conferencia dada por Carcedo, la renuncia se “mudó” de día.

Así, dadas las circunstancias, a la polémica se sumó la vuelta inesperada de Chialva, luego de dos años de licencia y ejerciendo su función al frente de al delegación de Villa Iris. Ahora tampoco quedó claro hasta cuándo el villaerense se mantendrá en su banca del Frente Vecinal.

Mientras, la sesión se extendió más de la cuenta, a causa del cuarto intermedio que pidieron los bloques para estudiar la documentación presentada por la edil renunciante.

Al regreso del cuarto intermedio, se reinicia la sesión y se leen las dos notas de Martínez, la presentada el lunes sin firma –por correo electrónico—y la formal, presentada el martes 31 de marzo. Carcedo propone reanudar el debate luego del discurso de López.

El inesperado CD

De esta forma, el Jefe Comunal pudo leer su discurso, pero ya en un visible estado de nerviosismo. En la introducción recordó a Alfonsín como a “un hombre bueno, honesto y que la ciudadanía mayoritariamente respeta y considera el padre de la Democracia”. Después ingresó al terreno político y dijo: “Algunos ya están en campaña electoral a pesar que falta un mes para que legalmente comience y han iniciado un intento de desprestigio de nuestra gestión y de mi persona”.

Acto seguido, entregó un CD a la presidente del Concejo Deliberante, Marta Palmieri. “Es el audio de una entrevista realizada en una radio de Darregueira a un Concejal de este Cuerpo, en donde pone en duda si mi gestión aguanta una auditoria como la de Astorga y pone incertidumbres sobre el accionar del Bloque de Concejales del Frente Vecinal y de la honestidad de nuestras actividades. Quiero invitar, y que quede constancia en actas a este HCD, y a ese concejal en particular, a que realicemos una auditoria sobre nuestra gestión, no se puede, por ley, pagar con recursos del Estado Municipal, pero yo pago el 50 % de la misma, de mi bolsillo. Invito a los Señores concejales que de su propio bolsillo abonen el 50 % restante. En especial al Concejal que quiere hacer política sobre mi honor y mi honradez. Si el resultado es que no hay ninguna malversación será en la Justicia donde nos veremos”, la escena así presentada se desarrolló ante un numeroso público, integrado por empleados y funcionarios municipales, además de los confundidos espectadores de la TV local.

Reinicio con homenajes a Alfonsín

Luego del discurso de López, se reanuda la sesión sin el público que acompañaba al intendente pero con la presencia de alumnos del Instituto María Susana que por primera vez concurrían al recinto a observar la labor legislativa.

Antes de continuar con el debate, el presidente del PJ-FPV, Pedro Bleile, leyó unas palabras en homenaje al ex presidente radical Raúl Alfonsin. “Sin lugar a dudas el país ha perdido a una persona ejemplar, defensor de los derechos humanos y como se dijo en algunos medios extranjeros fue el primer Nüremberg argentino por llevar los comandantes de la Junta Militar a juicio. Fue una persona con grandes valores democráticos y defensor de las instituciones y del pueblo argentino”, remarcó.

Al homenaje también se sumó el concejal Carlos Díaz (ARI) y dijo: “A los verdaderos políticos los trasciende sus palabras y sus acciones. Ese ha sido el caso del ex presidente Raúl Alfonsín. Una persona honesta, con convicciones con lo cual la historia lo colocará en el lugar que corresponde por haber sido el defensor de la democracia con firmeza en un momento difícil como ha sido la salida de la dictadura”. Y recordó una frase de Alfonsín: “Democracia es vigencia de la libertad y de los derechos, pero que también es la igualdad de oportunidades y distribución de equitativa de la riqueza, los beneficios y las cargas sociales. Tenemos libertad pero nos falta la igualdad.”

Desde el bloque del Frente Vecinal –integrado por militantes del radicalismo—no hubo expresiones al respecto.

Otra vez el debate

Cuando se retoma el debate que había quedado suspendido para dar lugar al discurso del Intendente, Carcedo explicó: “Creo que no quedó clara la legalidad y la transparencia en lo acontecido. Por eso, yo hacía moción para que se vote en el recinto cual de las dos posiciones era la correcta. Si la presentada por la concejal Ustarroz o la presentada por mí, era la que tenía validez. O se quedaba Kooistra o se quedaba Pedro Tesio. Mi pedido era que Kooistra ocupara la banca dejada por Iris Martín.”

Desde el oficialismo, Ustarroz insitió en que la “legalidad de los actos” era “correcta” y que “de última” el Tribunal de Cuentas será el encargado de decir quien tiene la razón, considerando que les dará “un tirón de orejas” porque no hay nada que cuestionar.

Juan Carlos Carcedo, vuelve a reforzar la importancia de la nota que le enviaran a Kooistra que cambiaba la directiva y dejaba sin efecto la notificación dada el 30 de marzo. Ya que además de confirmar la supuesta equivocación administrativa, daba por sentado que en verdad existió un primer aviso que convocaba a Kooistra a realizar la suplencia.

Lorena Ustarroz pidió disculpas a los bloques y al concejal, por el “error administrativo.”

Por último, el Dr. Amato –del bloque Frente para la Victoria- pide un cuarto intermedio.

Sin quorum

Al regreso del cuarto intermedio, todos los bloques de la oposición deciden retirarse del recinto porque además de las irregularidades en la renuncia de Martínez, aparece otra: la falta del decreto que dictaminaba la renuncia como delegado de Villa Iris al concejal Chialva.

Ustarróz reconoce la inexistencia del comprobante. Como es sabido, ninguna persona puede cumplir dos cargos públicos.

Para que Chialva ocupara su banca, era preciso un decreto que certificara su renuncia como delegado. Aunque, no estaba en el recinto tal certificación.

En medio de tanta desprolijidad, los ediles deciden retirarse en pleno cuarto intermedio, imposibilitando la continuidad de la sesión para tratar los temas del día.

Las bancas quedaron vacías ante la mirada desconcertada de los ediles del Frente Vecinal y el asombro de los alumnos del Instituto María Susana que al día siguiente, analizarían el desenvolvimiento del HCD en la materia “Construcción ciudadana.”

Por último, la presidencia no dio conclusión a la sesión ni convocó a la reanudación de las sesiones para la semana próxima, quedando la sesión en cuarto intermedio hasta nuevo aviso.

Estos hechos sumaron más desprolijidad a un recinto que debería ser el corazón de los reclamos de la comunidad, y no un apéndice del ejecutivo.


Bancas vacías. El recinto sin los concejales del FPV-PJ,
Unión Peronista, Compromiso K y
ARI.