Capacitación en Planificación y Diseño de Exhibiciones

En las salas temporarias del Museo Ignacio Balvidares se llevó a cabo una Capacitación en Planificación y Diseño de Exhibiciones, a cargo de la Licenciada en Museología, Diana Mondragón, dependiente de la Dirección Nacional de Patrimonio y Museos de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación.

“El curso es una capacitación en Planificación y diseño de Exhibiciones que forma parte de un programa de la secretaría de Cultura de la Nación sobre distintas capacitaciones para rescates de bienes muebles. La organización estuvo a cargo del Museo y de Gonzalo Iparraguirre. Tuvimos una convocatoria fantástica porque participaron profesionales de toda la región y de las ciudades de Buenos Aires y La Plata”, relató la licenciada Diana Mondragón.
“El curso fue enriquecedor, tanto para los alumnos como para mí, sobre todo porque las personas que trabajan en museos aportaron sus problemáticas e inquietudes”, expresó en relación al resultado de la capacitación que se realizó los días miércoles y jueves de la semana pasada.
Sobre las técnicas adecuadas para la exhibición, explicó que “no se parte tantos de los errores, sino que se toman en cuenta aquellos ejemplos que están bien hechos.”
“A veces uno como docente puede estar tentado de mostrar ejemplos del extranjero porque son maravillosos, pero me parece más importante hacer un anclaje de nuestra realidad. En cuanto al material didáctico, utilicé ejemplos de museos provinciales y nacionales, además de la teoría sobre los diferentes aspectos que componen esta complejidad, donde intervienen cuestiones referidas al mensaje, al tipo de vitrina, color e iluminación”, detalló.
Consultada por como ve al Museo Ignacio Balvidares, dijo: “Está muy bien y con mucho potencial para mejorar en algunos aspectos, pero es resaltable su extensión cultural por todas las actividades que realizan con los chicos de las escuelas y también con los adultos.”
En cuanto a los tres elementos básicos que no deben faltar en una muestra museográfica, remarcó: “Primero la misión, es decir, para qué es la muestra y no entusiasmarnos con hacer exposiciones sobre temas que no tienen que ver con el lugar; segundo, tener en cuenta cuál es el mensaje que quiero dar sobre un objeto porque pueden haber muchas visiones sobre un mismo elemento y tercero, todo lo que conlleva el poder honrar la exposición. Los objetos no pueden estar desperdigados en una vitrina, deben formar parte de un conjunto articulado para dar el mensaje.”