Caminante, no hay camino, se hace camino al andar


El escritor y fotógrafo de Mar del Plata Juan Villarino ofreció una charla donde contó sus experiencia tras recorrer 44 países de Europa, Asia y Medio Oriente exclusivamente a dedo. La idea: retratar la hospitalidad y vida cotidiana de los habitantes de cada país.

Por Fernando Sánchez

Juan Villarino tiene 31 años, se lo puede definir como un escritor viajero con una original manera de recorrer el mundo. Anda a dedo para retratar formas de vida y la hospitalidad.
Su aventura lo llevó por 44 países. Recaló en sitios sobre los que muy poco se sabe como Afganistan, Irán e Irak.
Su empeño era desmantelar estereotipos mediáticos que daban como verdades absolutas el espíritu violento de esos pueblos, sus permanentes guerras, o el desierto y la aridez infinita.
Y lo logró.
No solo vio de cerca la amabilidad de la gente, sino que valores como la solidaridad se multiplicaron en cientos de actitudes.
“Haciendo dedo pude ver paisajes de ensueño. Irak no solo es arena”, dijo
En una ruta de Irán junto a dos compañeros (un holandés y una catalana) que circunstancialmente se habían sumado a la travesía, nos pasó algo increíble.
Venían dos autos con varios integrantes de una familia y se detuvieron. Los ocupantes de un vehículo se subieron al otro y un poco apretados siguieron viaje. Mientras tanto, el chofer del auto que había quedado vacío nos invitó a seguir hasta la ciudad hasta donde él iba”, contó
Este tipo de anécdotas fueron sucediéndose durante la charla “Caleidoscopio de un caminante, una vuelta al mundo a dedo”, el lunes 3 de agosto en las salas del Espacio Cultural El Mercado; y organizada por la Dirección de Cultura y la Asociación Cultural Atahualpa Yupanqui.

En el eje del mal

Los relatos iban acompañados por fotografías que todo el tiempo hicieron viajar al auditorio hacia los lugares más recónditos del planeta recorridos por Juan durante 27 meses, contados entre 2005 y 2007.
El público también vio y pudo comprar la obra “Vagabundeando por el Eje del Mal”, escrita por Juan para registrar las crónicas del viaje por Irán, Irak y Afganistán, países alguna vez bautizados por el ex presidente Bush, como integrantes del “Eje del Mal”, verdaderos semilleros de terroristas.
“Pude ver gente normal, que trabaja, le gusta el fútbol, van a la escuela, y lleva una vida normal como en cualquier otra parte. Es más, allá viven las personas más hospitalarias que conocí en todo el viaje.
Son regiones convulsionadas pero no como se quiere hacer creer desde algunos medios de comunicación”, aseguró
Este año, el texto de Juan se convirtió en el más comprado en la Feria del Libro de Mar del Plata, y será editado por Editorial Del Nuevo Extremo.

Con la Maga a todas partes

Este caminante marplatense formado en psicología, anda por el mundo con la sola companía de su mochila, a la que bautizó “La Maga”, en alusión a la novela “Rayuela”, de Julio Cortázar.
Juan fue designado como embajador turístico de su ciudad y comenzó su periplo a dedo el 1 de mayo de 2005, cuando abordó un velero hacia Escocia en Belfast (Irlanda del Norte).En esa ciudad había trabajado para hacerse de algo de dinero y comenzar su recorrido. Su última escala en Europa fue Turquía, el nexo entre dos mundos: el europeo y el musulmán.
Cruzó Irak, Irán y Afganistán a dedo, no sin antes vivir experiencias que, como él confiesa: “te despojan de prejuicios occidentales”.
En Asia conoció China y terminó su raid en Tailandia.
Cada lugar lo vio arreglarse para sobrevir. Escribía sus crónicas en inglés, las imprimía, fotocopiaba y armaba libros que vendía a turistas.

Tomando mate en Siria

Algunas rarezas y curiosidades del viaje asombran, por ejemplo, en Siria son adictos al mate porque muchos inmigrantes de esa nación vinieron a Argentina en el siglo XX, y cuando retornaron a su país se les pegó la costumbre, que rápidamente se difundió en esas lejanas tierras.
Juan protagonizó eventos absurdos: entró en Irak de noche, como un vagabundo, dio lecciones de autostop (hacer dedo) en el Parlamento de Kurdistán y tomó el té en campos minados. Fue cartero, aprovisionó su mochila en una base norteamericana en Afganistán, y pernoctó con la resistencia intelectual al régimen de Khomeini en Irán.Sus crónicas han sido seguidas por miles de lectores en artículos publicados en revistas y diarios argentinos y del exterior.
www.acrobatadelcamino.com es el blog de viajes más leído en América Latina, está tercero en el ranking mundial para blogs de viajes en español de Facebook. Su labor por el entendimiento intercultural le ha valido el reconocimiento como orador del Rotary Club y del Movimiento Mundial para la Salud de los Pueblos (MSP). Juan financia sus viajes mediante la venta de sus libros y fotografías. Su próximo desafío será unir Argentina y Alaska, mitad en bicicleta y mitad a dedo.

Más que una foto un encuentro entre argentinos en Capadoccia, Turquía

Mientras exploraba la zona vi a la distancia unas clavas volando… Alguien hacia malabares y tambien se escuchaba musica. Trepe hasta las grutas para ver quienes eran…. Y era el ‘Bıke Circus’.
Son 9. Cuatro americanos, (el tejano Chanin toca el bandoneón, el de New Orleans el contrabajo, otro la flauta, otro el violin,etc) dos italianos (Piero y Simone, uno parece Mario Bross, lo juro, el que toca el Tablao. El otro esta todo el tiempo dibujando y diciendole ‘italiano stupido’ a su compatriota), una canadiense de Quebec (Marie Elıse, violinista, gimnasta, voz estilo J.Joplin, la del sello rojo en el pasaporte que no puede entrar en Europa por no se cuantos anios) un aleman (guitarra) y la ultima integrante…
… la última integrante cuando subí estaba haciendo la vertical dentro de una de las capillas en ruinas de las que aun se notan los arcos y altares. Me preguntaba de donde seria hasta que se puso a cantar:
‘Voy caminando por el aire’… De donde sos? Pueden creer que Rocií era de Ramos Mejía o primero que nos preguntamos despues del prolongado abrazo fue…. ‘Che, tenes yerba?” …Continuá leyendo la historia en Acróbata del Camino