Cuando generalizar es una conveniencia

El intendente López, mediante una carta, respondió a un pedido de comunicación elevado por los ediles del PJ hace dos semanas y consensuado por todos los bloques -incluso por el propio Frente Vecinal-.
Los concejales cuestionaban las ausencias de los médicos de los pueblos de 17 de Agosto, Felipe Solá y Bordenave, al momento de cubrir guardias en los hospitales de Villa Iris y Puan.
El petitorio surgió por quejas de un vecino de la localidad de Felipe Solá que, cuando ocurrió el temporal de nieve, se quedó sin atención médica porque el facultativo se encontraba de guardia en el nosocomio de Villa Iris, quien no pudo regresar a su pueblo debido a que los caminos estaban intransitables.
Ahora el Jefe Comunal cuestiona algunos conceptos expuestos por los ediles en el pedido de comunicación y dice que los médicos de los pueblos citados no hacen guardias activas si no pasivas; cuando la discusión en cuestión está centrada en la ausencia de los profesionales en los pueblos.
Y luego explica su visión de cómo debe procederse en la toma de decisiones.
“Quienes fuimos electos por los ciudadanos de todo el distrito debemos tener una cosmovisión de los problemas si por el pedido un vecino de un pueblo determinado, tomamos decisiones que afecten a los vecinos de otras, estamos violando la primera máxima de cualquier gobierno que se basa en gobernar desde la generalidad hacia la particularidad y no viceversa.
Intuyo entonces que frente a la escasez de médicos que hay, ustedes están diciendo que preferimos que Puan y Villa Iris queden sin médico de guardia antes que le restemos a Felipe Sola o 17 de Agosto. Es mi intención aclarar que las dos localidades quedan con médicos de guardias pasivas es decir, que no quedan totalmente libradas al azar.
Entonces yo me pregunto: ¿dónde van más pacientes en la guardia? ¿En 17 de Agosto, en Felipe Solá o en Puan y Villa Iris? Y por lo tanto, ¿a dónde debemos encausar los escasos recursos disponibles?”

En la sesión del C.D, 26 de Agosto