Karina Rabolini y María del Carmen Cardo entregaron subsidios a instituciones del distrito

Hoy por la mañana, las titulares de la Fundación Banco Provincia, Karina Rabolini y Maria del Carmen Cardo de Ballestrini, visitaron nuestra localidad para hacer entrega de subsidios y doanciones a distintas instituciones del distrito.

Las donaciones se realizaron en el marco del Programa Comunidades Solidarias que tiene como objetivo fortalecer los ámbitos abocados al desarrollo de la educación y la salud.
La asistencia de la Fundación, consistió en la entrega de un subsidio por 25.000 pesos para el equipamiento del quirófano del hospital de Villa Iris; elementos para informatizar todas las unidades sanitarias y hospitales del municipio; enciclopedias del diario El País para nueve bibliotecas populares; subsidios de 5.000 pesos cada uno, para el comedor Alas Puanenses, la comisión de Cultura de Villa Iris y el comedor Manos Solidarias de Darregueira y dos laboratorios informáticos para la escuela Nº 15 de San Germán y el Instituto San Felipe de Felipe Solá.

En el Comedor Alas Puanenses

Visita Solidaria

Karina Rabolini y María del Carmen Cardo, llegaron al Aero Club de Puan a las 11 horas, donde fueron recibidas por la recientemente electa diputada provincial, Analía Richmond, el intendente López y la presidente del HCD, Stella Krieger.
El itinerario de las visitantes comenzó en el comedor Alas Puanenses. Allí, fueron agasajadas con tortas fritas por el personal del lugar, posaron para las fotos y atendieron los pedidos de algunas instituciones. Directivos del Centro de Estimulación Temprana y la presidente del Taller Protegido Crecer de Puan, Nuri Stoessel, les acercaron petitorios para lograr mejoras en las sedes de dichas entidades.
La entrega formal de los subsidios y donaciones se realizó en el recinto del Concejo Deliberante, ante la presencia de funcionarios municipales, concejales y miembros de las instituciones favorecidas por la fundación.
El intendente López fue el encargado de realizar la apertura del acto dando la bienvenida a las visitantes. “Estamos viviendo un momento muy difícil y fortalece poder encontrar lugares en donde se asiste a partir de que se comprende lo que estamos pasando. Más cuando los objetivos están vinculados a temas como la salud y como la solidaridad por encima de encima de todo esto como valores tan importantes para poder afrontar la adversidad realmente reconforta”, expresó.
“Hace 45 minutos que están en tierra, y yo he podido percibir una predisposición y sencillez que a veces los que vivimos en el interior nos parece que no es patrimonio de las figuras públicamente conocidas. Sin embargo, ellas han estado nutridas de estos valores y me han movilizado por el cariño con que han tratado a las personas que trabajan en el comedor comunitario”, describió López en alusión a las representantes de la Fundación.

La responsabilidad de ayudar

La presidente de la fundación Banco Provincia, Karina Rabolini, se dirigió a los presentes evocando su ingreso a la organización. “Cuando Daniel me pidió que me haga cargo de la Fundación, yo entré casi en pánico, pero pedí que me acompañe María del Carmen porque es una mujer que tiene mucha experiencia en el ámbito social y es una gran compañera”, relató.
“Nuestra función y responsabilidad es ayudar. Sabemos que se necesita colaboración en todas las áreas, pero nosotros cuando empezamos a caminar la provincia vimos que la mayor urgencia estaba dada en la salud y la educación. La gente puede recurrir en nuestra ayuda si a nuestra alcance y dentro de nuestro presupuesto y si requieren de más tratamos de derivarlos
“Tratamos de trabajar con microcréditos muy accesibles y en los cuales tratamos de que las personas vayan adquiriendo conocimiento y preparación en el proyecto; porque si esa persona pide un crédito y fracasa, después es muy difícil que se quiera volver a incorporar. En este sentido nosotros trabajamos con otras fundaciones para la capacitación y acompañamiento para el microcrédito”, explicó.
Dentro de la misma línea de trabajo, la fundación lleva adelante el plan “Comunidades Solidarias” con el fin de realizar tareas de prevención de la salud en la población. “Los sábados visitamos los municipios y llevamos odontólogos, ginecólogos y pediatras que atienden en los colegios a los que ese día, son transformados en consultorios. Mientras, en las plazas se desarrollan festivales para que los chicos se entretengan y las madres puedan hacerse los chequeos médicos”, narró.
Otro de los programas que desarrolla la Fundación, es la informatización de los hospitales de la provincia de Buenos Aires. “Hasta el momento la recopilación de las historias clínicas de los pacientes se hacía manualmente, ahora, buscamos que todos los centros sanitarios estén informatizados para agilizar los pedidos de turnos y el médico, tenga en el momento la historia clínica del paciente. Esto surgió a raíz de que algunos hospitales del Conurbano se encuentran colapsados”, detalló.
“También estamos arreglando las salas de espera de los hospitales y a través de un convenio con las penitenciarias, se arreglan muebles del Banco Provincia que luego son donados a las instituciones que los necesitan. Además, donamos a las escuelas, laboratorios informáticos de 10 computadoras cada uno”, agregó Rabolini al finalizar su discurso.

El Conurbano y el interior

Por su parte, la vicepresidente de la Fundación Banco Provincia, María del Carmen Ballestrini, relató que trabajan “muchísimo” en los distritos del Conurbano Bonaerense y que ahora, “descubrieron el sentido de pertenencia” que tiene la gente del interior de la provincia. “Es algo que no se tiene tanto en el Conurbano, donde llega gente de tantos lugares y de países linderos. Así que es muy cálido llegar al interior porque todos tienen una pertenencia al lugar y se conocen. Recién venimos del Comedor Alas Puanenses y es como si fuera la cocina de la casa porque tiene la calidez de su gente”, describió.
“Sabemos que es muy difícil la situación del distrito de Puan, y estamos muy concientes de la situación que están atravesando y en lo que podamos ayudar desde la fundación, lo vamos hacer”, afirmó.
“La fundación sirve como articulación entre lo privado y lo estatal. Nosotros con nuestra llegada podemos traer dinero que viene de los ministerios del gobierno provincial y a la vez, entregar libros a las bibliotecas que fueron donados por el diario El País. Nos da mucho placer ser el eje entre las empresas privadas y el gobierno y así llegar a cubrir necesidades de las distintas localidades”, remarcó.

Obsequios y visita al Hospital Municipal

Al finalizar las entregas de subsidios y donaciones, las representantes de la fundación recibieron plaquetas en agradecimiento por la visita y ramos de flores por parte del Municipio.
Antes de partir, Karina Rabolini y María del Carmen Cardo, visitaron el Hospital Gobernador Ugarte y el Hogar Melvin Jones.