La UCR de Puan busca una nueva conducción

En la siguiente entrevista, Carlos Simón analiza la actual situación política y económica del distrito y repudia el nuevo plan del Municipio que premia con sorteos de 5.000 pesos mensuales a los deudores que cumplan con el sistema de refinanciación.
El dirigente radical dijo que “las necesidades del distrito son tremendas” y la economía “está destruida con previsión y desarrollo en cero.”
También anunció que reorganizará el radicalismo del distrito a partir del mes de octubre, porque según expresó: “los radicales reclaman el liderazgo de la UCR en el distrito de Puan”

-¿Cuándo comenzarán a reunirse?

-En la primera quincena de octubre realizaremos reuniones con todo el radicalismo del distrito. Nosotros vamos a ir reorganizándonos para las próximas elecciones. Hoy el radicalismo forma parte de un Frente Vecinal y nosotros queremos un partido puramente radical, es por eso que vamos a presentar nuestros propios candidatos.

-¿El grupo ya está constituido?
Sí, somos entre 40 y 50 personas que vamos a ir trabajando y creemos que el resto de la gente se irá acercando. Como todos los proyectos, esto irá de menor a mayor. La iniciativa surgió por el reclamo de los radicales que están pidiendo el liderazgo de la UCR en el distrito, porque hace muchos años que el partido no tiene convocatoria.
Entonces, nuestra idea es hacerlo a través del partido o sino en forma paralela, para realmente tener un radicalismo definido.
Lamentablemente, hemos perdido la conducción y aquella UCR que en sus comienzos tenía proyectos a futuro.

-¿Habló con el Intendente sobre esta iniciativa?
-No. Después de mi renuncia como concejal del FVC, no tuve más contactos con él. Tampoco fui invitado a la última reunión del radicalismo realizada en Puan.
Por eso, decidí tomar otro rumbo, porque si hacen una reunión a nivel distrital en el Sub-comité, que fue conformado por aquellos que tuvimos gran participación a nivel institucional, y no nos participan, sabemos lo que debemos hacer.

-¿Van a esperar a las elecciones internas y presentarán una lista propia?
-Si sigue el Frente Vecinal, no creo que haya alguna interna. El Frente seguirá por su lado y nosotros por el nuestro. Después se verá el panorama político a nivel seccional, pero por ahora el objetivo es consolidarnos a nivel distrital porque la gente está reclamando cambios en todos los niveles.
En estos años desapareció el grupo de la juventud y la dirigencia que trabajaba en la UCR. Antes en Puan éramos alrededor de 30 personas y hoy no quedó nadie. Estas personas eran representantes de instituciones y aportaban su trabajo al partido y a la sociedad en cuanto a necesidades e inquietudes. Hoy estamos totalmente huérfanos y disconformes.

-¿Qué opinión tiene de las últimas elecciones legislativas?
-Fue algo totalmente atípico y también creo que fue la peor elección que hizo el Frente Vecinal.

-Sin embargo logró ingresar seis concejales…
-Sí…si mirás la primera página. Pero si das algunas vueltas de página, te darás cuenta que el porcentaje disminuyó muchísimo y, a diferencia de elecciones anteriores, se presentaron varias fuerzas políticas. Por eso creo que con un 32 por ciento no es una elección válida. Si de cada 10 personas, a vos te votan 3 siendo oficialismo, tenés siete que no te están votando. Esto que parece tan matemático, hace ver que para el Frente, no fue muy positiva la elección.

-Y el 60 por ciento de la gente que no votó al oficialismo se queda sin representación en el Concejo Deliberante y eso quizá responde a un sistema injusto.
-Además preocupa la gravedad que eso implica en el desarrollo de un pueblo, cuando las conducciones no son medianamente concordantes. Porque si hay un desacuerdo en una elección legislativa, imagínense cuando llegue la presidencial y la municipal. Esta última elección fue pésima y creo que el señor Intendente y sus colaboradores habrán hecho el análisis político y sabrán de lo que hablo. Fue la peor elección del Frente y de este Intendente que hoy está de turno.

-Pasaron varios meses de tu renuncia a la banca del FVC, después de todo este tiempo… ¿Está conforme con su decisión?
-Con mi decisión estoy totalmente conforme. En un momento estuve arrepentido por la gente que había confiado en mí, pero no podía trabajar en lo que me gusta y cumplir con los proyectos para Puan, creo que tomé la mejor decisión de mi vida.
La gente sabe, yo no he cambiado y esta política que se está desarrollando no me sirve y no me servirá jamás. Yo aplicaría otro tipo de política, pero tal vez la política moderna sea esa. Aunque está claro que no nos sirvió ni a nivel local, provincial ni nacional.
Las necesidades de nuestro distrito son tremendas. Tenemos una economía destruída con previsión y desarrollo cero. No entiendo este modo de hacer política, creo que si hubiera seguido me enfermaba. Soy una persona simple y quiero empezar un trabajo y terminarlo, tratar que todo el mundo pueda seguir adelante. En un momento, cuando hacíamos las reuniones, se había planteado el objetivo de que, estos últimos cuatro años de López Intendente, la gestión se enfocaría hacia la producción. Hace muchos años que se está apuntando a lo mismo, con un montón de personas que son despedidas a mansalva. Esto se podría haber previsto.
Además, están enviando notas a los contribuyentes, los apuran cuando el distrito está en desastre y emergencia agropecuaria. No hay tolerancia. Hay personas solas, su único bien es una vivienda precaria, les están mandando intimaciones con abogados y la gente se desespera. Hasta tenemos llamados para ver qué pueden hacer.
Creo que esta gestión agarró un rumbo muy equivocado. Cuando son las elecciones, recorren casa por casa para entregar la boleta electoral, lo mismo se debe hacer con los deudores de tasas. Hay que visitarlas para conocer sus problemas, porque sino ponemos en peligro la salud de la gente. Hay quienes están muy preocupados por las intimaciones injustas.

-¿Cuál es su opinión sobre el plan de refinanciación de deudas que presentó el Municipio?
-Es un tema que todavía no puedo definir si es de este planeta. Hacen un convenio de pago para aquellos deudores de la municipalidad donde se pacta una entrega de un 30 por ciento de la deuda y el resto en 12 cuotas. A su vez, si cumplen con el plan, ingresan a un sorteo mensual de 5.000 pesos. Ahora yo me pregunto… aquella otra gente que paga y está al día, ¿qué premio recibe?
Creo que estamos atando los caballos al revés del breque. Y si ubicás el caballo al revés, no podés avanzar.
Si los que no pagan tienen premio, pobres aquellos con todas las tasas al día.

-¿Cuál sería su propuesta?

Antes que nada, no hay que llegar a 12 millones de deuda. Previamente a las elecciones, no se habló de esa deuda ni de los morosos de las cuotas de viviendas. Los problemas hay que decirlos antes y después de las elecciones. No se puede barrer la basura debajo de la alfombra y luego sacar toda la mugre junta. Y esta actitud causa todo estos efectos.
Hay personas mayores que no pueden pagar la tasa de barrido y limpieza. Lo único que hacemos es engordar al abogado de turno para mandar todas estas intimaciones de pago.
Deben eximir a aquellas personas que solo tienen un rancho.
Tendrían que haber cobrado las deudas de otra forma y no caer en un saco roto, para implementar acciones de golpe porque carecen de fondos.
Ya se sabía que a la municipalidad le faltaba dinero, porque la deuda de $ 12.000.000 no es de hace un año atrás, viene de hace tiempo.
Volviendo al sistema de premios, creo que es una suma abultada porque significan 60.000 peso al año. Todavía no sé como el Concejo Deliberante aprobó este proyecto del Ejecutivo.

-¿Habló con algún concejal sobre este tema?
-No, pero realmente no sé qué me hubieran contestado, porque para eso no sé si tienen respuestas.

-¿Cómo ves el futuro?
-El futuro es totalmente incierto y nosotros no somos la excepción. Los sueldos municipales se están cobrando de forma parcial y si hay tantas deudas, tampoco podrán pagar a los proveedores.
Hace un tiempo, el Municipio había presentado un plan para que las empresas tomaran empleados municipales y aquellos de planes sociales. A cambio, la municipalidad se hacía cargo de pagar los aportes previsionales por 120 días. En una reunión dije que no iban a aceptar porque el proyecto solo cubría las necesidades de tres meses. Cuando no hay desarrollo, ¿cómo hace un empresario para seguir manteniendo a ese personal?
El plan fracasó y lo lamento muchísimo, más allá de lo político.

-Seguramente después de escuchar la entrevista, habrá gente que dirá “qué sale a hablar Simón si se fue”… ¿Qué les diría?
-No, yo me fui por dos razones: por mi estado de salud y porque no comparto en lo más mínimo todo lo hecho en el tiempo que estuve en el Concejo Deliberante. Pero yo ya no compartía con el Intendente muchos aspectos de la política. No sé si lo mío es mejor. Yo soy diferente y no me gustan estas tácticas políticas. Soy más práctico.
Seguramente, alguien va a salir a contestar sobre mis declaraciones, pero quiero que se entienda que no hago leña del árbol caído.
Me extraña que nadie saliera a hablar de todos estos hechos. En Puan están prohibidas las loterías y por otro lado para premiar el cumplimiento del plan de refinanciación de deudas, estamos haciendo una timba.

-¿Está dispuesto a dialogar con el Municipio?
-Sí, totalmente. He hablado con algún funcionario y le dije que esto es un horror, porque no podemos darle premios al que es malo, premiemos al que es bueno. O sino, no le demos premios a nadie y que pague todo el mundo.
Este sistema me hace acordar a la AFIP que también sortea un auto mensual para aquellos contribuyentes cumplidores, pero estamos muy lejos de la AFIP. Estamos en una municipalidad donde realmente esos 5000 pesos le harían falta a alguna institución o a ellos mismos para cumplir sus obligaciones. Es bochornoso.

-¿Qué observación hace de las políticas nacionales?
-Si entramos en este tema, todos los días vemos anuncios que no se cumplen y que nos traen malos recuerdos. Sé que nos influye en el desarrollo productivo del distrito, pero eso se relaciona además con todo lo que hagamos por nuestra región. En estos momentos hay que fijar prioridades, ver que no es una época para tener auto, casa y dinero. Hay que tratar de mantener la vivienda y tener las cuentas al día. A veces no hay que esperar tanto del Municipio, de la Provincia o la Nación.
Nunca llovió dinero y ni nos va a llover. La plata se hace trabajando, porque para nuestros padres y abuelos, tampoco fue más fácil.

-Sabemos que usted recorre la zona, ¿Qué emprendimientos ve que se desarrollan en otros lugares y podrían aplicarse en Puan?
-Siempre tuve la idea de instalar un molino harinero y en algún momento con la Cámara de Comercio, hablé de la construcción de un frigorífico. Hay muchas cosas para hacer, desde una bloquera a una fábrica de ropa o criaderos de pollos y cerdos. Pero acá los emprendimientos comienzan y se dejan, no progresan. A la gente hay que guiarla y asesorarla en el transcurso del proyecto.
A veces no hay personas con coraje, y tener tantos empleados en la municipalidad no sé si no es malo…pero sé que la exigencia agudiza el ingenio.
En momentos de crisis hace falta sensatez. La política tiene que ver mucho con el desarrollo porque nos ayuda a marcar el rumbo.

Entrevista emitida en La Brújula-99.9- Por Fernando Sánchez-