"Y vuelvo a empezar"

“Notas con gusto a querencias que acunan recuerdos que no he de olvidar, libra mi alma puanera, sueña mi corazón entretejiendo nostalgias y reverdeciendo mi amor”, reza la zamba de César Michelutti y que fue interpretada por José Palma y Rodrigo Schmitz en la presentación del CD “Y vuelvo a empezar”.

El alumno, Rodrigo, agradeció a su profesor, José, por haberlo guiado en el camino de la música. Este fue, uno de los momentos más significativos de la presentación del joven cantautor puanense.
El espectáculo que se inició a las 21 horas del viernes 25 de setiembre, se desarrolló en el Espacio Cultural El Mercado y contó con la presencia de músicos locales tales como Néstor Castaño, quien realizó un repertorio de clásicos de la música romántica.
“Estoy aquí en la presentación de Rodrigo porque siempre me gustó acompañar a los jóvenes que deciden transitar esta carrera artística. Rodrigo desde chiquito siempre estuvo interesado en la música, investigando y aprendiendo. Este es el primer paso de una carrera interminable donde constantemente se aprenden nuevas cosas. Ojalá que surjan más chicos interesados en la música, porque es lo más lindo que puede sucederle a una persona”, expresó.
Laura Ochiodoro, también se sumó al espectáculo con temas de Patricia Sosa y Mariah Carey, dándole el toque femenino al evento.
Yiyo Cicerone, trajo con su voz el ritmo de la chacarera, a pocos minutos del show de Rodrigo.
Después, el telón se abrió para mostrar un escenario hecho entre amigos. Fausto Vercellino con su arte multifacético, colmó de sonidos el ambiente a través de su voz, la guitarra y la armónica. Con igual talento participaron en percusión, Sergio Varela de General Cerri; en teclados, Javier Tácari; en batería Leonel Amillano y José Palma en voz y bajo.
Rodrigo inauguró su participación con agradecimientos, después su arte fue cubriendo las sensaciones de los espectadores que aplaudieron en cada canción.
Demostró su calidez, profesionalismo, sencillez y simpatía. Tres valores importantes para el comienzo de una carrera artística.
Hubo muchos momentos emotivos. Únicos. Santiago y Fausto. El primero en percusión y el segundo en voz y guitarra. Además de otros tantos instantes, como el que cito al comienzo de esta crónica, Rodrigo cantando con su profesor. O cuando con Fausto, hicieron temas de los Trovadores del Lago.
O cuando le dedicó a su madre Cómo pájaros en el aire (de Peteco Carabajal).
El homenaje a la Peña 5 de Junio por su décimo aniversario y las palabras de Dori Stoessel, alentando a su ex alumno en este nuevo camino, agregaron esencias al espectáculo.
Y quizás, podría enumerar otros tantos momentos que no estuvieron esa noche. Los previos, aquellos que formaron parte de su promoción en los medios de comunicación de Puan. Como cuando estuvo en FM del Lago junto a su amigo Sergio, presentando “Y vuelvo a empezar”.