A la Coalición Cívica de Puan le faltó menos de un voto para ingresar al Concejo Deliberante

Después de las elecciones del 28 de junio, debido a que le faltaban sólo cinco votos para ingresar un concejal, la CC solicitó la reapertura de 20 urnas estimando la posibilidad de que, por errores involuntarios de las autoridades de mesa, pudieran aparecer dichos votos. Pero desde la Junta Electoral, autorizaron la evaluación de 8 mesas, situación que redujo las posibilidades de compensar las diferencias. Como resultado de la revisión final, la CC logró achicar la brecha para ingresar al Concejo Deliberante, debido a que en algunas urnas aparecieron diferencias en los resultados finales. Pero pese a ello, no consiguieron ingresar porque les faltó un 0.3 por ciento de voto. Según indicó Rubén Ceminari, en algunas urnas “hubo realmente problemas serios”.
“En Felipe Sola, había una mesa que nosotros ya la teníamos identificada porque no coincidían nuestros datos con los oficiales. El partido oficialista tuvo una diferencia de alrededor de 70 votos”, relató.

Ceminari, integrante de la CC, detalló los pormenores de escrutinio final. “El recuento de votos se hace confrontando los datos de que tienen los fiscales de cada partido político y los datos que envían los presidentes de mesa a través de las actas de apertura, cierre y certificado del escrutinio. A partir de ese momento, hay que reclamar si se encuentran irregularidades y luego se pide la reapertura de urnas”, dijo.
“Nosotros solicitamos la apertura de 20 mesas y logramos reabrir 8. En algunas hubo realmente problemas serios como por ejemplo, en una urna de Felipe Sola, que nosotros ya la teníamos identificada porque no coincidían nuestros datos con los oficiales, al partido oficialista le faltaban alrededor de 70 votos. En Villa Iris nos encontramos con la sorpresa de que en una mesa, el Frente Vecinal tenía 19 votos de más y en otra, había 10 votos de más para el PRO”, explicó Ceminari.

A penas un voto para ingresar al CD

“Una vez analizadas estas urnas, hicimos los números finales y nos dio un faltante de 0,3 votos para ingresar al Concejo Deliberante. El cociente necesario es de 1738,3 votos para acceder a una banca, y obtuvimos 1738, o sea que con un voto más entrábamos al CD”, afirmó.
En cuanto a los reclamos en la Junta Electoral, Ceminari aclaró: “Se les planteó esta situación y ellos respondieron que la autoridad máxima es el presidente de mesa y los fiscales son responsables de controlar que todo esté bien. Con lo cual, si uno no encuentra diferencias entre los certificados de los fiscales y de la Junta Electoral, es imposible abrir mesas.”
“Nos quedamos sin la apertura de 13 mesas que estaban para abrirse porque si no hay argumentos como por ejemplo, sobre diferencias en los votos en blanco o en las tendencias, no se puede pedir que las abran”, indicó.

Los errores

Las diferencias en los resultados finales, según relataron desde la CC, fueron por errores involuntarios al momento del conteo de votos. “Son parte de la presión y de momentos de cansancio, porque todos los partidos estamos pidiendo los resultados a los presidentes de mesa y como no siempre tienen experiencia, surgen estos inconvenientes”, consideró Ceminari.
“Hay que capacitar más a la gente y ese día, la autoridad del comicio, tiene que asumir que es la persona más importante y que el Juez Electoral, está supeditado al presidente de mesa”, agregó.
Acerca de la posibilidad de intentos de fraude, Ceminari remarcó: “No estamos hablando de un fraude pero sí de errores involuntarios al momento del escrutinio.”
Cómo se reparten las bancas

“Para que la gente entienda, para dividir la cantidad de bancas que corresponden a cada partido político, se toma la totalidad de votos válidos emitidos- sin contar los votos en blanco y los nulos-, luego se divide esa cifra por la cantidad de 6 cargos. El resultado determinará el número necesario para acceder a las bancas. Aquel que no llega al cociente no tiene posibilidad de llegar a ninguna banca”, explicó Ceminari.

Un oficialismo con escaso aval del electorado

“Los únicos que estuvimos más cerca de ingresar fuimos nosotros, pero al no poder hacerlo, el Frente Vecinal se quedó con todas las bancas a pesar de tener un bajo porcentual de votos que en otra situación, les hubiera significado obtener dos concejales y medio.
Por haber logrado ese piso y porque el resto de los partidos no lo obtuvieron, el Frente Vecinal va tener tres concejales sin el aval de los votos de la gente”, manifestó Ceminari.

El sistema electoral en el distrito

Después de los resultados del pasado 28 de junio, surgieron cuestionamientos al sistema aplicado para repartir las concejalías en el distrito. “Con esta experiencia, la discusión es si podremos seguir sosteniendo como sistema de reparto de cargos electivos, el método por cocientes. Lo ideal sería cambiarlo por el sistema D’ Hont, utilizado para la distribución de diputados, donde los partidos minoritarios logran acceder a una banca”, manifestó Ceminari.
“El D’ Hont es un método totalmente distinto. Se divide la cantidad de votos de cada partido por la cantidad de bancas y se van ordenando los datos de mayor a menor. Siguiendo este esquema, hoy en el distrito el oficialismo hubiera obtenido dos concejales, uno la CC, otro el PJ, el Partido Verde y el PRO”, describió.
“Es mucho más representativo. Si consideramos la totalidad de los votos emitidos por la ciudadanía- incluyendo los votos en blanco- el oficialismo ingresó seis bancas con un 35 por ciento, quedando el 65 por ciento de la población sin representación en el Concejo”, concluyó.

Futuro

Raúl Mombelli, por su parte, relató que “a nivel distrito seguirán trabajando como Coalición Cívica y con vistas a las elecciones del 2011”.
“Esto ya lo hemos hablado y el grupo seguirá de la misma forma, independientemente de las decisiones que tomen a nivel provincial y nacional”, afirmó.
Consultados por si piensan formar un frente político para las elecciones a intendente del 2011, Ceminari dijo: “No, yo creo que estamos viviendo un momento de crisis social, económica y productiva, y sería un error hablar de candidaturas. Nosotros estamos viendo como podemos colaborar con el Municipio, porque estamos preocupados por las personas que fueron despedidas. Me parece que se jugó un poco con la esperanza de la gente. Dos meses antes de las elecciones se tomaban nuevos puestos municipales y ahora fueron dados de baja. Había personas que tenían planes sociales y que para el Municipio representaban poco dinero, comparado con los sueldos de la planta política. Tendrían que dar un gesto solidario porque es ahí donde está la plata grande y en donde hay que empezar a ser eficientes en la administración de recursos.”
“Después de 10 años de gestión, este gobierno municipal no creó estrategias de trabajo y la gente de nuestro distrito tiene que ir a trabajar a Coronel Suárez.
En las elecciones del 2007 prometieron la radicación de industrias, pero nada de esto sucedió y cuando llegan las crisis vemos como venían haciendo los deberes”, manifestó.