En el I.M.S: Denominan "Madre Benigna" al patio de recreación del Jardín de Infantes

El lunes por la tarde en el Jardín de Infantes del Instituto María Susana se realizó un acto para darle el nombre de Madre Benigna al patio de recreación de la Institución.
En el lugar fue inaugurada una gigantografía con el retrato de la religiosa fallecida el 11 de octubre de 2007 y quien fuera durante 38 años directora del establecimiento educativo.
Durante el homenaje, docentes y ex alumnas, brindaron palabras de reconocimiento a la labor desarrollada por Sor María Benigna para la incorporación del nivel inicial en la institución.

Con motivo del nombramiento de “Madre Benigna” al patio de recreación del Jardín de Infantes del I.M.S, la profesora Lucy Savizky se dirigió a los presentes como alumna fundadora de la institución y expresó su reconocimiento al trabajo realizado por la religiosa: “Queremos darle nuestra gratitud a la madre Benigna por su entrega total hacia su escuela y su comunidad, por su esfuerzo que fue más allá de su fortaleza física, por su dedicación, capacidad, grandeza, rectitud y amor.”

“Muchos la recordamos y la valoramos en toda su magnitud. Le reconocemos su inmensa labor y rogamos que nos guíe a ser consecuentes con sus principios. Gracias a todos los que acompañaron y dieron su trabajo para que su sueño sea una realidad. Estoy segura que hoy desde el cielo, ella celebra y se alegra por este momento”, consideró.
Por su parte, Silvia Iturrios, quien junto a la Madre Beningna integró el equipo directivo de nivel inicial y EGB, destacó que la religiosa “vivió y aportó su trabajo por el Jardín de Infantes y al que denominaba “semillero de la escuela”.
“Más allá de las diferencias que pudimos haber tenido en algún momento de la gestión donde en el disenso buscábamos el consenso, hoy quiero rescatar su valor y empeño, dados por su fe en Dios y la Virgen. También era importante la confianza que depositaba en toda la comunidad educativa y en los padres de los alumnos”, narró.
“Como dijo un poeta, la vida es un constante romance que se compone en capítulos de éxitos, fracasos y logros. Este fue el logro de ella y que mucho acompañamos. Hoy nos toca darle el desenlace final a este capitulo que es hacer un justo y reconocido homenaje al darle su nombre al patio de juegos”, finalizó.
Luego se leyó el acta oficial que establece el nombramiento de Madre Benigna al patio recreativo y convocaron a Lucy Savizky en calidad de alumna fundadora y a Silvia Iturrioz como gestora del nivel inicial.

Mensaje y bendición

La hermana Bernabé aportó su emotiva reflexión y agradeció a todas aquellas personas que trabajaron en la creación del Jardín de Infantes.
“Cada una de las docentes y yo deseamos en un futuro muy próximo que nuestro jardín pase a llamarse Jardín de Infantes Madre Benigna. Creo que va a ser muy pronto y va a tener su propia directora independiente de la escuela primaria básica”, anunció.
“Madre Beninga sigue estando entre nosotros por sus obras que fueron muchísimas y que tal vez sean dadas a conocer muy pronto. Recordemos siempre que cuando alguien que amamos se va, no lo hace para siempre sino que está en otro lugar para ayudarnos”, dijo.
Siguiendo con su mensaje, Bernabé rememoró con emoción las palabras de la religiosa: “No me lloren como docente cuando deba partir, porque todo mi cuerpo se transformará y yo estaré presente en donde me necesiten, en cada aula, en cada galería, en los patios, en vuestras fiestas, en donde haya un niño, un padre, una maestra, un profesor.”
En la finalización del acto, el Padre Roque bendijo la gigantografía y valoró la dedicación a de la Madre Benigna. “Este es un llamado a tener en cuenta para ver lo importante que es el esfuerzo de cada uno de nosotros en la construcción de nuestra sociedad.”