«

»

Entidades rurales y gremio de la carne iniciaron cese de comercialización de hacienda

Las entidades agropecuarias nacionales, junto a la bonaerense Carbap, iniciaron desde las 0 horas de hoy un cese de comercialización de hacienda destinada a faena que se extenderá hasta última hora del viernes en “solidaridad” con una protesta de los trabajadores frigoríficos nucleados en Sicba que reclaman subsidios frente a la crítica situación del mercado de carne.El primer paro rural del año, impulsado desde el sector agropecuario principalmente por Carbap (que nuclea productores de Buenos Aires y La Pampa), fue oficializado por la Mesa de Enlace el pasado 21 de abril para rechazar la política ganadera oficial.
El cese de comercialización de hacienda convocado por las entidades rurales en “solidaridad” con el sindicato de la Industria de la Carne (Sicba) deliran Buenos Aires, “no afectará a la gente”, según estimaron productores bonaerenses y el presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi,
Tras reclamar nuevamente que la presidenta Cristina Fernández reciba a la dirigencia agropecuaria y tildar de “autoritario” y con “rasgos monárquicos” al Gobierno, Buzzi descartó que el paro -el primero del año por parte del ruralismo- vaya afectar el consumo de carne.
“Una cosa es 30 días de conflicto como fue sin vender alimentos en el 2008, y otra distinta 48 horas de protesta haciendo visible el problema de la ganadería, del empleo de los consumidores”, evaluó. Al respecto, argumentó que la medida de fuerza “es una advertencia visible y ruidosa del fracaso estrepitoso de Moreno a la hora de impulsar políticas vinculadas con la supuesta defensa del bolsillo de la gente”.
“El resultado es el asado a 25 pesos y 3.800 desocupados en la calle. Con toda razón, trabajadores de la industria frigorífica dijeron nos movilizamos. Hay 20 mil puestos en riesgo”, argumentó Buzzi en relación a la medida de fuerza que sostendrá el sector rural el jueves y viernes próximo.
La nueva medida del sector rural es impulsada por Carbap en apoyo del Sindicato de la Carne y recibió el apoyo, el miércoles pasado, de la Mesa de Enlace agropecuaria. Se prevé un mayor impacto de la medida en las provincia es de Buenos Aires -el 85 por ciento de la carne que ingresa al Mercado de Liniers proviene de la provincia de territorio provincial- pero aclararon que “los frigoríficos tienen stock y en 48 horas no puede producirse desabastecimiento de carne”.
No obstante, los alcances del paro serán esta vez más reducidos: implican un cese de comercialización de hacienda en pie con destino a faena (Liniers) pero no afectará el traslado de animales para invernada y cría ni se suspenderán -como si ocurrió en otras ocasiones- los remates y ferias.