«

»

Evolución de los padres Pablo y Matías

El sacerdote Walter Paris envió una carta al diario digital drsmedios con novedades informando sobre la salud de los sacerdotes de Carhué que se accidentaron en la madrugada del jueves 1º de abril.

“Estimados:La salud del Padre Pablo es buena, él ya está de alta en la Casa Sacerdotal recuperándose bien con la compañía de su mamá.

Con respecto al Padre Matías, estuvo un médico del Hospital de Carhué quien llevó noticias al pueblo acerca de Matías, no hay mayores novedades.

Ha evolucionado favorablemente hasta ahora, se le sacó el cateter que medía la presión intracraneana porque estaba normal, pareciera que el trauma de la cabeza está recuperado, con todo hay que esperar a despertarlo para evaluar a fondo las posibles consecuencias del golpe.

La operación que realizaron en el abdomen evoluciona bien y la hemorragia que tenía terminó, y ya muy pronto le sacarán el drenaje que tenía puesto. Pero todavía, hasta ayer a la noche estaba dormido con coma inducido, aunque parecía con ganas de despertarse.

En los próximos días si todo sigue como hasta ahora se lo comenzará a despertar, lo que permitirá evaluar mejor muchos parámetros. Pero también comenzará la parte más dura, porque tiene muchas costillas quebradas y eso es muy doloroso. De todos modos, dado con tal trauma en el tórax se le dificultará mucho la respiración, continuará con la respiración asistida algunas semanas más, pero con traqueotomía ya que el entubado por la boca se puede tener un tiempo muy limitado y ya estaría llegando a ese límite. La asistencia respiratoria mecánica, es para ayudarlo a respirar ya que al querer hacerlo solo va a sentir mucho dolor y va a limitar la oxigenación. Además todavía conserva los drenajes pleurales que están drenando los hematomas para que el pulmón se expanda bien y pueda respirar con normalidad.

En fin, todas noticias alentadoras, pero hay que seguir rezando, porque queda mucho camino por recorrer, y puede haber complicaciones muy peligrosas en el camino, con peligro serio, como por ejemplo que se infecte. Si bien estuvo febril, fueron hechos aislados derivados de su estado y de todos las operaciones y tubos que tiene para drenar.

Otra cosa, ya está recibiendo alimentación por sonda nasogastrica.

A seguir rezando que se han ganados muchas batallas pero todavía no ganamos la guerra, queda mucho por caminar. Dios los bendiga. Un abrazo.”

Foto de drsmedios:
Nota relacionada: Grave accidente