«

»

Transportistas reclamaron al Municipio el pago de viajes a Indular

 Enzo Bond muestra el mensaje enviado al Intendente.
Nuri Stoessel, sorprendida.

Colectivos y combis estacionaron frente a
la municipalidad pasada la medianoche

La concejal Grassl se ofrece como intermediaria
entre los trabajadores y el Municipio

Empleados de Indular y transportistas del distrito se unieron pasada la medianoche para reclamar el pago de los viajes. En algunos casos, el Municipio desde hace 8 meses que no abonaría el servicio.

La protesta se realizó frente a la Municipalidad y ante los concejales que recientemente habían finalizado la primera sesión ordinaria del año.
El acuerdo inicial consistía en que el 50 por ciento de los viajes sería pagado por el Municipio y el resto por los empleados de la planta fabril. El monto que pagan los operarios es de 117,50 pesos por quincena y el Municipio debe abonar igual suma por cada uno de ellos.
Según expresaron los choferes, los empleados cumplen, pero no el Municipio.
Los trabajadores de la planta fabril corren riesgo de perder su trabajo si los conductores deciden suspender el servicio, por ello se adhirieron a la protesta.
“Si el lunes los colectivos no viajan a Indular, nosotros nos quedamos sin trabajo. Si faltamos, la fábrica nos suspende”, explicó una empleada.
“La gente quiso venir porque sino se quedaban sin trabajo”, insistió el chofer Enzo Bond de la localidad de Darregueira.
“Nosotros acordamos con la municipalidad que nos iban a pagar mes a mes,” agregó otro chofer.
“Yo sé que la situación está mala para todos, y este fue un emprendimiento que encaramos entre todos y en los meses que estamos trabajando, cobramos el km $3 cuando vale $6. Estamos haciendo el esfuerzo porque la gente gana poco también.”
“A los transportes de Carhué le están pagando alrededor de 470 pesos por mes”, detallaron.
Acerca de cómo hacen para continuar trabajando, Bond dijo que le dan el gas oil aunque aclaró que “el colectivo no gasta solamente gas oil” porque tienen entre otros gastos “un seguro de 600 pesos” y deben abonar “una habilitación cara.”
Los manifestantes se expresaron de forma pacífica, pero bajo la atenta mirada de la policía y escuchando los consejos de los ediles, quienes prometieron intermediar para lograr una pronta solución.
El diálogo con los concejales

Verónica Grassl, concejal FPV: “Los compañeros del bloque si bien conocemos la problemática de ustedes, no la conocemos por boca de ustedes.
Junto a mi está Nuri Stoessel del Frente Vecinal y estamos aquí para escucharlos. Si alguna persona nos comenta el problema nos vamos a entender más. La única posibilidad de nosotros dos (en referencia al Dr. Amato del FPV) es escucharlos y tratar de solucionarlo,” Verónica Grasl, concejal del Frente para la Victoria.
Empleada de Indular: “Hoy nos enteramos que a partir del lunes los colectivos no van a circular por la falta de pago del Municipio y queremos ver qué soluciones nos pueden dar. Muchas familias van a quedar desamparadas con todo esto. Habrá gente que tiene mayor nivel económico, pero hoy aquí estamos todos luchando por lo mismo. Queremos que aunque sea medianamente se vayan acomodando. Nosotros no queremos que el lunes hagan el paro porque vamos a recibir una suspensión por parte de la empresa”, explicó una empleada de Indular.

Nuri Stoessel, concejal Frente Vecinal: O sea que si faltan, ¿el lunes se los suspende a todos?
Empleada: Sí, y en la fábrica no tenemos apoyo de nadie.
Stoessel: Pero el problema no es de ustedes, se los traslada el transportista.
Empleada: Sí, pero esto es una cadena.
Enzo Bond, transportista: ¡Señora! A mi gustan las cosas claras y el chocolate espeso-enfatizó Bond, al mismo tiempo que se acercó a Stoessel mostrándole el celular para que viera a quién había llamado recientemente.
¡Fíjese! -insistió Bond mostrándole el registro del mensaje enviado al Intendente-Hace 15 días que quiero hablar y no pasa nada- Hoy el intendente me atendió para hablar de otras cosas, pero de esto, nada.
Stoessel: Usted le expuso el tema o no se tocó directamente.
Bond: Él sabe el problema que tengo, pero no puedo venir a ventilarlo. Pero yo la hago corta, si el viernes no arreglan esto, el lunes paro.
Stoessel: Yo lo único que puedo hacer, mañana a primera hora, es hablar con el Intendente.
Bond: Señora, por qué tenemos que llegar hasta este extremo. Yo no quería venir, la gente quiso hacerlo. Mañana querían ir a Darregueira porque el Intendente estaba allá, yo tengo la mejor predisposición para poder trabajar. Usted puede preguntar lo que estamos cobrando no solamente yo, sino también Tolosa, Bartolomé y la otra gente.
El colectivo mío no gasta gas oil nomás, tengo gastos en cubiertas, el seguro, tengo cuatro empleados y con lo que me paga la gente no puedo hacerle frente a todos los gastos. Yo me estoy endeudando con mi plata para poder seguir. Yo dejé un trabajo en que llevaba gente de Buenos Aires a Jujuy para agarrar estos viajes a Indular.
Empleada: A nosotros nos pueden suspender por 4 o 5 días, ¿ustedes van a ser los que después nos van a devolver los días? Creo que no.
Grasl: la idea es que entre jueves y viernes sean atendidos.
Bond: Nosotros no queremos que nos den toda la plata, porque sabemos que la situación es mala en general, porque no solamente nosotros no tenemos gas oil, la policía tampoco tiene gas oil. Estamos pasando por una situación que le ponemos el hombro todos.
Grassl: Por ahí, si alguno de ustedes mañana va a charlar con el intendente, lleve una respuesta y mañana mismo pueda ser el puente…
Bond: Pero nosotros queremos una solución, no buscamos que nos den toda la plata.
Estela Krieger, presidente del HCD: Nosotros lo que podemos hacer es ser los voceros de ustedes.

Krieger intentando calmar los ánimos. A su lado el concejal Carcedo (Unión Peronista)

Stoessel: Lo único que podemos hacer es que mañana puedan hablar con el intendente y ver a qué arreglo pueden llegar, es lo único que les puedo prometer. Nosotros no manejamos el presupuesto del Municipio, no sabemos si los recursos los pueden pagar hoy.
Bond: Sabemos como están todos los municipios, pero la idea nuestra no es dejar de trabajar pero queremos una solución para poder seguir trabajando.

Ocho meses de deudas

“Hace ocho meses que estamos con lo mismo y la plata no aparece, estamos dando vueltas. Si nos pagan, este problema se termina. Ustedes hablan de una reunión y así nos tienen de una semana a otra. Pero esto ya está son ocho meses de trabajo que no podés solventar más”, agregó otro de los transportistas que se habían sumado a la protesta.