En Pringles: alrededor de 2000 productores agropecuarios asistieron a la convocatoria de la Mesa de Enlace

Los representantes de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias participaron hoy en Pringles de un acto que convocó a alrededor de dos mil productores.
El reclamo dirigido al gobierno nacional estuvo centrado en la petición de medidas para lograr la segmentación de las retenciones y promover la puesta en marcha de un plan ganadero orientado a los pequeños y medianos productores.
Los dirigentes agropecuarios también demandaron reglas claras para la siembra de trigo y cebada.
Los productores rurales se concentraron en la Rotonda de la Virgen, ubicada en la Ruta 51 y el acceso a la localidad de Pringles, y posteriormente se trasladaron al Club Independiente para el acto central, pasado el mediodía.
Unas 500 camionetas, además de numerosos equipos y maquinaria agrícola, avanzaron por la Ruta 3 para sumarse participar luego de la asamblea en las instalaciones del club Independiente.

Eduardo Buzzi: “El modelo kirchnerista es el mismo que el de Cavallo pero con el agravante de retenciones asfixiantes y una política tributaria que no se soporta”

El titular de Federación Agraria, Eduardo Buzzi, durante su alocución se refirió a la situación de los pequeños y medianos productores del sudoeste bonaerense definiéndola como “muy complicada.”
“Pero esta realidad no es exclusiva de esta región, lo que sucede aquí se repite en muchas otras partes de nuestro país, por eso desde Pringles le hablamos a toda la sociedad”, aclaró.
En alusión a la diferencia ideológica con el Gobierno Nacional, Buzzi remarcó que “acá no hay ni golpismo, ni gorilas”.
Buzzi también dedicó parte del discurso a la inflación. “Si el asado y el pan están a precios inalcanzables, no es culpa de los pequeños y medianos productores. A esta situación se llega gracias a las políticas desastrosas generadas desde la Secretaría de Comercio, que perjudica sistemáticamente a los eslabones más débiles de la cadena: productores y consumidores. Lejos de ser el enemigo, el campo puede ser parte de la solución. Por eso le decimos a la Presidenta que empiece a poner más atención en la gente del interior”.
“Al Congreso de la Nación le decimos que allí están los mejores de los nuestros y que celebramos que la Comisión de Agricultura vuelva a funcionar, pero necesitamos soluciones efectivas y más rápidas. Que sepan que todas las políticas que hacen falta para recuperar las economías regionales o para salvar a los más de seiscientos pueblos que están al borde de la desaparición, las vamos a respaldar y apoyar movilizándonos”, agregó Buzzi.
El dirigente de FAA comparó el actual modelo económico con la época menemista. “El modelo kirchnerista es el mismo que el de Cavallo pero con el agravante de retenciones asfixiantes y una política tributaria que no se soporta. En 1991 dijo Don Humberto Volando -ex presidente de FAA-, que ‘si a Cavallo le iba bien, a los productores nos iba a ir mal’. Ahora, debemos decir: si a Boudou y a Moreno les va bien, al campo y al país les va a ir mal. Pero que sepan que estamos dispuestos a resistir. A esta situación ya la vivimos en los ’90. Sabemos que se empieza con el endeudamiento y se termina con la quiebra de pequeños y medianos productores,” manifestó.
“Necesitamos un plan agropecuario con definiciones básicas que frene el proceso de concentración, porque desaparecen productores de los nuestros mientras siguen concentrado los pooles de siembra y empresas grandes. Bajo este esquema sólo importa cuánto se produce y no cuántas familias viven de esa producción. Esta metodología resulta insostenible”.

2011

“Entonces debemos hacer desde acá un llamado a un 2011 distinto. Tenemos que ser capaces de construir lo que viene y estar presentes adonde haga falta. Hace falta tener en claro que tenemos la fuerza y la convicción en que somos capaces de volver a la epopeya de 2008”, finalizó Buzzi.

Biolcatti: “Nosotros no queremos dádivas, queremos terminar con el clientelismo y la discrecionalidad”

“Nos roban el patrimonio para sumirnos en la humillación del clientelismo. Asistimos a giras del ministro de Agricultura (Julián Domínguez) que reparte $ 10.000 por productor en distintas zonas, creyendo que con eso calma la protesta. Ese dinero es útil para la subsistencia, pero no para volver a producir en zonas castigadas como ésta”, dijo Hugo Biolcati (SRA).
“Nosotros no queremos dádivas, queremos terminar con el clientelismo y la discrecionalidad, queremos sistemas transparentes y equitativos que permitan recuperar la capacidad productiva. Falta poco para que nos den una zapatilla para nuestros hijos con la promesa de entregar la otra si no realizamos los actos de la Mesa de Enlace”, agregó.

Llambías: “Antes decíamos que este era un gobierno anti-campo, pero nos damos cuenta que es un gobierno anti-país”

Mario Llambías (CRA) señaló que “muchos funcionarios que vienen de paso desconocen la realidad argentina. Hace algún tiempo decíamos que primero había que solucionar el problema del productor que no llega a fin de mes, luego resolver el problema del que no podía seguir produciendo y por último tener una política agropecuaria a largo plazo. Pero repartiendo migajas arbitrariamente a algunos productores el problema no se soluciona. Antes decíamos que este era un gobierno anti-campo, pero nos damos cuenta que es un gobierno anti-país”.

Carlos Garetto(Coninagro): “El gobierno ha venido a esta zona de Pringles a otorgar dádivas, aportes vergonzosos comparado con lo que el campo aportó en los últimos cinco años”.

El dirigente de Coninagro, siguiendo la línea de los discursos, reflexionó: “Como hombres de trabajo, de la ruralidad, que han aportado mucho al país, creemos que tenemos la obligación de acompañar a esta zona afectada por el clima, y levantar la voz para que los poderes públicos comprendan, de una vez por todas, que es necesario rever las políticas destinadas al sector agropecuario”, añadió.

Foto: Cuenca Rural