Puan festejó el Bicentenario con un desfile imponente

Centenares de vecinos de todas las localidades del distrito participaron del multitudinario desfile de instituciones realizado hoy por la tarde en Puan. Los actos centrales en conmemoración de los 200 años de la Revolución de Mayo transcurrieron en una tarde apacible, fresca pero soleada.

En la Plaza Adolfo Alsina, se dieron cita los artesanos quienes expusieron sus producciones.
Esta vez los gauchos de los centros tradicionalistas de los pueblos anduvieron de a pie. No pudieron desfilar con los emprendados, montados a caballo, dada la vigencia de la resolución del SENASA que prohibió hace algunos semanas la exhibición de equinos en espectáculos públicos. Esto es para prevenir la difusión de una epidemia que afecta por estos días a los animales.
El palco colocado de cara al Palacio Municipal fue presidido por el Intendente López, y contó con la presencia de la Diputada Provincial Analía Richmond, además de funcionarios del gabinete municipal, concejales, autoridades educativas, policiales, eclesiásticas y la Reina del Distrito de Puan, Betina Gottfried y del Turismo Distrital, Estefanía Dietz.
Por otra parte, y como hubiese correspondido en un acto de esta relevancia, no se vio la presencia de ex intendentes invitados a sumarse al palco oficial.
“Unamos nuestras voces, nuestro trabajo, nuestras convicciones, nuestros ideales para conseguir y construir el país que queremos”, comenzaron invitando los locutores de la ceremonia ante la multitudinaria concurrencia.
El toque musical durante el desfile estuvo a cargo de la Banda de Veteranos del Ejército “Santa Cecilia” de Bahía Blanca, integrada por oficiales y sub-oficiales retirados.
En el acto también hubo lugar para el humor de los más chiquitos. Los alumnos del Jardín de Infantes del Instituto María Susana, hicieron su aparición caracterizados como personalidades de la política local, provincial y Nacional. Así, para sorpresa de muchos se presentaron la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el Gobernador Daniel Scioli. Y hasta un niño luciendo un bigote bicolor, emulando al Intendente Horacio López. También pasaron las versiones en miniatura del Director de Deportes Damián Gallítrico; la Directora de Cultura Laura Velasco.
Los personajes históricos de los patriotas French y Berutti se sumaron a los de caballeros y damas vestidos a la usanza de 1810.
Durante la festividad se dio a conocer la gestión de la Diputada Richmond para declarar de Interés Legislativo, en la Cámara de Diputados Provincial, a todas las actividades culturales y deportivas a realizarse en el distrito de Puan en conmemoración del Bicentenario.
Luego, portada por vecinos del partido de Puan y alumnos de todas las escuelas hizo su paso la bandera nacional, con una extensión que supera los 200 metros de longitud y cuyos tramos fueran confeccionados en todas las localidades del distrito. Formando parte del proyecto “Alta en el Cielo”, que convocará a representantes de todo el país el próximo 20 de junio en el Monumento a la Bandera de Rosario, donde la enseña patria local se unirá a las diseñadas en varios rincones del país. Con esta enorme bandera se realizó un abrazo simbólico alrededor de la plaza central.
Luego de entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino, el Cura Párroco Roque Landart bendijo la Bandera. “Nuestra Constitución Nacional invoca a Dios como fuente de toda razón y justicia. En este acto queremos bendecir este estandarte, un símbolo que podemos mirar para conocer nuestro norte y nuestro rumbo, hacia dónde trabajar, hacia dónde construir una patria de hermanos.
Esta fecha nos encuentra en un momento de examen de conciencia donde tenemos que mirar nuestros pecados y descubrir aquello que nos falta construir. Y descubrir aquellas actitudes que destruyen a nuestra sociedad. Debemos ser conscientes de eso para hacer una patria más justa, de hermanos, con justicia social, con lugar para todos, trabajo, libertad, dignidad y educación. Comprometernos todos con el esfuerzo, con aquel esfuerzo que sembraron nuestros próceres y nuestros mayores para legarnos esta patria”, dijo.
Mientras el cura finalizaba la bendición un aluvión de papelitos celestes y blancos caía desde el cielo, lanzado desde un avión. Este momento fue convocado desde el Centro Educativo para Adultos Nº 701 y el Centro de Formación Profesional Nº 401.
El intendente López fue el único orador del acto y comenzó su discurso fantaseando con la posibilidad de que un pasajero del espacio estuviera presente en el Bicentenario, conociendo lo ocurrido en 1810 y en 1910. “Podría decir que mucho ha cambiado, pero nada ha cambiado. Esta frase contradictoria resume las idas y vueltas que a través de 200 años ha tenido nuestro país”, señaló.
El jefe comunal rememoró el marco histórico que influyó en la Revolución de Mayo de 1810 y destacó el protagonismo de Belgrano, Castelli y Moreno.
“En frente el absolutismo, la burguesía virreinal, proyectos totalmente diferentes, había intereses económicos de por medio y fue Mariano Moreno quien intentó lograr lo consensos necesarios.
En 1811 se encuentran enfrentados los de Rivadavia con los de Saavedra, es allí cuando los saavedristas copan la escena y en 1816 se proclama la Independencia.”, recordó.
Con el objetivo de marcar en su alocución las cuestiones que profundizaron las diferencias políticas y que dividieron a los argentinos, López mencionó las guerras civiles entre Buenos Aires y el interior.
“Llega 1910 y Buenos Aires es la vidriera de la República, sienta su prosperidad en las vacas y en los granos; en menos de 50 años pasó a ser considerada la París de Sudamérica. Pero es esa necedad de los argentinos de confrontar y de pelearse hace que las fuerzas armadas por primera vez en su historia abandonen el legado de San Martín y decidan transitar en la política, produciendo el derrocamiento de Hipólito Irigoyen”, expresó.
El titular del Ejecutivo siguió ahondando en las divisiones del pueblo Argentino y se refirió al primer gobierno de Perón.
“Eran tiempos de falsas antinomias: o estabas con Braden o estabas con Perón; eras vende patria o eras cabecita negra y así siguió enfrentándose el pueblo con etapas violentas, como fueron las de los gobiernos de facto y de las guerrillas, un país desangrándose, gastando sus mejores energías en confrontaciones estériles y perdiendo la oportunidad de construir juntos un camino que llevara a un mejoramiento para toda la población”, manifestó.
Igualmente, reconoció que al llegar a este Bicentenario, algunas cosas mejoraron.
“Tenemos una democracia formal porque votamos y tenemos parlamento, pero creo que en algunas oportunidades, el pueblo, como en 1810, quisiera saber de qué se trata. Y en otras oportunidades, el pueblo, sabiendo de qué se trata, no es escuchado por los que gobiernan. Se mantiene el compromiso de la lucha contra la corrupción, la pobreza y la indigencia, sin embargo la corrupción crece y se instala en la mayoría de los estamentos de la sociedad. Y a la mesa de la abundancia siguen sentados unos pocos”, fustigó.
López hizo alusión al distanciamiento entre la Presidenta y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, puesto de manifiesto en las últimas horas, con el desplante de Cristina a Macri al no ir a la reapertura del Teatro Colón.
“En 1908 se inaugura el teatro Colón, concurrieron en ese momento las autoridades más importantes del país, ahora no pueden sentarse en el mismo espacio los líderes, porque sus diferencias los han envuelto en la intolerancia y el agravio. Hoy festejamos el Bicentenario, todos sentimos el orgullo de pertenecer a esta patria, pero frente a Dios hubo dos Tedeum: uno en la Catedral y otro en Luján, es decir que no somos capaces los argentinos de ponernos a rezar en un mismo espacio”, admitió.
Al jefe comunal le pareció “muy importante que se engalanen las casas y los espacios públicos” y calificó como “fundamental” la participación en actos donde estén las instituciones y el pueblo manifestando amor por la patria.
“Quiero referirme a los hombres y a las mujeres de a pie, a los jóvenes que están sosteniendo esta bandera, y a las anónimas manos que la cocieron porque quiero convocar a quienes todos los días pelean para conservar el trabajo o para ver si lo consiguen, a los jubilados que no llegan a fin de mes, a los jóvenes que han perdido su modelo de adultos. A ver si pueden todos juntos consolidar un proyecto de país que contenga a todos sin divisiones. Eso significa consolidar la política”, aseguró.
A medida que promediaba su discurso, el tono de López se tornaba cada vez más inflamado.
“Yo se que a muchos de ustedes no les gusta la política; quiero decirles en este acto del Bicentenario que si ustedes no se meten con la política, la política se mete con ustedes. Y entonces quizás sea cada vez menos cierto que el pueblo delibera y gobierna a través de sus representantes”.
Con voz cada vez más firme, López subía los decibeles de su alocución instando a “recuperar el orgullo de pertenecer a esta Nación.”
“Me parece que debemos exigir a los políticos que pongan el interés general por encima del interés particular, me parece que es necesario que busquemos con desesperación la mirada del pueblo. Los políticos son hijos de esta sociedad, por lo tanto tenemos que revisar los comportamientos, qué compromisos tomamos con nuestras obligaciones, con nuestro trabajo, si somos transparentes en nuestro accionar. Y de esta manera poder exigirles a los demás idéntico comportamiento”.
Y ya envuelto en un estado de fervor patriótico, advirtió que “hoy es el momento de la recapacitación, hoy es momento de que nos pongamos en serio a construir una república, todos juntos, codo a codo, sin mezquindades. Por favor, bajemos de estar encima de todas esas apetencias personales, pongamos esta azul y blanca, pongámonos a trabajar todos juntos por un país, es necesario que construyamos un país. Y si no comenzamos hoy desde el corazón, sabiendo que tenemos diferencias con el otro, pero buscando coincidencias, no podrán nuestros hijos, ni los hijos de nuestros hijos, gritar con orgullo Viva la Patria dentro de 50 años… hagámoslo por favor.”

Premiados
Luego de despedir a la inmensa bandera que representará a nuestro distrito en Rosario, se entregaron los premios a los ganadores del concurso del Prendedor Patriótico Distrital del Bicentenario, organizado por los Talleres Protegidos Crecer (Puan), Incahuen (Villa Iris) y Despertar (Darregueira). El objetivo de la competencia fue la creación de un prendedor que reflejara el sentimiento de los puanenses en estos 200 años. El jurado estuvo integrado por el Intendente y las profesoras Elizabeth Brizzola y Rosy Kees. Por lo difícil de la decisión ante tantos buenos trabajos, se resolvió entregar dos primeros premios. Uno a los residentes del Hogar Geriátrico Melvin Jones, Taller de Estimulación Cognitiva, Área de Terapia Ocupacional, y el otro a Ulises Glave Cirio. Una Mención Especial recibió Juan Segundo Glave Cirio. Las distinciones fueron entregadas por Norma Casaubón, Nuri Stoessel y el Intendente.

Agradecimientos
Por otra parte, fueron reconocidas las instituciones que colaboraron en engalanar el pueblo en los días previos y durante el festejo por el Bicentenario, entre las cuales se destacó al Hogar Rural de Puan por el reparto de escarapelas. A las señoras Lucy Savizky y Beatriz Weber por la decoración del palco oficial y de la fachada del municipio; y a la Escuela de Educación Especial Nº 501 por la elaboración de moños patrios que fueran distribuidos en los comercios locales. Una mención especial tuvo el Taller de Arte Registrado del Centro Municipal de Arte, por los moños que decoraron las farolas de la Avenida San Martín.
Al finalizar el acto, los concurrentes pudieron dejar su mensaje en un pergamino, disponible sobre una mesa de la acera de la municipalidad.
Algunas entidades del Partido, enviaron mensajes en adhesión a la festividad del Bicentenario. Tal es el caso de la Comisión Pro-Millenium de Puan, la Asociación Bomberos Voluntarios de Darregueira y la Iglesia Luterana Argentina de esa localidad.

Crónica Fernando Sánchez- Producción fotográfica Lorena Freidenberger