Docentes quieren rediscutir salarios porque admiten que "la inflación ya les licuó el aumento"

El Frente Gremial Docente Bonaerense inició una ofensiva por la reapertura de las negociaciones paritarias con el Gobierno provincial para discutir una recomposición y aumento salarial. “A nadie escapa que las mejoras logradas antes del inicio del ciclo lectivo ya fueron licuadas por el índice inflacionario”, expresó la presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (Feb), Mirta Petrocini.
En la misma línea, el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel, adelantó: “nuestra propuesta es abrir la paritaria incluyendo el tema salarial”, y explicó: “en este momento estamos haciendo una encuesta entre los docentes que participan de las jornadas institucionales, para que realicen su aporte con vistas a elaborar la agenda paritaria para el segundo semestre”.
Baradel indicó que “los resultados los tendremos entre mediados y fines de la semana entrante” y que, en base a esos aportes y los puntos que ya figuran en un documento del Frente Gremial, plantearán sus reclamos al gobierno.
El titular del Suteba consideró “un avance” los recientes anuncios del director de Educación Mario Oporto en el sentido de que se nombrarán los cargos docentes que se requieren para Educación Física y Artística y para educación especial, y recordó que “ese es un viejo reclamo del Frente Gremial”. No obstante afirmó que “aún hay una deuda en materia de bibliotecarios, preceptores e integrantes de los equipos de orientación”.
En marzo, el mínimo salarial docente pasó a ser de 1.800 pesos, en tanto que en julio subió a 1.900. En ambos meses se incorporaron distintas sumas al básico, y de aquí a fin de año se añadirán 40 pesos más: 20 en septiembre y 20 en noviembre