El Ministerio de Salud refuerza la vacunación contra el sarampión en Provincia de Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires

El Ministerio de Salud de la Nación, junto a autoridades sanitarias de la provincia de Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con la anuencia de sociedades científicas, y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), decidió implementar una campaña de vacunación contra el sarampión para las dos jurisdicciones mencionadas, con el objetivo de inmunizar a niños menores de un año y reforzar la cobertura en personas que no tienen su calendario de vacunación completo.
La medida fue adoptada en el marco de la tercera reunión de seguimiento de la situación epidemiológica de sarampión, que comenzó el pasado 6 de agosto cuando fueron notificados en provincia de Buenos Aires la aparición de casos sospechosos de sarampión en personas que viajaron a Sudáfrica. Actualmente se confirmaron tres casos y otro continúa en estudio.
En la reunión, encabezada por el viceministro de Salud nacional, Máximo Diosque; la subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos, Marina Kosacoff y la directora del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, Carla Vizzotti, se comunicó a las autoridades de la provincia y la ciudad, que la cartera sanitaria nacional dispone de 2 millones de vacunas contra el sarampión para comenzar a vacunar a la población de riesgo.

Quiénes deben vacunarse

Deberán vacunarse contra el sarampión, los siguientes grupos que residen en la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal: niños de seis meses a un año, con una dosis; los chicos de 13 meses a 14 años inclusive, con una segunda dosis y las personas de más de 15 años hasta 50 años inclusive, con una dosis extra, si no se vacunaron en las campañas nacionales de vacunación contra el sarampión y la rubéola, que la cartera sanitaria nacional llevó adelante en el año 2006 para mujeres y 2008 para varones.

A nivel nacional

Mientras que en del resto del país, el Ministerio de Salud de la Nación junto a los equipos sanitarios provinciales vacunarán contra el sarampión para que los chicos de 13 meses a 14 años inclusive, tengan dos dosis y las personas de más de 15 años hasta 50 años inclusive, tengan una dosis extra, si no se vacunaron en las campañas nacionales de vacunación contra el sarampión y la rubéola, de 2006 para mujeres y 2008 para varones.
Cabe mencionar, que para el resto del país, los equipos técnicos irán ampliando los grupos de cobertura de acuerdo a la dinámica epidemiológica que presente la situación.
La acción fue decidida a partir de la posible reinserción de la enfermedad en el país -después de 10 años de erradicación de la misma- junto a medidas de búsqueda activa retrospectiva en las consultas clínicas de todo el país y el alerta de vigilancia a todos los efectores de salud para la detección de posibles casos de sarampión.
En relación a la consulta precoz, la Vizzotti dijo que “todas las personas que presenten erupciones en la piel (rash) y fiebre de más de 38ºC tienen que consultar rápidamente al médico, ya que ante la simple sospecha de tener sarampión o rubéola se deben implementar medidas inmediatas para tratar de contener la posible diseminación de estos virus”.
Asimismo, la funcionaria y médica infectóloga remarcó que “ante la sospecha de un cuadro clínico de esta patología, el personal de salud debe notificar a las autoridades sanitarias de su provincia o municipio, sin esperar la confirmación de los resultados de laboratorio”.