«

»

El Plan Agroalimentario del Gobierno genera desconfianza entre los dirigentes del campo

Desde CRA alertan sobre un intento de “sometimiento legal del campo argentino al proyecto de los Kirchner.” En mayo, la Presidenta Cristina Fernández lanzó oficialmente el denominado Programa Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial 2010 – 2016 (PEA). Desde el Gobierno nacional aseguran que la iniciativa buscará “garantizar la seguridad alimentaria”. En Puan, el tema fue abordado en una jornada realizada la semana pasada en la Cooperativa Agrícola.

El oficialismo explica que el plan se asentará sobre tres ejes: la soberanía decisional del Estado; la seguridad alimentaria; y la promoción del valor agregado en origen.
Además, insisten que tiene por objetivo “repotenciar el rol de Argentina” a nivel local y en el mundo “como gran productor de alimentos con mucho valor agregado de origen”.
El titular de CRA Mario Llambías objeta que con la pretendida “soberanía decisional y la capacidad regulatoria del Estado, se ignora que en un sistema democrático el sujeto de la autoridad política es el pueblo y que el verdadero rol del Estado consiste en servir a los ciudadanos con miras a la consecución del bien común”.
El Gobierno explica que el PEA se llevó a cabo mediante mesas de discusión donde participaron los ministros de todas las provincias, de los representantes del INTA, del SENASA y de los integrantes de las distintas unidades académicas presentes para elaborar un proyecto que permita la construcción de una mirada colectiva.
Esta última tesitura fue refutada por las entidades vinculadas al agro, cuando señalan que es poco lo que se sabe y mucho lo que se ignora del programa.

Poco claro

El jueves 19 de agosto en Puan durante la presentación del Plan Estratégico de la Cadena Láctea Argentina 2010-2020, se habló del tema. Desde la Asociación de Productores de Villarino, señalaron que en su distrito recibieron un taller del Programa Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial 2010 – 2016.
“Lo tratamos con preocupación porque no teníamos noticias del contenido de este plan estratégico. Contiene partes que no vemos con claridad. No criticamos al Plan Estratégico, sino la propuesta de imponer el rol del Poder Ejecutivo y no del Estado. Creemos que puede convertirse en una herramienta electoral peligrosa para nuestro sector.
Esto debe discutirse con tiempo. Tanto el Congreso Nacional, como las legislaturas provinciales deben expedirse sobre el tema, dando mayor participación a los actores de la producción, porque hasta ahora esa participación ha sido demasiado corta para un plan tan ambicioso”, sostuvo una fuente de la entidad ruralista.
Juan José Linari, Asesor lechero de CARBAP y CRA explicó que se está haciendo un seguimiento del PEA para determinar su significado político, ideológico y metodológico.
“Se asienta sobre puntos como soberanía nutricional, humanismo social, valor agregado en origen, capacidad regulatoria. Son siete puntos en total que hemos contestado uno a uno, Tenemos una oposición frontal a ese tipo de visión porque, con palabras equívocas que mucha gente no alcanza a desentrañar, puede inducir a la confusión.
Está la imagen de un Estado rector por encima de la sociedad civil, en el rol del humanismo social no está puesta la persona como centro con su dignidad y libertad, sino se presenta un sentimiento colectivo por encima de la persona. Y bajo esa definición se han hecho muchas cosas mal en el mundo y en Argentina”, sostuvo, y advirtió sobre problemas en lo metodológico.
“En la presentación del PEA se dijo que a la semana siguiente comenzarían a reunirse las mesas por cadena de valor, y hasta ahora no se reunió ninguna. Y, por una gestión directa del Ministerio de Agricultura, le tiraron el trabajo a los municipios, enviando documentación para rellenar con un plazo de cuatro o cinco días. En algunos distritos no han recibido nada, en otros hay un gran desorden”, aseguró.

Sin agenda

El próximo 1 de septiembre, en Parque Norte, se realizará el Primer Seminario Nacional del PEA, al cual se invitó a todos los componentes del Programa: Consejo Federal Agropecuario (Provincias y Municipios); al Consejo Federal Productivo (Entidades del agro), al Consejo Federal Económico Social (ONG no agropecuarias) y al Consejo Federal Científico Tecnológico (Universidades y el INTA)
Por estos días, algunas cúpulas ruralistas dudan en asistir a está convocatoria, sobre la que existe poca difusión
“En Carbap discutimos si ir o no ir, algunos dicen “es una trampa no vayamos”; otros dicen “es una trampa pero hay que ir a ocupar el espacio y dar la pelea”.
Ayer (por el miércoles 18 de agosto) nos llegó a CRA la invitación del Ministro Domínguez. La carta parece realizada para invitar a un hecho social, porque no se aclara la agenda. No sabemos a qué vamos, no hay temario.
La desconfianza de nuestra gente se pregunta: ¿nos querrán usar para, con nuestra presencia, convalidar algo que ya está mas o menos diseñado?
Alguien del INTA, cercano a la presidencia, dice que el PEA es como cuando le decimos a los contadores: “el resultado mío me tiene que dar diez, dibujalo para que de eso”.
Bueno, algunos creen que el plan ya dice diez y lo que está en discusión es si diez es cinco más cinco, seis más cuatro o siete más tres; pero el diez ya está puesto.
El problema es que esto puede ser la plataforma electoral 2011 convalidada, según ellos, por la presencia masiva, participativa, democrática y federal”, indicó.

¿Una cortina de humo?

Linari recordó que la instancia provincial anunciada en su momento, previa a la discusión de Nación, en realidad se empezó en simultáneo, con 14 o 15 mesas funcionado a nivel nacional. Sin embargo –según admitió– hay provincias como Buenos Aires en la que aun no se hizo nada, pero sí se ha hecho a nivel municipal.
Otras jurisdicciones como Tucumán o Santa Cruz ni siquiera arrancaron.
“Es importante saber de qué se trata esto en cada región para que nadie sea sorprendido en su buena fe. Hay diputados que llaman a este plan “una cortina de humo”, está bien, puede ser, pero igual no los subestimemos.
El Congreso ha sido ignorado en esto, solo será destinatario de los proyectos de ley que se mandarán en marzo, cuando el PEA esté cerrado.
Entonces sería poner una ley de arrendamiento, una de lechería, otra de ganadería, una de conservación de suelos… un catálogo de leyes que se las van a tirar a los legisladores ya cocinadas.
Los partidos políticos de la oposición no están incluidos en ningún esquema de discusión, aun sabiendo que cuando se habla de Estado, deben incluirse a todas las fuerzas políticas.
Desde CRA creemos en la necesidad de generar un equipo de planes. Los expertos no creen en los planes macros para un país. Aconsejan planes estratégicos por cadena de producción y una política de largo plazo a fin de ejecutarlos y lograr resultados en el tiempo.
Acá hay un Estado planificador para todas las cadenas en su conjunto, sin tener en cuenta las enormes asimetrías que hay entre ellas, parece algo propio de un Estado planificador de otra época”, observó.
Desde CRA se lleva adelante un trabajo de difusión en el interior para que vean de qué se trata.
Según informaron, a Puan, la convocatoria del PEA llegó hace cuatro o cinco días y nadie sabe de qué se trata.
Consultado sobre la posible de incluir el Plan Estratégico de la Cadena Láctea Argentina 2010-2020 (PEL) dentro del PEA, Jack Campbell, productor lechero y presidente de la Cuenca Lechera del Oeste, negó esa posibilidad.
“El Consejo Asesor del PEL tuvo una reunión en el Ministerio de Agricultura con el Viceministro. Allí escuchamos una defensa del PEA y la sensación que nos quedó es como si nos dieran a entender que sigamos nuestro camino.
Vemos un PEA que se nos presenta como una urgencia, con una metodología no muy clara.
El PEL es un trabajo de toda la cadena, para nosotros es un proceso que trasciende la coyuntura política y no la vamos a arriesgar poniéndolo en una situación como la comentada. Nuestra decisión es seguir adelante con nuestro plan de trabajo”, manifestó.