«

»

La CSyOP inauguró el Monumento del Bicentenario

La construcción fue ideada por el arquitecto Ariel Rueda y construida con el objetivo de materializar la relación del Movimiento Cooperativo con la República, además de dejar registro de la conmemoración por el Bicentenario de la Revolución de Mayo.
El monumento se realizó con materiales en desuso de la electrificación rural.“Representan una obra que por su magnitud, trascendencia y extensión, significó un paso adelante en la vida institucional de la Cooperativa de Servicios y Obras Públicas,” expresó Guillermo García, presidente de la entidad.

La inauguración del monumento realizado por la Cooperativa de Servicios y Obras Públicas (CSyOP) se llevó a cabo el lunes luego del mediodía en la intersección de las calles Calpisqui y Mar del Plata, contando con la presencia de autoridades de municipales, representantes de instituciones y público en general.
La construcción fue ideada por el arquitecto Ariel Rueda y construida con el objetivo de materializar la relación del movimiento cooperativo con la República, además de dejar registro de la conmemoración por el Bicentenario de la Revolución de Mayo.
La apertura del acto estuvo a cargo del presidente de la CSyOP, Dr. Guillermo García, quien agradeció a los presentes por estar acompañando a la institución en la ceremonia inaugural.
“Cuando comenzaba el año, la Dirección de Cultura Municipal nos invitó a todas las instituciones a sumarnos a los actos por la celebración de la Revolución de Mayo. En el Consejo de Administración de la Cooperativa empezó a rondar la idea de dejar algo que trascendiera en el tiempo y sirviera como testimonio para este acontecimiento tan especial del año 2010 que estamos viviendo los argentinos,”narró.
“Por iniciativa de nuestro gerente, Cristian Francisco, se le encomendó al arquitecto Ariel Rueda el diseño y el desarrollo de una obra que trascendiera en el tiempo y dejara como decía antes, un testimonio de vida,” agregó.
García recordó que el movimiento cooperativo nació unos pocos años más tarde de aquel mayo de 1810. “Dejó sin dudas una huella muy importante que contribuyó muchísimo a estos 200 años de historia,” expresó.
Luego definió al cooperativismo como a un “movimiento solidario, donde se conjugan varios elementos y características de la vida misma de los seres humanos.”
Y enumeró: “La solidaridad; la ayuda mutua; el esfuerzo compartido; la autogestión para la aplicación de servicios; el desarrollo económico y fundamentalmente el valor agregado a todo lo que se hace y produce.”
Después explicó que para la construcción del monumento, se utilizaron elementos en desuso pertenecientes a la obra de electrificación rural y que en la actualidad, fueron reemplazados por otras tecnologías más modernas.
“Representan una obra que por su magnitud, trascendencia y extensión, significó un paso adelante en al vida institucional de la CSyOP,” expresó en referencia a los materiales de la obra.
“Allá por la década del 70 se vivenció y concluyó la obra de electrificación rural que fue importantísima en esa época. Fue catalogada como una de las más grandes del país por su extensión y magnitud porque sirvió para llevar un servicio importante a los productores agropecuarios, donde también se sumaron varios pueblos de la región,” valoró.
Haciendo memoria sobre este hecho trascendente en la historia de la entidad, García relató que la obra había sido iniciada en la presidencia de Jacinto Sandi y concluida durante el mandato de Carlos Álvarez.
“La dirección técnica estuvo a cargo del Ingeniero Alberto Benamo, autor del proyecto. La obra fue muy importante y ha costado muchísimo dinero. En aquel momento se sacó un crédito de dos millones de dólares para concluirla,” dijo.
Para concluir su mensaje, el presidente de la CSyOP agradeció al Concejo Deliberante, por autorizar la utilización del espacio público donde fue erigida la obra y a todos aquellos que de una u otra manera intervinieron en su construcción.

Las palabras del Intendente López

Por su parte, el intendente López, destacó la “inmigración” como elemento esencial del desarrollo de nuestro país. “Yo creo que esta construcción reúne en su presencia, 200 años de la historia de la Argentina que se inicia con aquellos inmigrantes que llegaron a este lugar para meter en la tierra sus manos, su energía, su fuerza para transformar a esto en un país.
Y no se pueden lograr grandes objetivos sino se trabaja en conjunto, si no hay la voluntad unánime de construir, diseñar proyectos y poner todo el esfuerzo para llevarlo adelante,” reflexionó.
También dijo que “las cuestiones más esenciales” de la vida de las personas están relacionadas al accionar de las cooperativas.
“Desde cuando encendemos la llave de la luz o tomamos el teléfono para hablar, la cooperativa nos acompaña en la mayoría de los actos de nuestra vida y en muchos casos, como aquí en Puan, también en el último acto de nuestra vida,”dijo.
“Y esto es importante porque es lo que nos da a toda cierta previsibilidad. Nos da toda la tranquilidad que haya organizaciones de esta naturaleza; que permiten que la vida de cada uno de nosotros sea un poco mejor,”añadió.

Similitudes

“Utilizo esta oportunidad para el reconocimiento expreso a las cooperativas eléctricas: tienen muchas cosas de similitud con el Intendente. Siempre la gente se queja de cómo somos pero al final terminamos siendo en buena parte junto con la gente, los gestores de lo que ocurre,”manifestó López.
“Siempre escucho esto de que la luz de la cooperativa eléctrica es la más cara y siempre digo que no es así. La más cara es la del pueblo anterior que visité, porque allí también me dijeron “la de acá también es la más cara”; sin darse cuenta que la luz vale lo mismo en todos lados,” señaló.
En esa línea discursiva, el mandatario municipal reconoció que dichas acciones forman parte “un poco de la forma de ser que tenemos los argentinos.”
“Al que más queremos, más aporreamos,” sintetizó.
Por último, valoró el esfuerzo que realizan los integrantes de la cooperativa, rescatando la contribución que hacen al Bicentenario de la Patria.
“Demuestran una vez más que la cooperativa siempre está presentes cuando los hechos lo demandan y cuando los hechos son trascendentes,”concluyó.

El significado del monumento

El concepto de la obra fue materializar la relación del Movimiento Cooperativo con la República y dejar registro en el Bicentenario, del nacimiento de la cooperativa de Servicios y Obras Públicas Limitada de Puan.
La idea surgió a partir de la existencia de material de electrificación en desuso, tales como postes, vínculos, anillos y ménsulas de hormigón. Se tomó como premisa la reutilización de estos elementos en la concepción del monumento.
Para plasmar la idea se ejecutó un basamento con el fin de elevar el nivel de piso de la obra y mejorar la visualización de la misma. Se planteó un recorrido a través de una rampa, en el cual se representaron las veinte décadas que conforman el bicentenario, mediante anillos de hormigón superpuestos y en cuya parte superior se grabó en relieve el año de cada una de ellas. La década de 1950 eje centro del monumento es donde se fundó es donde se fundó la cooperativa, precisamente en el año 1951.
Al término de la rampa y ya con piso plano, aparece “el pino” representado con una plataforma doble de hormigón, significando la perennidad, la perseverancia y la solidaridad, tres de los grandes pilares sobre los cuales se asienta el movimiento cooperativo.
Subiendo un par de escalones y atravesando la explanada horizontal, quedan a ambos lados de la misma vínculos, unos colocados en forma vertical y otros inclinados, pintados con los colores de la bandera del cooperativismo, el arco iris, simbolizando los ideales y objetivos de paz universal, la unidad que supera las diferencias políticas, económicas, sociales, raciales o raciales y la esperanza de humanidad en un mundo mejor, donde reine la libertad, la dignidad personal y la justicia social. El elemento hormigón cuyo nombre técnico es “vínculo”, grafica la acción de unión entre el movimiento cooperativo y la República.
Finalizado el recorrido, se pasa delante de la bandera nacional, conformada por vínculos pintados de color celeste y blanco, que están colocados en la cima de dos postes de cemento.
Por último frente a la bandera, se observa una tapa, que cubre una cámara donde se alojarán elemento significativos e inherentes a la vida de la cooperativa, lo que se concretará el 5 de mayo de 2011 (60 aniversario), esta cámara será abierta el 5 de mayo del año 2051, cuando se conmemore el centenario de la CSyOP.

Arquitecto Ariel Rueda