«

»

La legislatura provincial debatirá sobre el uso masivo del glifosato

La Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires tratará un proyecto donde se solicita información relacionada al uso masivo de glifosato y su incidencia sobre la salud humana, los animales y el ambiente.
El diputado radical Aldo Mensi, insistió con la necesidad de realizar “algún estudio epidemiológico o solicitando investigaciones científicas para determinar el impacto o los efectos (nocivos o inocuos) del glifosato sobre los animales y los seres humanos”, y en este sentido “si se han efectuado consultas sobre el tema al CONICET, las Universidades del país, SENASA, INTA y/u otros organismos públicos o privados del país”.
El legislador también se preguntó si el gobierno bonaerense “tiene conocimiento de estudios o investigaciones realizadas en otros países”; y acerca de “las clasificaciones relativas al grado de toxicidad del producto”.
“La incorporación y uso masivo del glifosato en la producción de agrocultivos, ha sido y es tema de preocupación en diferentes países y en distintos ámbitos de la Provincia y de nuestro país, sean ellos institucionales, públicos o privados”, aseveró Mensi.
Seguidamente, el diputado por la Sexta Sección Electoral advirtió, “cabe preguntarse si el aparente éxito es sustentable en el tiempo y si el uso de Round-up, nombre comercial del herbicida para cuya resistencia han sido genéticamente modificadas las plantas de soja, a mediano o largo plazo, no acarreará alteraciones genéticas responsables de daños irreversibles o trastornos en las futuras generaciones o efectos negativos que a corto plazo debamos lamentar”.
Y agregó, “se impone conocer si el producto resulta contaminante, si afecta el medio u ambiente, y si puede o no provocar consecuencias en la salud de la población expuesta al mismo; de no comprobarse su benignidad, se necesita saber cuál es el grado de toxicidad”.
Finalmente, Mensi indicó “somos conscientes del uso que se le da al glifosato, del beneficio que la sustancia brinda a los agricultores, del incremento de las áreas y sembrados de soja en las provincias”, no obstante expresó “sabemos también que hay una variada cantidad de estudios y opiniones coincidentes o contradictorias vinculadas a su toxicidad”.