«

»

Advertencia de la Presidenta a las grandes empresas “hay gas para el que paga”

Cristina y Evo ayer en la inauguración del Gasoducto Integración Argentina - Bolivia

Cristina Fernández dijo que las industrias que quieran evitar los cortes deben contratar el servicio sin subsidios.
Un cable de la agencia estatal de noticias Telam descartó subas en el consumo de los usuarios, aunque otras fuentes periodísticas alertaron acerca de fuertes aumentos en las boletas.

El Gobierno justificó ayer los cortes de gas a más de 300 grandes usuarios industriales y advirtió que, para evitar esas restricciones, deberían contratar el programa Gas Plus. La presidenta Cristina Kirchner dijo que hay disponibles 5,7 millones de metros cúbicos de gas por día a través de ese programa, aunque advirtió que “obviamente es un poco más caro que el subsidiado”.
Especialistas del sector energético y representantes de la industria se mostraron sorprendidos, porque en realidad casi toda la disponibilidad del Gas Plus “ya está contratada”, coincidieron tres fuentes. Además, la demanda no satisfecha por las empresas es muy superior a esa cifra. Según cálculos privados, es de unos 15 millones de metros cúbicos si se considera lo que no están recibiendo hoy las empresas, pero podría más que duplicarse si se contabilizara además todo lo que dejan de utilizar las usinas termoeléctricas al reemplazar el gas con combustibles líquidos.
El programa Gas Plus fue lanzado en 2008 y les garantizaba a los productores del fluido una compensación mayor a cambio del gas surgido de nuevos yacimientos. Las empresas que lo contraten deben negociar su precio, que oscila entre 5 y 7 dólares el millón de BTU, contra los 3,50 a 4 dólares que se pagan normalmente a nivel industrial. Según la Presidenta, la producción actual de Gas Plus asciende a más 10 millones de metros cúbicos por día (el consumo de todo el país es de 130 millones de m³). De ellos, 1,2 millones ya están contratados por empresas y 4,4 millones se destinan a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico para la generación eléctrica. Y agregó que “5,7 millones se encuentran sin contrato, y hoy se inyectan al sistema”.
“Todos hablan y critican los subsidios, pero a la hora de consumir todos eligen la subsidiada. Es bueno que entiendan que hay energía disponible, pero que hay que pagarla”, afirmó Cristina Kirchner durante el acto de inauguración del Gasoducto Juana Azurduy, por el cual se prevé inyectar 7,5 millones de m³ diarios desde Bolivia. La acompañaba el presidente de ese país, Evo Morales.
La Presidenta comparó los US$ 4 que se pagan aquí por MBTU con los US$ 22 que se pagan en Brasil, y luego destacó: “Este último fin de semana hemos tenido un consumo extraordinario por la ola de frío; parece que todo el mundo prendió todo”.
Diferencia
Para los especialistas, es justamente esa diferencia (o los US$ 7 que se pagan por el gas importado de Bolivia, o los 10 a 15 dólares que cuesta el que llega por barco) lo que ha desalentado en los últimos años la producción local de gas. Entre 2005 y 2010, la demanda de gas creció 13%, pero la producción cayó 9 por ciento.
El ex secretario de Energía Jorge Lapeña se preguntó: “Si hay 5 millones de metros cúbicos de Gas Plus, como dice ella, ¿para qué se está pidiendo más gas a Bolivia, por qué se está firmando con Qatar un convenio para traer el equivalente a 16 millones de metros cúbicos por día y por qué vamos a importar 18 millones por Escobar y otros 10 millones por Bahía Blanca? La verdad es que los yacimientos producen cada vez menos y se comieron las reservas”.
Según su colega Daniel Montamat, “el Gas Plus está funcionando con algunas empresas, con un precio diferencial, y por eso a esas empresas hasta ahora no se les ha cortado, pero hay antecedentes de otros años en que aun el Gas Plus se ha redireccionado al consumo que el Gobierno considera prioritario, que es el domiciliario”.
Ayer también se refirieron al tema del precio del gas el secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, y el interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Antonio Pronsato, quienes negaron que haya habido un aumento de tarifas, en un intento por desmentir la edición de ayer de LA NACION. En realidad, tal como se publicó, varios usuarios han recibido boletas con fuertes incrementos debido a que registran el mayor consumo por el frío, pero fueron emitidas antes de junio, cuando empiezan a regir los subsidios para los consumos más altos (para el resto rigen todo el año).

(La Nación)

Las empresas distribuidoras de gas natural ratificaron que “no hay aumentos” de tarifas

Las empresas distribuidoras de gas natural por redes informaron ayer que “no hay aumentos” de tarifas en el servicio, y recordaron que está vigente el Decreto 2067 que creó un Cargo para la importación de gas, que está “totalmente subsidiado” en los meses de junio y julio.
“Las tarifas de distribución de gas natural están congeladas, pero desde 2009 se aplica un Cargo para el pago de importación de gas que abonan sólo los que consumen más de 1.000 metros cúbicos al año”, explicaron las empresas consultadas por Télam.
El Decreto 2067 creó en diciembre de 2008 ese Cargo a abonar por los usuarios de gas, pero en 2009 dispuso aplicar subsidios de 100 por ciento a los consumos domiciliarios para los meses de junio y julio, y del 70 por ciento para los meses de agosto y septiembre.
Esta decisión respondió a la necesidad de morigerar el impacto sobre las facturas de los meses de invierno, que son las que registran mayores consumos.
Las empresas, en un comunicado, destacaron que “ese Cargo sólo impacta sobre las facturas de usuarios residenciales con mayores consumos, difiriendo de acuerdo al volumen que haya consumido, y excluye a los que consumen hasta l.000 metros cúbicos al año”. Asi se los clasifica por categorías: Residencial R3-1 a los que consumen entre 1.001 y 1.250 metros cúbicos (m3); R3-2 entre 1.251 y y 15.000 m3; R3-3, entre 1.501 y 1.800 m3 y R3-4 a los que consumen por encima de 1.800 metros cúbicos anuales.
Las tarifas de Transporte y Distribución de gas no se modifican desde 1999, cuando se suspendió la aplicación del índice de precios de los Estados Unidos para ajustar tarifas, y se las congeló en 2002 por la entrada en vigencia de la Ley de Emergencia Económica, hasta la fecha.

(Agencia TELAM)