El detrás de la lista De Narváez – Alfonsín. La pelea por la Sexta

“Nunca me había pasado algo así; se puede decir que no tengo mucha experiencia, pero éstos les corren a las liebres y les ganan”, confió a revista La Tecla un alto dirigente denarvaísta de la Sexta, en referencia a sus pares del radicalismo, y agregó que “uno me charlaba en la plaza y el otro me armaba la lista en el comité”.

Uno para vos y otro para mí. Así fue el arreglo entre el candidato a la Presidencia, Ricardo Alfonsín, y el postulante a la Gobernación, Francisco de Narváez. La lista de diputados nacionales salió rápido, respetando el acuerdo, en el que también ingresó la vice del Colorado, Mónica López. “Vos te quedás con la vice de Provincia y yo me quedo con los dos primeros”, palabras más, palabras menos, cerraron los líderes de la Unión para el Desarrollo Social, que en varios distritos tuvo de todo, menos unión.
“Nunca me había pasado algo así; se puede decir que no tengo mucha experiencia, pero éstos les corren a las liebres y les ganan”, confió a La Tecla un alto dirigente denarvaísta de la Sexta, en referencia a sus pares del radicalismo, y agregó que “uno me charlaba en la plaza y el otro me armaba la lista en el comité”.
Las anécdotas de los desencuentros se cuentan por cientos, y más ahora, que empiezan a aparecer los primeros heridos de la batalla. ¿Por qué ‘empiezan’? Porque ni siquieran se han terminado de cerrar las nóminas. “Tenemos hasta el cuarto o quinto, los otros lo vamos a ir viendo en estos días”, contaba dos días después que venció el plazo para la presentación de las listas, un alto dirigente de la Primera.
“Nunca vi una cosa igual; es vergonzoso, pero no somos sólo nosotros, estamos todos los frentes iguales”, cuenta un armador radical de la Séptima, ante el mal manejo de los tiempos y la desorganización reinante en esta previa de las primarias del 14 de agosto.
Los muchachos arrancaron a los palos en todas las secciones. Salvo raras excepciones, no estaba definido a qué sector iba a corresponder la cabeza de la lista. “Todos fuimos a buscar el uno. Ahí nomás arrancaron los tironeos. Algunos te querían cambiar el uno de la seccional por tres cabezas en los distritos grandes. Era como tener la difícil del álbum”, bromea un edil de la UCR de la Quinta.
Pero llegó el llamado. Alfonsín y De Narváez se juntaron y decidieron a quién iba a corresponder el uno en cada sección. De ahí para abajo, sucesivamente, “éste para mí, éste para vos”.

Fuente: La Tecla