«

»

Hoy se cumplen 100 años de la fundación del periódico “El Puanense”

La publicación fue fundada el 9 de julio de 1911 por Anastacio V. Luro y continuada en 1932 por los hermanos Tomás y Ernesto Aviñón.
Tras 56 años de vigencia, el periódico dejó de editarse en 1967 por el fallecimiento de Tomás Aviñón.
Ayer por la tarde, el Museo Ignacio Balvidares homenajeó a quienes trabajaron en su realización.

“Fue un periódico muy importante para nuestra localidad y no queremos dejar pasar esta fecha tan significativa, por eso se organizó desde el Museo Municipal este pequeño homenaje a todas las personas que trabajaron en la imprenta,” dijo la directora de la entidad, Jorgelina Walter.
Seguidamente, se proyectó un video con datos y fotografías de quienes pasaron por los talleres gráficos del semanario.
“Pido disculpas si nos olvidamos de alguna persona que haya trabajado en El Puanense. Esto ha sido un rescate de boca en boca y de apelar a las personas que trabajaron en el lugar. Todos los datos que puedan aportar son muy valiosos para seguir reconstruyendo la historia de este periódico tan importante para Puan,” aclaró Walter.

Homenaje

Las primeras homenajeadas fueron las hijas de su fundador, Anastacio Luro, quienes no pudieron asistir al evento. En representación de las mismas, habló Tomás Fasciolo, destacando que “por años fue el único órgano de prensa de Puan”.
También recordó que su creador fue diputado provincial y que su familia tuvo una importante participación en el gobierno municipal de la época.
Luego se entregaron reconocimientos a familiares de Luján Larraulde; Tomás y Luis Aviñón; Senen González; Driófilo González; Olmos Sorani; Carlos Reynoso; Virgilio Meriger y Ovidio Medina.
Además recibieron certificados los imprenteros José Angel Distel; Omar Tranier; Toti González y Angel Ruppel, quien en la actualidad reside en Olavarría.
La institución también distinguió a Tito Jacquier por haber realizado la recopilación de los datos históricos.

Apuntes del Museo sobre El Puanense

El archivo del periódico se exhibe en el Museo

-Su lema fue “periódico independiente en defensa de los intereses locales.”
-Fue un órgano opositor a la política municipal, de clara orientación conservadora.
-Constaba de 6 páginas, de tirada semanal, de redacción anónima, con encendidos mensajes políticos.
-La primitiva imprenta estuvo ubicada en la esquina de Teniente Daza y Moreno.
-En el año 1913, un título nos anuncia un impasse, cuyos motivos se desconocen.
-Hacia 1929, cambia el formato, ampliándose el tamaño de la hoja; y tiraje, llegando a los 900 ejemplares.
-En el año 1932, Luro se retira, quedando al frente de la empresa los hermanos Aviñón: Ernesto como propietario y Tomás como administrador. Aproximadamente entre los años 1937 y 1938, la imprenta se traslada a la esquina de avenida San Martín y Rivadavia donde en un local se anexó también el rubro librería.
-Si del arte tipográfico hablamos no podemos dejar de mencionar a quienes prestaron servicios para que El Puanense llegara a los hogares: Senén González, jefe de impresiones y taller, Raúl Santaella, Joaquín Rodríguez, Joaquín Reguetti, Driófilo González, Humberto Mussatti, Concilio y varios nombres más que hoy se escapan a la memoria.
-Edición tras edición, el tiempo fue transcurriendo y El Puanense fue la escuela donde varios jóvenes se iniciaron en este oficio, muchos de los cuales continuan y otros ya forman varias generaciones de imprenteros: Francisco Clar, Edgar Toti González, Ovidio Medina, Luján Larraule, Carlos Reynoso, Sorani, Virgilio Meringer, Angel Ruppel y los dueños de las dos imprentas aún en actividad en Puan: José Angel Distel y Omar Tranier.
-El 18 de julio de 1967, con el fallecimiento de Tomás Aviñón, deja de aparecer el semanario que fue sin lugar a dudas una gran fuente de información que contribuyó a la consolidación del periodismo local.