Puan está entre los 10 distritos del interior bonaerense que más población perdieron

Un informe publicado por el sitio web on24.com.ar asegura que los datos preliminares del Censo realizado el año pasado indican que de los 110 partidos que componen el interior profundo bonaerense, solamente 10 (9%) vieron disminuir su población.
En tanto que la cantidad absoluta de habitantes que dejaron esos 10 distritos suman 2.978 personas. Además, de esos 10 partidos, la mitad, ya habían visto declinar su población en el censo 2001: Gonzales Cháves, Carlos Tejedor, Cnel. Dorrego, Gral. Arenales y Puan.
De cualquier modo, resulta una cifra muy exigua respecto del aumento de la población en el resto del interior de la provincia que en los últimos diez años creció en 541.380 habitantes.
Vale decir que mientras en la última década se iban 24 habitantes cada 30 días en promedio de esos departamentos, en los restantes 100 partidos se sumaban 4.511 nuevos pobladores todos los meses.
Entre los partidos que más incrementaron su población en términos relativos se encuentran muchos de neto perfil agropecuario como Pilar (+28%), Marcos Paz (+23%) o Exaltación de la Cruz (+23%), solo por mencionar algunos que más que duplican al ritmo de crecimiento del total del interior.
Estos datos no contemplan el conurbano bonaerense que concentra casi dos tercios del total (63%) de la población provincial que en el último censo fue de 15.594.428 habitantes, de los cuales 9.910.282 viven en los tradicionales 24 partidos del Gran Buenos Aires.
Ese 63% es la porción de la población que se viene registrando en el conurbano desde 1991 casi sin cambios. Por oposición la población que se sitúa en el interior bonaerense también viene mostrando hace 20 años un nivel similar a los del último censo, de alrededor del 36/37% del total provincial.
En este contexto, enfocado en la región pampeana, la provincia que menos creció en su población fue La Pampa. Allí se registró que 7 departamentos de los 22 censados, mostraron una reducción de su población. En términos absolutos son 1.025 personas menos de las que habitaban en esos lugares hace una década.
Esa cifra casi duplicó a los 521 habitantes que abandonaron su lugar de origen en 2001, comparando los datos del Censo de ese año con los de 1991 en la misma provincia. En aquella ocasión fueron 5 los departamentos que mostraron una reducción de la población, sobre el total relevado.
Si se considera que en la provincia de La Pampa es donde se registra el menor crecimiento poblacional 5,9% de la última década (a excepción de la Ciudad de Buenos Aires), la tendencia ya registrada en 2001 parece haberse profundizado en los últimos años.
Otra provincia de peso en la producción agropecuaria como Córdoba, muestra un crecimiento bastante parejo en todos sus departamentos. Solamente uno de los 26 departamentos censados, Minas, redujo su población en un 4%, que en términos absolutos fue de 186 habitantes menos de los que tenía en 2001.
Tampoco parecen aumentar desaforadamente en la capital cordobesa los cordones de pobreza como a veces se sugiere ya que su población creció apenas un 4% en una década, igual que la Ciudad de Buenos Aires, una tasa de crecimiento inferior a la vegetativa que aumenta al 1% anual.
Por caso, en el departamento de Río Cuarto, otro emblema de la producción agropecuaria, el aumento de la población fue del 7%, con 16.415 habitantes más. Un 8% creció la población de San Justo, y valores similares se perciben en San Javier (9%) o Juárez Celman (10%), y algo por debajo del total provincial fue el aumento de la población en Marcos Juárez (5%).
El Censo 2010 arroja cifras similares para la provincia de Santa Fe, cuya población aumentó un 7% en la última década, y donde solamente un departamento (Vera) perdió 178 habitantes desde 2001, el 0,35% sobre los 51 mil habitantes que había en 2001.
Por el contrario zonas netamente agropecuarias como Castellanos y Las Colonias casi duplicaron el crecimiento de la provincia con aumentos de población en torno al 12%, es decir unos 30 mil habitantes más entre ambos departamentos.
Un porcentaje similar al de esos partidos mostró la zona agroindustrial de San Lorenzo donde se ubica el principal polo aceitero nacional con un 12% de aumento en la población, es decir unos 17 mil habitantes más sobre los 142 mil que tenía hace diez años.
Al mismo tiempo, tanto Rosario como la Capital santafecina, mostraron crecimientos poblacionales semejantes a los del total provincial en torno al 6/7%, unos 109 mil habitantes más entre ambos distritos.
En Entre Ríos, pese a que el crecimiento poblacional se desaceleró a la mitad en los últimos diez años, la población creció en todos los departamentos censados que en conjunto mostraron un incremento de 78.153 habitantes. Allí muy por encima de la media crecieron departamentos como Colón (16%) y Federación (14%).
A nivel nacional la población censada fue de 40.091.359 habitantes, un 10,6% más que en 2001. El crecimiento poblacional estuvo algo por debajo del que se había registrado ese año cuando la población creció 11,2% respecto de 1991.
En general las provincias que mayor crecimiento poblacional reflejaron fueron de regiones extra pampeanas, especialmente las patagónicas donde se concentró el mayor aumento relativo de habitantes
Santa Cruz, Tierra del Fuego, Chubut, Neuquén y Río Negro aumentaron la población en promedio un 23,4%. El NOA en tanto arrojó un crecimiento del 11% en promedio, el NEA de aproximadamente un 9,5%, y la región cuyo lo hizo en torno al 12%.
La región pampeana, a su vez -sin contar el conurbano bonaerense ni la Capital Federal-, creció en torno a un promedio del 8% el total de su población.

Fuente: EL Enfiteuta