«

»

Los restos de la sonda rusa Fobos-Grunt cayeron en el Pacífico

Conae (Organismo espacial argentino) había informado que parte de los restos de la sonda “Fobos Grunt” podría caer en cercanías de Puerto Madryn, finalmente se supo hoy que el choque se produjo 1.250 kilómetro al oeste de la isla de Wellington en el Pacífico. La agencia espacial rusa Roskosmos había estimado que sería en Valdivia (Chile).

MOSCU (Reuters).- Partes de una fallida sonda espacial que Rusia envió a Marte cayeron el hoy en el Océano Pacífico lejos de las costas de Chile.
Los restos de la nave cayeron en el mar a unos 1.250 kilómetros al oeste de la isla de Wellington, ubicada en la región austral de Chile, al sur del Golfo de Penas, dijo el portavoz de las Fuerzas de Defensa Aeroespacial de Rusia, coronel Alexei Zolotukhin.
La nave Phobos-Grunt nunca salió de la órbita de la Tierra después de su lanzamiento en noviembre, en una inusual misión interplanetaria del programa espacial ruso. No estaba claro inmediatamente si todas las partes de la nave que no se quemaron en la atmósfera cayeron en la misma zona.
La agencia espacial rusa Roskosmos había dicho que los restos de su nave de 14 toneladas, que incluyen 11 toneladas de combustible para cohetes tóxico, podrían caer en el Océano Atlántico, a mitad de camino entre Brasil y el oeste de Africa.
Roskosmos y el Ejército no pudieron ser contactados para que realizaran comentarios.
Debido a los constantes cambios en la atmósfera superior, que es fuertemente influenciada por la actividad solar, el tiempo y lugar exactos del regreso de la sonda eran desconocidos.
La nave de 165 millones de dólares, diseñada para recoger muestras de suelo de la luna Phobos de Marte, debía realizar la primera misión interplanetaria exitosa de Rusia en más de dos décadas.
Pero se quedó pegada en órbita después de un lanzamiento fallido el 9 de noviembre y desde entonces estuvo perdiendo altitud gradualmente debido a la atracción gravitacional.
Expertos dijeron que los restos representaban pocos riesgos, dado que el tanque de aluminio para el combustible de la sonda se quemaría en la parte alta de la atmósfera.