«

»

Puan: despiden a trabajadores del Taller de Aparado

Son tres jóvenes, uno de ellos estaba con sueldo en blanco y las otras dos operarias con un plan. Quedaron sin trabajo luego de que la encargada de la coordinación les anunciara, entre ayer y hoy, el cese de sus actividades.
En diálogo con este diario digital, admitieron que la decisión de echarlos podría deberse a una propuesta que ellos hicieron hace un tiempo para transformar el Taller en una cooperativa, separada de la órbita municipal.
Además, hablaron de diferencias en cuanto a las condiciones de trabajo que –según aseguraron— para ellos era más exigente, y adujeron que también hubo cuestiones políticas.

Foto archivo: El taller funciona en el ex salón de Bomberos

Los tres permanecieron en el Taller de Aparado por tiempos diferentes. Uno de ellos durante casi un año y medio. En tanto, Lucrecia y Johanna estaban a punto de cumplir 12 meses. Realizaban tareas de cosido, de lunes a viernes desde las 6 de la mañana hasta las 3 de la tarde, cobrando un salario mensual de $ 2000.
El emprendimiento a nivel local da trabajo a 12 operarios, abastece parte de la demanda de la Fábrica Vulcabrás de Coronel Suárez (Ex Indular) y subsiste con ayuda municipal para el pago de sueldos.

-¿Cuáles fueron los motivos del despido?
Johanna: -Hoy a la mañana nos llevaron a mi y a Lucrecia a la oficina. Allí nos dijeron “hasta hoy trabajaron con nosotros, a partir de mañana no”, nada más que eso.

-¿Les liquidaron los haberes adeudados?
-J: -No, nos dijeron mañana no vengas y listo.

-¿Cómo reaccionaste?
J: -No sabíamos qué decir, no tuvimos explicaciones. Igualmente, ya imaginábamos que esto se venía.
Además, a un compañero lo habían echado ayer y fue con él que habíamos ido a hablar con el Intendente en diciembre, para proponerle formar una cooperativa en la que los empleados se hicieran cargo del manejo del Taller.

-¿Ustedes habían consultado a sus compañeros acerca del tema de la cooperativa?
Lucrecia: -Sí, y todos estuvieron de acuerdo, les pareció bien. En la cooperativa, cada uno de los socios cobra lo mismo, a mayor esfuerzo para lograr mejores índices de producción, mayor es la parte que le corresponda a cada uno. Y no dependés de nadie.
Las decisiones se toman de manera democrática, se discute y acuerda cómo deben manejarse el Taller.
J: Ahora estábamos ganando igual, pero no trabajábamos de la misma manera.

-¿Qué cantidad de pares producen habitualmente?
J: -Eso depende de si te traen trabajo; de la complejidad en el armado del calzado, o de si el compañero de adelante no se fue a dar vueltas

-¿Cobraban el sueldo en término?
L: -Se atrasaban y nos iban entregando lo que podían. Nos daban $ 400, a la semana otro tanto, y en los últimos días del mes nos liquidaban el resto. Así pudimos sobrevivir.
J: -En diciembre nos dijeron que en enero íbamos a cobrar por lo que hacíamos, pero no fue posible porque no hubo cooperativa de trabajo.
L: -En una ocasión, a fines del año pasado, mientras estábamos en el Taller, llegaron del Sindicato de Trabajadores del Calzado de Coronel Suárez con gente del Ministerio de Trabajo. Un funcionario nos tomó los datos a todos y dejaron una copia de la escala salarial, formada por categoría, dependiendo la tarea de cada operario.

-¿Acá en Puan no hay categorías?
J: -No, todos cobramos igual.
L: -Y por debajo del mínimo

-¿Se habló de regularizar la situación?
J: -Ellos dieron un plazo, pero hasta el día de hoy no hubo novedades

-Al principio contaban de ciertas diferencias en el tratamiento cotidiano que ustedes recibían de los compañeros y superiores.
J: -Por eso el despido no nos extrañó. Había muchas diferencias en lo laboral. En el trato.
L: Y también en lo personal. Hay amistades dentro del trabajo. De un trabajador a otro la exigencia era distinta.

-¿Y a qué atribuyen eso?
J: -A lo que decíamos, al tema de las amistades.
L: -También está la forma de pensar.
J: -Además, nosotros nos asesoramos sobre el tema cooperativas por afuera. Nos contactamos con Francisco de Textiles Pigüé, que tiene llegada a la Nación. Él nos explicó cómo se arma una cooperativa

-¿A estas gestiones ustedes las hicieron a escondidas, sin el conocimiento de las autoridades?
J: -No, con Francisco fuimos a verlo a Castelli en diciembre pasado. Allí le explicamos la idea y le se le ofreció el asesoramiento de esta persona de Pigüé como un contacto para agilizar los trámites. En ese momento el Intendente nos prometió que se iba a hacer la cooperativa.
L: -Nosotros nos pusimos a investigar qué era una cooperativa, cómo se formaba, cuáles eran nuestros derechos y obligaciones. Por ahí lo tomaron mal.
J: -O por ahí que este hombre (por Francisco) sea de otro partido político no cayó nada bien. Aunque al principio el intendente no nos demostró eso, la idea le pareció buena, se intercambiaron los números de teléfono.
L -En una ocasión, con Castelli hablamos de armar cinco cooperativas, una en cada pueblo, pero a las dos semanas se decidió a hacer una sola y que parte de la administración iba a ser municipal. Entonces, siendo así, los trabajadores perdemos participación.

-¿Están pensando en un acercamiento para reanudar el diálogo y encontrarle una solución a este problema?
L: -Nos gustaría que se forme la cooperativa independiente del municipio, que las decisiones las tomen los empleados.

-¿Cuál fue la reacción de sus compañeros al enterarse que a ustedes los despedían?
J: -No estaban. Quedamos solas.
L: -Les pregunté si me podían ayudar y me dijeron que era mi operación y la debía realizar yo.

-¿Cómo era el trato cotidiano con los otros operarios?
L: -Lo que pasa es que hay diferencias, hay amiguismo, entonces el grupo está bastante dividido y se nota. Quienes son amigos del supervisor no se llevan con nosotros y si nos echaron para ellos es una alegría.
J: -Desde que hablamos con Francisco estamos marcados.

-¿En el Taller el nivel de jerarquía empieza por el Coordinador?
-Sí porque es quien maneja todos los talleres del distrito, luego viene el Supervisor de cada localidad.

-¿Quieren agregar algo más?
J: -Creemos que debe dejarse de lado la política
L: -La cooperativa sería una salida laboral para Puan, se podrían crear más puestos de trabajo. De lo contrario, seguiremos quedando cada vez menos en los pueblos

-¿Ustedes militan en algún partido político?
J: -No, pero tenemos gente allegada en el peronismo.