«

»

Roberto Ottonelli: “Difundir la Fiesta y los atractivos de Puan para mi es un orgullo”

El puanense fue el encargado — tal como lo hace desde hace 10 ediciones– de la animación de la Fiesta Nacional de la Cebada Cervecera junto a Fabián Palacio, la voz del prestigioso Festival de Cosquín y locutor de Radio Nacional. Roberto también ejerce el oficio de conductor radial en FM de la Ciudad de Bahía Blanca y, por estos días, realiza el reemplazo de Lorenzo Natali, en las mañana de “Bienvenidos”, por LU2 Radio Bahía Blanca.

Ha ido creciendo en la profesión y ganando prestigio en un medio en el que no es fácil trascender. Roberto se muestra siempre bien dispuesto, sin perder en ningún momento la humildad, y el amor por su Puan natal, testigo de sus inicios en Radio Record.
Acerca de cómo vivió esta última Fiesta de la Cebada Cervecera, consideró que tuvo un gran nivel de espectáculos y fue un éxito de público.
“El clima también acompañó, creo además que este predio está cada día mejor, permitiéndole a la gente disfrutar del hermoso paisaje que ofrece”, señaló.

Roberto… ¿Cuántos años hace que estás como locutor de la Fiesta?
-Diez años, comencé con 22 años de edad.

Tanto tiempo sobre el escenario… ¿El trabajo de conducir la Fiesta se convirtió en algo rutinario o cada año tiene una magia diferente?
-Me pasa que cada vez me siento más cómodo, la presión de los primeros años no existe, lo disfruto muchísimo. A mi me gusta venir, recorrer, hablar con la gente de los stands y con quienes están en los patios de comida de las instituciones.
Lamentablemente, uno no pude venir tan seguido y cuando lo hace, trata de darle su tiempo a la familia y a los amigos.
En la Fiesta tengo la oportunidad de encontrarme con un montón de gente que no veo en el año y me pongo al día.
Igualmente, cada vez que subo al escenario se genera una magia especial. Cuando se prenden las luces y veo a todo el público que hay en el anfiteatro, te da una sensación muy placentera por el hecho de ver el crecimiento de la Fiesta y que uno forma parte un poco de eso.
Yo nací y viví en Puan, luego por razones de estudio y laborales me radiqué en Bahía Blanca. Entonces, difundir la Fiesta y los atractivos de mi pueblo, para mi es un orgullo.

-Estar sobre el escenario también te permite ver el detrás de la Fiesta y quizás otra faceta de los artistas. ¿Más allá de la calidad musical, te ha impactado alguno en especial, por su calidez humana por ejemplo?
-Uno trata de separar, pero te puede pasar que alguien te desilusione o también podés comprobar que es un gran artista y le admirás el manejo con la gente.
Hay artistas que tienen peso propio, demuestran su conexión con el público y una gran calidad humana. Creo que esos son los más sencillos, los que más años tienen dentro del medio. Algunos ejemplos: José Vélez, el Paz Martínez. Son sencillos debajo y arriba del escenario, tienen un carisma tremendo.
Recuerdo como anécdota el paso del Bahiano en el 2006. Esto más allá de que iniciaba su etapa como solista y quizás necesitaba empuje en el inicio de su nueva carrera. Me acuerdo que estacionó a unos 200 metros del escenario y vino caminando. Se sacó fotos con todos, vino con nosotros nos preguntó por el artista que estaba antes, quiso saber del pueblo, de la laguna y de la isla.
Que un tipo con trayectoria llegue solo y se mezcle con la gente como cualquier hijo de vecino, que firme montones de autógrafos, forma parte de un recuerdo muy particular de estos años.

-Un contraste con lo vivido con Axel ayer sábado
-Yo recuerdo la primera vez que vino a la Fiesta, era accesible a todos, se acercaba a la gente durante las pruebas de sonido, charlaba con las radios en vivo.
A veces dudo si algunos artistas son un tanto creídos o es el entorno que los trata de aislar.
Igual, lo de Axel lo puedo entender porque el fervor de las chicas era tremendo. Sacarse una foto o dar un autógrafo para todos es muy difícil, porque no solo son las fanáticas, sino casi toda la gente queriendo acercarse. Imaginate, Axel se hubiese ido al menos dos o tres horas más tarde del predio.
Al menos, antes de subirse a la camioneta se acercó al alambrado y con su mano fue tocando a todos los que allí estaban. Fue un gesto interesante.

-Hablando de tu carrera profesional ¿Cómo estás en este momento?
-Fue un año muy positivo, con algunos proyectos nuevos. En cuanto a automovilismo, en la radio me incorporaron al equipo de “Punto motor”, la apuesta nueva que este año hizo LU2. Es la oportunidad de hacer algo nuevo, de salir de la rutina.
Cuando entré a la empresa, lo que más me atraía era el hecho de cumplir diferentes funciones par aprender.
La experiencia te la da el aire y el rodearte de personas con una vasta trayectoria, uno de todos se lleva algo. Por eso, más allá de la chapa que te puede dar trabajar en LU2, lo importante es trabajar en equipo y aprender.

-Acerca de la gente con la cual trabajás… ¿Los que más saben son siempre los que están dispuestos a ayudarte para que ganes experiencia?´
-Hay de todo. Cuando recién entré, había un poco más de recelo, de reparo. Un poco mirarme y pensar: ¿Quién este? ¿Qué va a hacer acá?
Después es como todo, la verdad yo no me puedo quejar porque tengo buena relación con los compañeros de trabajo, más allá de alguna brecha generacional que nos pueda dividir. Además, me ido ganando un lugarcito.
Siempre, las observaciones o correcciones de mis compañeros, han sido de muy buena manera y yo también lo tomo así.
Con la gente del staff de LU2 somos un grupo reducido, somos casi amigos y estamos muy unidos.

-¿Te gustaría trabajar en alguna radio de Buenos Aires, hacer televisión o algún otro tipo de periodismo?
-Hoy me siento conforme donde estoy, no se si quisiera ir a otro medio. Obviamente, siempre hay cosas por corregir y mejorar, uno busca siempre superarse.
Pero si a algo aspiro, es que me gustaría conducir la segunda mañana de LU2, de 9 a 12 horas. Ahora, lo vengo haciendo pero como un reemplazo. Quizás algún día se de.

1 comentario

  1. cristina

    hola muy buena la portada y los festejos. mis saludos para ustedes

Los comentarios han sido desactivados.