La Provincia: fuerte recorte de fondos a los municipios

La Casa Rosada comenzó a retacear partidas al Gobierno de Scioli. El Gobernador les dijo a los intendentes que sean creativos para “hacer caja”. El municipio de Puan dejaría de percibir unos $ 400.000 mensuales.

Con 900 millones de pesos menos de coparticipación, los intendentes del conurbano recibieron la noticia del gobernador bonaerense, Daniel Scioli: no hay plata en las arcas provinciales y en la Casa Rosada.
“Sean eficientes y creativos para generar ingresos”, fue el consejo que repitió el gobernador en sus últimos encuentros con los jefes comunales de la primera y la tercera secciones electorales. No fueron reuniones tranquilas. Dejaron en evidencia el mal humor de los intendentes.
De todos modos, los intendentes de los distritos más afectados por los recortes preparan una batería de nuevas tasas municipales para salir a recaudar. A la cabeza figura un viejo proyecto de la Federación Argentina de Municipios, que dirige el intendente Julio Pereyra de Florencio Varela: cobrar un derecho del 2% sobre la facturación de las empresas de telefonía por el uso del espacio aéreo.
La iniciativa ya había sido vetada en tiempos de la Alianza. Fue desempolvada ante Néstor Kirchner, en 2004, otra vez sin éxito. Se trata de una tasa que los municipios cobraban a las telefónicas cuando sus comunicaciones se realizaban mayoritariamente por tendidos de cable.
Pero, aún en caso de prosperar, la medida está lejos de revertir los 900 millones de pesos que los intendentes dejaron de recibir este año. Se trata de un fondo del 6% del PBI que preveía la ley de educación federal y que se siguió constituyendo en cada presupuesto aún después de la derogación de esa norma. El Estado nacional constituía el fondo restando recursos a la coparticipación que recibían las provincias. En 2011, como no hubo presupuesto, tampoco hubo fondo educativo, y esos millones volvieron a ser distribuidos entre las provincias. Para Buenos Aires significaron 900 millones de pesos.

Inesperado

Este año, los intendentes armaron sus presupuestos locales previendo que iban a volver a cobrar el fondo, de acuerdo con la información que les envió Hacienda. Pero, a fines de enero, el Ministerio de Educación nacional recordó armar el fondo: la Casa Rosada no sólo retiró las partidas de febrero, sino que le restó a la provincia -y ésta a los municipios- lo que había recibido “de más” en enero.
Fue un golpe inesperado para las arcas municipales, que este año, además, dejaron de cobrar una partida especial que la provincia les había abonado en enero de 2010 y 2011: el Fondo de Fortalecimiento de Servicios Municipales, que distribuyó 175 millones de pesos el año pasado y 340 millones el anterior.
De hecho, la suma de todos los fondos coparticipables del primer mes de este año, que llega a 1107 millones de pesos, apenas supera en $ 65 millones lo que recibieron los municipios en el mismo mes del año pasado. Menos que la inflación que declara el Indec y, por cierto, mucho menos que la suba de salarios y el encarecimiento de servicios que deberán pagar los intendentes. Con un aditivo: como existe una boca más (el municipio de Lezama), el balance real es negativo.

Peor

La situación empeoró en febrero, cuando la Casa Rosada le restó a la coparticipación federal el fondo educativo y, a su vez, le “cobró” a la provincia lo que le había pagado el mes anterior: los intendentes recibieron 934 millones de pesos, casi 200 millones menos que en enero.
A esa situación se suma la falta de nuevas obras nacionales en los municipios. Después de las elecciones, los intendentes lograron normalizar la ejecución de las obras en curso, pero desde la muerte de Néstor Kirchner no encuentran un interlocutor en la Casa Rosada que les asegure nuevas obras.
La situación quedó plasmada en la última reunión de Scioli con los jefes de la tercera sección, quienes le pidieron encabezar una comitiva para llevar los reclamos ante Cristina Kirchner. Desde marzo de 2011 que no se da esa situación. Desde entonces, los intendentes sólo son invitados en grupo a la Casa Rosada para escuchar los anuncios oficiales.

Nuevas tasas

Ante ese combo de reclamos por falta de recursos y obras, Scioli respondió apelando a la “eficiencia y la creatividad” de los intendentes para hacer caja. Pero los jefes comunales no sólo piensan en crear nuevas tasas (ya generaron importantes aumentos en los impuestos existentes). También le propondrán a la provincia hacerse cargo del cobro de patentes y de las cuotas de los planes de viviendas, entre otras tareas, a cambio de un porcentaje para los municipios en caso de lograr una mayor eficiencia.
El jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, se encargó de dejarles en claro a los intendentes que apoyará todas las propuestas eficientes, pero que no aspiren a sacarle recursos a la provincia.
Para los intendentes, los problemas no terminan ahí: los gremios no los esperarán por siempre para discutir paritarias.

Las quejas

-Coparticipación. La Casa Rosada recortó $ 900 millones de pesos que debían ir a los municipios bonaerenses.

-Obras paralizadas. No hay obras nuevas y sólo se ejecutan proyectos antiguos.

-Respuesta. El gobernador Scioli les sugirió a los intendentes ser “creativos”. Habrá aumentos de tasas.

Ideas para facturar

Julio Pereyra / Florencio Varela
Tasa a las telefónicas
El jefe comunal quiere desempolvar un viejo proyecto de la Federación Argentina de Municipios: cobrar un 2% de la facturación de las telefónicas por el uso del espacio aéreo.

Jorge Ferraresi / Avellaneda
Planes de vivienda
Los intendentes de la tercera sección le encargaron a Ferraresi que estudie un sistema para que los municipios se hagan cargo de cobrar las cuotas de los planes de vivienda por una comisión.

Humberto Zúccaro / Pilar
Estaciones de servicio
Al intendente de Pilar le atribuyen la idea de imponer un derecho del 0,025% por cada litro de combustible, que tendrían que tributar las estaciones de servicio y cobrarían los municipios.

Varios municipios
Cobro de patentes
En la tercera sección electoral también analizan hacerse cargo del cobro de patentes vehiculares, a cambio de una comisión si mejoran la recaudación, que dejaría de percibir la provincia.

Millones para restar

-$ 900 millones
Dejaron de recibir vía coparticipación los intendentes en 2012, por una modificación del presupuesto.

-$ 515 millones
Habían percibido de más en 2010 ($ 340 millones) y 2011 (175 millones) por un fondo provincial que no se hizo efectivo este año.

-$ 172 millones
Recibieron de menos los municipios en febrero de 2012, contra enero.

-$ 12,5 millones
Es la mayor quita que sufrió un municipio entre enero y febrero de 2012. Se trata de La Matanza, el distrito más poblado del conurbano.

(Diario La Nación)