«

»

Muchas dudas frente al nuevo ciclo de trigo en el nivel local

Una combinación de factores negativos atenta contra la siembra de trigo en la próxima campaña: humedad insuficiente en profundidad, problemas de comercialización no resueltos y un mercado internacional sobreofertado.
“No hay que confundirse con el efecto de las últimas lluvias en la región pampeana. Cambiaron el ánimo de los productores, trajeron alivio a los campos de pastoreo y a algunas sojas tardías, pero no recompusieron la humedad en el perfil profundo. Las napas no ascendieron con los últimos chaparrones, hubo mucha evaporación por la seguidilla de días de calor y se necesitan 200-300 milímetros durante el otoño para recargar los suelos con miras a la siembra de granos finos”, advierte un técnico del sur de Santa Fe.
Estos caudales podrían registrarse en un otoño normal, pero hay dudas de que puedan concretarse en los próximos meses, cuando La Niña pierda intensidad pero aún, por inercia atmosférica, genere lluvias 30% inferiores a las normales hasta la primavera, según adelantan algunos meteorólogos.
Por otro lado, los problemas para ubicar el trigo viejo no se han resuelto. “Actualmente, mis clientes se quejan porque no pueden ubicar el trigo disponible a precios satisfactorios y porque hay muchas trabas para realizar operaciones. Esta semana había un precio FOB del trigo de US$ 258. Con esa cotización, el valor de paridad sería de $ 808; sin embargo, los compradores ofrecen $ 600”, agrega el asesor.
“Tenemos que concretar entregas para mediados de año y aún así recibimos precios menores a los de paridad”, lamenta un productor de Cañada Seca. Sucede que localmente los precios siguen afectados por la posición comprada de la exportación, que elimina la competencia por la mercadería disponible. “Las liberaciones de ROE son siempre en tramos. Frente a ese proceder, la demanda ya tiene cubiertos los volúmenes autorizados con compras a precios que encierran grandes descuentos respecto del FAS teórico”, apunta Sebastián Olivero, de la consultora Agro-Tecei.
El mercado internacional del trigo tampoco es alentador. La relación stock/consumo se encuentra cercana al 35%, bien por encima del 22% registrado en el período 2003-2007. Como resultado de estos comportamientos, los primeros sondeos darían una caída del área por implantar con trigo del 15-20% según Olivero, que, no obstante, permitirían producir 10-11 millones de toneladas, que posibilitarían cubrir holgadamente el consumo interno y generar un pequeño saldo exportable.

Carlos Marín Moreno
La Nación