Aporte a la ganadería regional: más con las mismas vacas

Ante la retracción del stock bovino en la Argentina en general, y en el SO Bonaerense en particular, quedan solo dos caminos para incrementar la producción de carne:
-incrementar la cantidad de terneros vivos cada 100 vacas entoradas (es posible obtener el 80% de destete, pero el promedio nacional ronda entre el 59% y el 65%- datos promedios del 2011 y el 2007 respectivamente-): esto se logra optimizando el manejo de los recursos existentes en cada empresa ganadera, por lo cual debemos concentrarnos en lo que podemos hacer desde el campo: aumentar el nro. de terneros destetados con la misma cantidad de vacas.
– incrementar el peso de faena (mas kilos por animal) desafío que debe estar acompañado de políticas de estímulo de precios: que sea rentable producir novillos y vaquillonas pesadas ( es mayor su costo de producción, por lo que el precio del pesado deberían ser diferenciales: por ejemplo, un sobreprecio a los kg. extras por arriba de los 450 kg de peso vivo en novillos.. esto en parte lo cubría el mercado de exportación, hoy casi inexistente).
La política del gobierno para el sector cárnico no va en esta dirección, pero también es cierto que la relación entre el gordo y los granos, permiten suplementar a campo, mejorando los engordes, aun el peso de faena por animal es bajo: con la disminución de la faena de los últimos años, es crucial que aprovechemos todo el potencial de cada bovino de producir carne, incorporando mas Kg. por animal, para mejorar la productividad de los rodeos de engorde, y del rodeo nacional en su conjunto.

¿Cómo mejoramos los índices de destete, y el peso de los terneros destetados?.
Hay cuatro gran desafíos que debe llevar adelante un productor ganadero para mejorar la eficiencia de su rodeo de cría:
– elevar el piso de la producción forrajera,
-estacionar el servicio e incorporar genética acorde a los objetivos productivos,
-asumir que prevenir enfermedades en mejor negocio que curarlas,
– garantizar el bienestar de los animales.
Cualquier alteración en alguno de estos enunciados, afecta el resultado final de la actividad.

1) Al preguntarle a un empresario ganadero que produce en su campo, la respuesta inmediata es “¡carne!”. Este es el primer mito a derribar: un ganadero en realidad, produce recursos forrajeros -que se convierten en carne-.
Por ello es imperioso elevar el piso de la producción forrajera de cada establecimiento (retener humedad con barbechos largos, combatir malezas que compiten con los cultivos, fertilizar si es necesario, utilizar variedades adaptadas a la zona, programar cadenas forrajeras acorde a los requerimientos nutricionales del rodeo, disponer de reservas forrajeras en cantidad y calidad, acordes a lo planificado, y contemplando inclemencias climáticas tan comunes en esta zona).Todos sabemos que“ UNA VACA FLACA CRÍA UN TERNERO DE BAJO PESO Y NO SE VUELVE A PREÑAR”.

2) Se debe estacionar el servicio, e incorporar genética acorde a los objetivos productivos: animales medianos- frame moderado-, de fácil parto, buena habilidad materna, con gran manto de carne, buenas ganancias de peso vivo, y rápida terminación. Apuntar a rodeos de vientres uniformes, con un 50% de toros de la misma raza (si se recrían las terneras para reposición), y la otra mitad de toros de otra raza que produzcan terneros cruzas, donde el vigor hibrido (heterosis), permite entre un 15-20% de diferencia de producción sobre las razas puras (terneros más pesados: los típicos “terneros caretas”, y mayor cantidad de terneros nacidos tempranos, aseguran mas Kg. al destete ).

3) Problemas sanitarios: Las enfermedades reproductivas causantes de las bajas tasas de concepción y de partos, son: Brucelosis, IBR, DVB, Trichomoniasis, Leptospirosis y Vibriosis Genital Bovina. Mientras que patologías como la diarrea y la neumonía neonatal, junto a clostridiales (mancha, gangrena, tétanos), son las responsables de la mortandad de terneros hasta el destete.
El principal concepto sanitario es que prevenir enfermedades en mejor negocio que curarlas. Por ello se debe desarrollar un programa sanitario, que permita disminuir pérdidas de terneros entre el servicio y el destete: vacunar contra enf. reproductivas pre servicio y al tacto, contra diarrea neonatal a la madre en preparto, desinfección del ombligo del ternero al parto y por lo menos dos dosis contra enfermedades clostridiales y complejo respiratorio- querato,a los terneros a partir de los 60 días de edad. ( no esperar al destete para vacunar!!: la segunda dosis debería ser por lo menos 20 días pre destete, para garantizar elevadas defensas en el ternero ante el gran estrés que significa el destete) .( vacunar terneras contra brucelosis, vacunar anualmente contra carbunclo , control reproductivo anual a los toros, control de tuberculosis, tener un correcto plan de control de parásitos, proveer de minerales, diagnosticar preñez, descartar vacas vacías y abortadas, identificar las vacas CUT-las que crían su último ternero-, también son medidas muy importantes para mejorar la productividad del rodeo).

4) En el manejo diario, garantizar el bienestar de los animales:
*agua fresca y limpia en los bebederos (vaciarlos, limpiarlos y desinfectarlos periódicamente)
* proveer de sombra y reparo (acceso a montes, colocar media sombras)
*al trabajar con los animales, hacerlo despacio, respetando sus hábitos de comportamiento, reemplazando látigo y varilla de hierro por una bandera y un “sonajero”..y al perro mordedor, por un perro “acompañador”.
*tener las instalaciones en condiciones apropiadas evita golpes, saltos imprevistos, hasta fracturas y muerte de los animales.
Resumiendo: vacas bien alimentadas (no cuando hay pasto, sino cuando el animal lo necesita), un potencial genético acorde a las metas productivas y reproductivas de la empresa, con un plan preventivo de enfermedades, y un correcto manejo, promoviendo el bienestar de los animales, nos permitirán acercarnos al ideal de “ un ternero por vaca al año”, con destetes de mejor calidad y mayor peso.
Ser más eficientes nos permitirá obtener más terneros con las mismas vacas en un año, estrategia que resulta menos onerosa que aumentar la cantidad de vacas del rodeo, para obtener el mismo resultado al destete.

Méd. Vet. Rubén H. Ceminari
MP CVPBA N°6671
Mail: [email protected]