«

»

Aumento impositivo: la Provincia busca el acuerdo legislativo

El gobierno de Scioli busca un acuerdo con la oposición para aprobar el proyecto en la Legislatura
El gobierno bonaerense buscará a partir de hoy acercar posturas con bloques de la oposición en procura de sellar un acuerdo que le permita avanzar en la Legislatura con la aprobación del paquete impositivo. La trabajosa misión que encararán funcionarios del gabinete de Daniel Scioli tiene un condimento adicional: deberá contemplar e incluir al propio oficialismo y, en particular, al vicegobernador Gabriel Mariotto.
Tras el fracaso de la semana pasada en la Cámara de Diputados que impidió la sanción del proyecto que llegaba con la aprobación del Senado, el gobierno provincial comenzó a negociar con bloques opositores, en especial el Frente Amplio Progresista, un acuerdo que le permita contar con los votos necesarios para avanzar con la ley.
Sin poder conseguir quórum, legisladores del Frente para la Victoria junto a la ministra de Economía Silvia Batakis y representantes del FAP, iniciaron una negociación que estuvo a punto, el jueves, de destrabar el trámite legislativo. Sin embargo, y en medio de los tironeos, la bancada oficialista decidió retirarse de las negociaciones.
Esa determinación dio paso a diversos trascendidos, el más firme, que los diputados de La Cámpora habían recibido una orden “de arriba” de bloquear cualquier acuerdo que implicara morigerar la presión impositiva para el campo incluida en el proyecto.
Es que, en efecto, la iniciativa oficial contempla un aumento en el Inmobiliario Rural a partir de la aplicación de un revalúo de las tierras que, según los funcionarios, se acerca a los valores de mercado.
Pero, en medio de la presión de los ruralistas que se movilizaron a nuestra ciudad en rechazo del proyecto y la falta de quórum para llevar adelante la sesión, el gobierno provincial accedió a reducir el impacto impositivo sobre el sector.
Así, se comenzó a hablar de la aplicación del revalúo en etapas, en un esquema similar al que se propone en Santa Fe. La Provincia plantea arrancar con un 50%, y el resto a aplicar en años sucesivos. El FAP, en cambio, buscaría empezar con un 30% en el primer año. Y para compensar la “pérdida” que esa medida implicaría para la Provincia, propone aplicar una cuota adicional del Inmobiliario Rural para este ejercicio.
La negociación está abierta en ese punto, sin dudas el más polémico, pero también incluye otros dos aspectos del proyecto. La oposición pide eximir del pago de Ingresos Brutos a las cooperativas de consumo y no aumentar ese tributo a aquellos contribuyentes que facturen menos de 2 millones de pesos al año.
Pero el gobierno de Scioli deberá además atender otro frente: el abierto en el propio oficialismo con Mariotto y La Cámpora. El kirchnerismo ya dio señales de rechazo a cualquier cambio que implique reducir la carga tributaria sobre el campo. El ministro de Economía nacional Hernán Lorenzino, propuso que directamente el aumento se aplique por decreto, posición que es rechaza de plano en el Ejecutivo.
Por eso, sin acuerdo en el propio oficialismo, no habrá chances de que el paquete impositivo se transforme en ley.

IMPACTO

Con el proyecto la Provincia planea sumar recursos por 2.685 millones de pesos anuales que contribuyan a mitigar su difícil situación financiera, de los que cerca de 1.000 millones de pesos corresponderán a los municipios, y obtener un aval de endeudamiento por 2.400 millones de pesos para la emisión de Letras del Tesoro.