“El patrimonio local en primer lugar”

En varias localidades del distrito de Adolfo Alsina, se están impulsando acciones desde lo que se conoce como el Enfoque de Sistemas Agroalimentarios Localizados (SIAL), a través del cual se busca poner en valor aspectos patrimoniales propios de cada comunidad.
Las actividades que se realizan en cada localidad, buscan rescatar y poner en valor aspectos identitarios como las comidas típicas y las fiestas populares.
“En San Miguel Arcangel y Carhué, estamos trabajando en el rescate y valorización de elementos culturales propios de cada comunidad. El objetivo es revalorizar la cultura alimentaria de los descendientes de inmigrantes, analizando de qué manera se readaptaron a un nuevo medio, variando sus ingredientes de acuerdo a lo que se conseguía localmente. También trabajamos en el rescate de fiestas populares, música y juegos. En el caso de Rivera, se empezó a trabajar en el marco de la maestría PLIDER, con los alumnos de la Universidad Nacional del Sur de Bahía Blanca”, dice la Asistente Social Hebe Cacciurri, integrante de la Agencia de Extensión Rural Carhué y del Equipo de Pro Huerta de INTA Bordenave.

Foto: Taller en San Miguel Arcangel

Trabajar con aspectos identitarios tan fuertes, como la comida o las fiestas populares, despierta sentimientos muy arraigados en las personas involucradas: “La gente se siente muy movilizada con estos trabajos, ya que se ponen en marcha una serie de mecanismos que tienen que ver con lo afectivo en su mayor expresión. La comida nos conecta con los primeros recuerdos y con valores que se suceden de generación en generación”, agrega Cacciurri.
En un Seminario realizado en Carhué el pasado 24 de abril, se buscó generar un espacio de encuentro para aunar esfuerzos e impulsar la línea propuesta por el Enfoque SIAL. Se expusieron los trabajos que se vienen desarrollando desde hace un tiempo, que incluyó también lo realizado en Goyena, y pudo verse el interés de los integrantes de las propias comunidades en estas actividades: “En el Seminario se observó mucho entusiasmo en los participantes, esperamos ahora ver las repercusiones que tuvo el encuentro en cada localidad. Se deben respetar los procesos internos, por lo que la continuidad de trabajo depende de cómo evolucionen los grupos en cada comunidad. Nosotros desde INTA acompañaremos dichos procesos”.-