«

»

En próximos días habrá eclipse de Sol, de Luna y un tránsito de Venus que no se repetirá hasta el siglo XXII

Eclipse 20-05-12. Así se verá

El eclipse anular de Sol de mañana domingo no será visible desde Sudamérica. Quienes tengan la suerte de verlo en otros continentes, deberán hacerlo con protección ocular.
Pero igualmente, la serie de fenómenos celestes seguirá el lunes 4 de junio con un eclipse parcial de luna y el miércoles 6 sucederá el más atractivo que involucra al planeta Venus, hecho que ocurre solo 4 veces en períodos de 243 años.

(Planetario de Merlo San Luis especial para Todas las Voces) 2012 es sin dudas un año excelente para mirar el cielo, ya que al reciente espectáculo brindado por la “superluna”, se aproxima el 20 de mayo con un eclipse anular de Sol que fue predicho hace siglos por astrónomos mayas. Ese día nuestro satélite va a pasar entre la Tierra y el Sol y desde la perspectiva terrestre ocultándolo.

Eclipse parcial de Luna

Como el evento se dará cerca del perigeo -la mayor distancia entre Tierra y Luna- con el diámetro aparente de la Luna más pequeño que el Sol hará que nuestra estrella se parezca a un “anillo”.
Y continuarán los espectáculos celestes, porque el 4 de junio tendrá lugar otro eclipse pero en ése caso será parcial de Luna. Ese día nuestro satélite ingresará en fase llena y la Tierra quedará en medio de la Luna y del Sol, provocando que en el momento máximo del eclipse la Luna esté cubierta por la sombra terrestre en aproximadamente un 30% de su superficie. Se verá entonces una porción de la Luna significativamente oscurecida y la otra porción se verá de tono rojizo oscuro debido a la luz refractada por la atmósfera de nuestro planeta.

Venus también

Eclipse de Sol fotografiado desde la órbita terrestre

Si bien los eclipses son de las manifestaciones de la naturaleza que más maravillan al ser humano, apenas dos días después del eclipse parcial de Luna habrá un esquivo y muy importante fenómeno astronómico, que por tan poco frecuente resulta posiblemente el más atractivo del 2012, el 6 de Junio el planeta Venus, que es un poco más chico que el nuestro (12.103 Km de diámetro) se encontrará en tránsito, lo que significa que visto desde la Tierra estará pasando por delante del Sol, fenómeno que se producirá porque la Tierra, Venus y el Sol se encontrarán alineados.
Quienes observen éste particular evento, que ocurre solo 4 veces en períodos de 243 años, podrán distinguir a Venus como un disco circular muy negro pasando lentamente por delante del brillante disco del Sol, y bueno sería que en ésa ocasión las condiciones metereológicas sean apropiadas, porque para ver el próximo tránsito de Venus habrá que esperar hasta el siglo XXII, ya que ocurrirá el día 11 de diciembre del 2117, exactamente en 105 años.

Astronomía Maya

La ciencia moderna reconoce el avanzado conocimiento que tenían los mayas en materia de ciencias astronómicas. Sabían al detalle los movimientos de los astros llegando a ser capaces de predecir los eclipses a la perfección así como también el curso del planeta Venus. Veían en los eclipses la dualidad del dios jaguar Kinich Ahua, dios del día y de la noche. Contaban con varios calendarios extremadamente precisos basados en diferentes cuerpos celestes determinando por ejemplo el tiempo que demora la Tierra en trasladarse alrededor del Sol con solo unos pocos segundos de diferencia respecto del tiempo determinado por la agencia espacial estadounidense (NASA). Venus, planeta al que llamaban Chak Ek era considerado muy importante y a partir de su movimiento realizaron un calendario que utilizaban para saber el momento apropiado para las siembras. Los mayas creían que su civilización provenía de las Pléyades, un cúmulo abierto de estrellas también conocido como los siete cabritos al que ellos llamaban Tzab Ek. y la curiosidad es que el eclipse anular de Sol del domingo 20 de mayo se dará en conjunción -visto de desde la Tierra aparentemente muy cerca- con éste cúmulo abierto de estrellas.

Cómo afectará a la Tierra el Eclipse de Sol anunciado por los Mayas

Eclipse 20 05 12

El eclipse anular de Sol que ocurrirá mañana -el cual no se verá desde ninguna región de Sudamérica- fue anunciado hace siglos por astrónomos Mayas debido a que el conocimiento que éste pueblo tenía en ciencias astronómicas fue realmente relevante superando incluso al conocimiento que tenían por aquellos días los astrónomos de occidente.
El eclipse del día 20 es uno de los fenómenos astronómicos del 2012 que generan mayor inquietud en el imaginario colectivo. Ya que, a las erróneas especulaciones referidas a que en 2012 llegará el fin del mundo, se suman insustentables interpretaciones sobre las cuartetas de Nostradamus, en las que no faltan quienes aseguran que el eclipse anular de Sol de este domingo podría traer consecuencias catastróficas sobre el planeta.

¿Qué son los eclipses?

Eclipse anular de Sol

Los eclipses -palabra que viene del griego y significa abandono- son fenómenos naturales que se producen todos los años cuando los astros involucrados forman una línea recta y en el caso del que ocurrirá el 20 de mayo sucederá porque Tierra Luna y Sol estarán alineados produciendo que, desde nuestra perspectiva terrestre, la Luna esté ocultando al astro rey.
Pero como además nuestro satélite estará en su apogeo -aproximadamente a 406 mil kilómetros de la Tierra- dejará ver el borde del disco solar, motivo por el cual desde algunas regiones de la Tierra se asemejará a un anillo.
Antiguamente, cuando se producía un eclipse de Sol, la desaparición repentina de nuestra estrella era asociada por algunas culturas con desenlaces catastróficos ya que no entendían el fenómeno.
Y cuando ocurría un eclipse solar por ejemplo en China, las personas creían que un dragón celestial se comía al Sol y para ahuyentarlo le propinaban gritos e insultos. Claro está que un eclipse solar produce oscuridad, palabra que no por casualidad está asociada con el peligro.
Actualmente el evento natural que hace que desde cierta perspectiva un astro oculte a otro se entiende perfectamente. Pero sin embargo hay quienes creen que los eclipses pueden traer graves consecuencias sobre nuestro planeta asociándolos por ejemplo a los terremotos. Siendo que los terremotos se deben a otro evento natural vinculado con el movimiento de las placas tectónicas.
Si bien todos los procesos de la naturaleza son producto de alguna circunstancia y producen además ciertas consecuencias, la que tienen los eclipses para nuestro planeta son para las personas prácticamente imperceptibles. El próximo eclipse solar provocará por ejemplo que la fuerza de gravedad ejercida por la Luna y el Sol “tironeando” desde un mismo lado a nuestro planeta provoque niveles de mareas más elevadas. Por otro lado si quienes tienen el privilegio de observar el próximo eclipse lo hacen sin ninguna protección en los ojos claro que también sufrirán ciertas consecuencias.

Las “profecías” mayas y el peligro de las sectas

Quienes trabajan en planetarios u observatorios astronómicos dedicados a la divulgación de ésas ciencias y mantienen contacto cotidiano con el público son destinatarios de una recurrente pregunta, ¿qué anuncian las profecías mayas para el 21 de diciembre de 2012?
La inquietud por el tema también se ve reflejada desde informales charlas de amigos hasta en los medios masivos de comunicación y el caso es que miles de personas de todo el planeta creen que para ésa fecha ocurrirá el fin del mundo.
Otros, de pensamiento menos apocalíptico, consideran que en diciembre de 2012 la humanidad y la Tierra van atravesar cambios bruscos que van a imponer un cambio de conciencia. Y si bien el común de las personas son escépticas, tienen cierto nivel de dudas, ya que vinculan entre otros tantos sucesos, los terremotos; las tormentas solares; la amenaza de potenciales guerras nucleares; el cambio climático; los recientes acercamientos de asteroides a la Tierra; los tsunamis y hasta la grave crisis socio-económica que por éstos días atraviesan los ciudadanos de las principales potencias, llegando a la conclusión que podría ser verdad que diciembre de 2012 venga con desagradables sorpresas.

Sin sustento científico

Lo cierto es que la creencia referida a que en diciembre de 2012 ocurrirá el fin del mundo está basada solo en interpretaciones sin ningún tipo de sustento científico. Y por otro lado hasta el momento no existe ningún elemento de prueba en donde los mayas mencionen claramente ésa idea.
Pero mas allá que al respecto existan opiniones diversas, la cuestión es que convendría tener muy presente lamentables experiencias en las que el fanatismo y la histeria colectiva se conjugan, como por ejemplo entre otros tantísimos casos, el suicidio en masa del 18 de noviembre de 1978, cuando 913 estadounidenses miembros de la secta Templo del Pueblo murieron tomando cianuro en la jungla de Guyana, o el hecho ocurrido en 1997 durante el paso del cometa Hale-Bopp, cuando Marshall Applewhite, quien lideraba la secta conocida como Puerta del Cielo, convenció a 39 de su seguidores a suicidarse de manera que sus almas subirían a una nave espacial que creían se encontraba detrás del cometa. Es claro entonces, que si el tema no es debidamente abordado por los diferentes gobiernos el acercamiento a diciembre de 2012 encierra un silencioso pero muy concreto peligro de que el fenómeno de los suicidios se repita
Quienes deseen más información pueden solicitarla mediante la dirección web del Planetario de Merlo San Luis www.planetariodemerlo.org