«

»

Es crítica la situación de la apicultura en el distrito de Puan

Desde la Secretaría de Producción, el ingeniero Celso Castillo, relató que la necesidad de alimentos para las abejas se produjo en la primera cosecha del verano, situación que nunca se había vivido hasta ahora.
“Hay apicultores que optaron por dejar las colmenas, porque debían mantenerlas con dinero de otras actividades,” detalló.

El ingeniero Celso Castillo, titular de la Secretaría de Producción, en una entrevista con Todas las Voces, realizó un balance de las actividades que se desarrollan en el área.
El funcionario municipal dijo que se continuará con el proyecto de gobierno desarrollado durante los doce años de la intendencia de Horacio López.
“Prueba de ello es que se han mantenido los responsables de muchas áreas y he tenido el apoyo del intendente Facundo Castelli para continuar con este trabajo.
Creo que es una muestra de confianza hacia mí y al equipo de trabajo, esto hace que redoble el esfuerzo porque la confianza depositada hay que demostrarla con resultados. Seguimos trabajando de la misma forma, viendo y apuntalando lo que se vino haciendo, tratando de redoblar esfuerzos para conseguir muchas más cosas,” aseguró.

Problemáticas

Castillo explicó que “el Municipio que adolece de algunas cuestiones, principalmente financieras”.
“El recorte de la coparticipación ha pegado fuerte en todos los municipios y Puan no es la excepción. Aproximadamente 500.000 pesos menos de coparticipación se está recibiendo por mes, y al año son 6 millones de pesos con lo cual se resienten algunas actividades programadas en el presupuesto.
El área siempre se ha destacado por la generación de recursos fuera del Municipio porque hemos logrado mucho apoyo desde la Provincia y la Nación, y esto tiene que ver todo con gestiones,” afirmó.
Sobre el trabajo dentro de la Secretaría de Producción explicó que seguirán fortaleciendo las acciones realizadas en la gestión anterior, apoyando a actividades primarias como la ganadería, la agricultura y la apicultura.
“Estos son caballitos de batalla, que implican el 95 por ciento de sector productivo. Es ahí donde se trata de acompañarlos,” indicó.
“El clima ha pegado fuerte en la sequía. Hay producciones que la sienten más y algunas un poco menos, de acuerdo a la ubicación en el distrito.
Es bien clara la diferencia en el sector norte, donde algunas producciones se desarrollan bien y la sequía mucho no ha impactado, como es el caso de los tambos. Y tenemos el sur del partido donde está más castigado, y es ahí donde tenemos las mayores demandas para todos los tipos de producción,” explicó.
“Fortalecemos ese tipo de actividades tratando de conseguir algún subsidio con los recursos disponibles. Hoy las exigencias son desde el sector apícola que tenía una cosecha promedio de 33-35 k y este año, el que más cosechó obtuvo alrededor de 4k.
En el distrito tenemos 185 apicultores con un costo de producción de 18-20 k de miel para cubrir los gastos. Hoy el que más ha producido, también ha tenido más gastos por el desplazamiento de las colmenas,” describió Castillo.

Causas

Según argumentó el funcionario, las causas de la situación crítica de la apicultura no obedecen solo a la falta de lluvias.
“Es un complejo de situaciones. Por un lado, la agricultura está avanzando de la misma manera que viene lo hace desde el centro de la provincia de Buenos Aires a las zonas que fueron consideradas marginales. La siembra directa y la aplicación de herbicidas hacen que la floración natural, propicia para la apicultura, venga en disminución.
Por el otro, la escasez o nulas precipitaciones en la época que la flor necesita producir el néctar para alimentar las abejas,” sostuvo.
“En el norte del distrito al haber mejores condiciones, hay más agricultura y esta hace que de desplace la floración natural de malezas como la flor amarilla y el abrepuño que nacen en terrenos poco trabajados y destinados a la ganadería.
Cada uno mira su beneficio en la mayor producción de trigo o cebada, con lo cual se elimina toda maleza,” continuó.
Si bien la zona propicia para esta actividad es el sur del distrito de Puan por destinar su producción mayormente a la ganadería, la situación económica cambió el panorama.
“Los dueños de estos campos- potreros al no tener recursos para comprar animales, buscan de alquilarlos para la agricultura,” dijo Castillo sobre las causas del desplazamiento de los pastizales naturales propicios para la apicultura.

Soluciones

Al ser consultado por la posibilidad de mejorar esta situación, el Secretario de Producción dijo: “El aumento de precipitaciones produciría rebrotes en los campos. Hemos tenido una primavera con lluvias, pero a partir de noviembre y diciembre se cortaron. Las altas temperaturas y los fuertes vientos, afectaron la producción.
En el momento que se producía la cosecha de miel, los apicultores no estaban pidiendo recursos económicos para tratar de comprar azúcar para mantener las colmenas. Hay muchos que está dejando las colmenas y vamos a tener una gran mortandad”.
“Siempre el momento crítico de la alimentación se produce en invierno, pero ahora se dio en la primera cosecha del verano, algo que nunca se había visto hasta ahora. Hablando con algunos agricultores, se bien hemos tenido años malos coincidimos en que nunca fue como en esta primavera –verano.
Un productor puede aguantar algunas temporadas, pero cada vez viene más limitado en sus recursos y dice “hasta acá llegué”.
Hay apicultores que optaron por dejar las colmenas, porque debían mantenerlas con dinero de otras actividades,” concluyó.