«

»

Investigarán al ex intendente Astorga por el delito de peculado

Así lo anunció hoy el senador Horacio López en conferencia de prensa.
La decisión de la Justicia se enmarca dentro de la auditoría iniciada en el 2000 a la gestión justicialista de los años 1997 a 1999.
“Peculado es cuando se utiliza dinero público del municipio para beneficio propio o de otros particulares, por lo tanto, en el caso de que esto sea aprobado, la sanción es mayor,” explicó.

*López estuvo acompañado por la presidente del HCD, Marta Busso y la titular del bloque del Frente Vecinal, Nuri Stoessel

El actual senador provincial y ex intendente de Puan (1999-2011), Horacio López, informó hoy sobre la evolución de la auditoría que inició a la gestión justicialista durante su primer mandato municipal.
En la apertura de la conferencia de prensa, López recordó que junto al Dr. Bertoncello, vienen trabajando sobre distintas causas judiciales.
“Esto generó que algunas personas estén condenadas, pero que fueron amparados en los fueros de Diputados y después, bajo el asesoramiento del Dr. Granillo Fernández. Este excelente profesional, familiar de Granillo Ocampo, quien fuera ministro de interior de Menem, estuvo asesorando a Carlos Astorga y fue colocando distintos obstáculos en la investigación.
Y la semana pasada hemos vencido el último obstáculo que era su apelación ante la Cámara de Apelaciones,” explicó el legislador.

Investigación por peculado

En cuanto las novedades de la causa judicial, López relató que la Justicia dirigió las investigaciones a hechos de peculado.
Sobre esta denominación judicial, explicó: “No es lo mismo que a un funcionario público se lo enjuicie por malversación de caudales que por peculado.
La malversación de caudales públicos es cuando un funcionario que tiene dinero para un fin determinado, lo destina dentro de la administración municipal a otro tema”.
“Cuando al administrador se lo acusa de peculado, significa que utilizó dinero público sacado del municipio para beneficio propio o de otros particulares, por lo tanto, en el caso de que esto sea aprobado, la sanción es mayor,” conceptualizó.
Luego López dijo que “las apelaciones de Astorga iban en dos o tres sentidos.”
“La primera era mantener el criterio de que si el Tribunal de Cuentas había aprobado la rendición, no correspondía someterlo al análisis de la Justicia.
En este punto, la Cámara de Apelaciones ha sido categórica. Dice que el Tribunal de Cuentas tiene capacidad para investigar cuestiones administrativas pero no penales,” continuó.
“Pedía la prescripción, pero tampoco procedió porque es una causa penal. En tercer lugar, decía que era un delito de administración fraudulenta pero la Cámara fue categórica en decir que es un delito de peculado,” declaró el legislador provincial.
Acerca del futuro de la causa, aclaró: “No estamos diciendo que Astorga ya está condenado por un delito de peculado. La cámara, en su parte central del fallo, confirma la resolución en cuanto al rechazo y a pedidos de nulidad, a cambios de calificaciones y al sobreseimiento de Astorga”.

Inicios de la auditoría

En otro tramo de la conferencia de prensa, López reconoció que la auditoría no había sido únicamente producto de su esfuerzo, sino también “de seis concejales de la Alianza que en aquel tiempo acompañaron la denuncia”.
“El paso siguiente es que Astorga deberá sentarse en el pasillo de los acusados delante de un juez y defenderse de las cosas que en este escrito la Justicia lo acusa,” sostuvo.
“Nosotros la investigación y la auditoría la hicimos por dos años, porque no sé si ustedes recuerdan, pero había que pagarla del bolsillo, y que tenía un costo por año.
Entonces, nosotros decidimos auditar los dos últimos años, es decir 1999 y 1998 pero resulta que la Justicia encontró en la investigación hechos en lo que había que remontarse a 1997 para su análisis,” contó.
Después, López recordó dos de los tres hechos por los cuales será investigado el ex intendente justicialista, refiriéndose a la compra de un motocomprensor para una obra de agua en la cual no se necesitaba de dicho servicio; y a la adulteración de una firma en órdenes de cobro.
“Quería informarlo porque en algún momento se jugaron algunas suspicacias respecto del tiempo que había pasado. De que yo como había llegado a la municipalidad tenía algún tipo de compromiso respecto del seguimiento de estas cosas. Siempre está la malintencionada propensión a tratar de involucrarme en pactos y componendas espurios que no acostumbro a tener ni los tuve nunca.
Quería comunicar esto porque había sido el último escollo que había que zanjar y la Justicia ha estado en este aspecto muy bien,” concluyó.