Con el corazón en la Boca

Boca Juniors lo perdía 1 a 0 pero logró dar vuelta un electrizante partido, y mantiene encendida su ilusión de subirse al tren de los clasificados. Tres goles y cuatro expulsados (uno de ellos el ayudante de campo local) fue el saldo final del encuentro.

(Por Juliana Becker) Actitud, entrega y voluntad dejó el equipo auriazul en la cancha para ganar un duro encuentro ante Puan F. Club, que a pesar de la derrota, sigue dentro de la zona de clasificación.
Al equipo de Cortés no le quedaba otra que vencer si todavía piensa en el repechaje, y planteó un equipo ofensivo, decidido a quedarse con los tres puntos, pero un baldazo de agua fría le llegó al comienzo, cuando a los 9m. Juan Manuel Ibarra cambió de frente el balón para la entrada de Gonzalo Gil por el segundo palo, que fusiló a Lizarreta para abrir el marcador.
Boca trató de no desesperarse, agrupando su mediocampo y tratando de manejar las acciones.
A los 11m. comenzó a acercarse Boca. Lucas Balvidares, de excelente partido, le mandó el balón a su hermano Rafael que entraba por el segundo palo, pero los defensores se encargaron de despejar. Minutos más tarde, a los 16, un centro al arco de Lucas pegó en el cuerpo del arquero Ibarra, el rebote le quedó a Hernández que se la llevó por delante, y finalmente la pelota se perdió afuera.
Al “faraón” le costaba profundizar, pero disputaba bien en la mitad de la cancha. Sobre los 20m Juan Manuel Ibarra robó una pelota en la mitad de la cancha y se encaminó hacia Lizarreta, pero Urroz logró alcanzarlo y le tapó el disparo.
El partido era de ida y vuelta, entretenido y algo fuerte. Boca buscó la igualdad y a los 21m. la consiguió. Braian Olmedo se llevó la pelota por la derecha y vio al “Rafa” Balvidares sobre el punto del penal. Hacia él envió el centro, y el delantero auriazul, de taco, logró poner el encuentro 1 a 1.
Boca siguió buscando, a sabiendas que sólo le quedaba ganar. A los 25m tuvo una chance clarísima de ampliar la cuenta con una excelente jugada de Lucas Balvidares, que se fue hacia el área y abrió el balón para la entrada de Rafael. El mayor de los hermanos remató al arco, aprovechando la salida fallida de Ibarra, pero sobre la línea se la sacó un defensor. El rebote le quedó a Lucas, pero en el camino la encontró el arquero puanense y les ahogó el grito de gol.
Corrían 27m cuando el faraón casi sorprendió. A Juan Manuel Ibarra le quedó una pelota en tres cuartos de cancha y la defensa de Boca se quedó pidiendo el off side. El línea Muñoz dejó seguir y el goleador puanense enfrentó solo a Lizarreta, que le salió a achicar y en una gran tapada logró desviar con la rodilla el disparo del delantero.
El partido se tornaba electrizante. A los 28m Hernández se llevó el balón por la derecha y envió un centro al rastrón, que recorrió el área sin que ningún jugador boquense lograra siquiera “soplar” la pelota hacia el arco. Un minuto más tarde Boca se quedó con diez jugadores, cuando su capitán, Darío Urroz, tocó en el borde del área a Ibarra y el juez Armani, al dictaminar que era el último hombre, le mostró la roja directa.
Al perder una pieza fundamental de la defensa, Alexis Cortés ensayó un cambio táctico que le dio buenos resultados. Mandó a la cancha a Emanuel Huth, que ocupó el lugar del expulsado, Zapatero dejó su posición de doble cinco para defender la punta izquierda y Olmedo, que se corrió toda la cancha, se quedó un poco más estático en defensa.
Pasada la media hora de juego los ánimos comenzaron a incrementarse. Sobre los 38m Ibarra cambió de frente para Gerbaudo que se encontraba adelantado, pero el línea Muñoz dejó seguir y, para suerte de los locales, su remate se perdió por sobre el horizontal.
Lizarreta tuvo una muy buena tarde, salvando en más de una ocasión la caída de su arco, como a los 39m cuando le tapó el remate a Ibarra.
El ayudante de campo de Cortés, José “Tito” Kraser, estaba exasperado, como casi toda la parcialidad local, y le reclamaba al línea Graff una falta no cobrada. El juez Armani intentó calmarlo pero sin resultado, lo que le valió que lo envíen al vestuario. Aunque la expulsión no solucionó demasiado, ya que desde la ventana de las duchas siguió recriminándole al línea todo el partido.
Llegando al final de la primera etapa Boca logró el premio al esfuerzo. a los 43m. un centro desde la derecha cayó en el área de la visita, donde entre una multitud de camisetas de ambos bandos, ganó la posesión del balón Matías Steimbach, que marcó el segundo gol de su equipo y permitió a Boca ir al descanso en ventaja.

Mantener la ilusión

El complemento careció de goles pero creció en emociones. A los 10m. Ibarra recibió, en posición prohibida, una pelota y se condujo hacia el arco. Lizarreta lo siguió por el área, achicándole el ángulo de tiro, lo que permitió que los defensores se reacomoden y ayuden al “uno” a evitar el gol.
Las faltas se hicieron presentes y a los 21m Puan perdió a uno de sus defensores. Rodrigo Barriada vio la segunda amarilla luego de una falta sobre Rafael Balvidares y tuvo que abandonar la cancha.
Los jugadores de Boca hicieron un gran esfuerzo para mantener el resultado y todos “se calzaron el overol” para defender su área. Los más jóvenes demostraron por qué están en primera. Los mellizos Huth no dudaron a la hora de marcar a los experimentados delanteros puanenses y Hernández se replegó por todo el terreno como otro defensor, volviendo al medio cuando se lo necesitaba.
Para tener control de pelota, el técnico local mandó dos tanques a la cancha: Hahn y Echenique, que le dieron poder de mitad de cancha en adelante y ayudaron a mantener la pelota lejos de su área.
El partido se moría pero las emociones seguían a flor de piel. A los 41m se fue expulsado David Gerbaudo, a instancias de Muñoz.
El marcador decía que iban 42m cuando el faraón se perdió increíblemente el empate. Gonzalo Gil recibió solo en el punto del penal y ante la presencia de Lizarreta, la quiso colocar junto al palo y la pelota se fue afuera. Con la mano en alto el juez Armani adicionó cuatro más, que sirvieron para probar la fortaleza de los corazones de los hinchas locales, que hasta el último minuto tuvieron el corazón en la boca.
Con el pitazo final, los locales se fueron aplaudidos por el esfuerzo y la voluntad.
Boca ganó “a lo Boca”, sufriendo y dejando el corazón en cada jugada. Sigue expectante a lo que suceda de aquí en más, pero sabe que todavía se puede.

Síntesis

Boca Juniors 2
Sebastián Lizarreta
Braian Olmedo
Darío Urroz
Jeremías Huth
Leonardo Belo
Julio Hernández
Sebastián Zapatero
Matías Steimbach
Lucas Balvidares
Rafael Balvidares
Mariano Balvidares
DT: Alexis Cortés
Cambios: 31m. Emanuel Huth por Belo, 65m. Mauro Hahn por M. Balvidares y 81m. Walter Echenique por Zapatero.
Suplentes: Mario Ullman y Mariano Otaviani.

Puan F. Club 1
Juan Martín Ibarra
Luciano Distel
Valentín Kler
Rodrigo Barriada
Cristian Dini
Carlos Valle
Fabián Romero
Franco Besada
David Gerbaudo
Gonzalo Gil
Juan Manuel Ibarra
DT: Horacio Azzolini
Cambios: 81m. Sebastián Marcaida por Kler.
Suplentes: Joaquín Schwerdt, Marcelo Valdés y Guillermo Toledo.

GOLES. Primer tiempo: 9m. Gonzalo Gil (PFC), 21m. Rafael Balvidares (BJ) y 43m. Matías Steimbach (BJ).
EXPULSADOS. Primer tiempo: 29m. Darío Urroz (BJ) y José Kraser (AC – BJ). Segundo tiempo: 21m. Rodrigo Barriada (PFC) y David Gerbaudo (PFC).
ARBITRO. Luis Armani (5), de la ASA.
CANCHA: “Rubén Segui”, de Boca Juniors.
RESERVA: Boca Juniors 2, Puan F. Club 0.

A dos voces
Rafael Balvidares: “Necesitábamos sí o sí ganar, no nos quedaba otra. Hoy dimos un paso muy importante. Fue un partido durísimo, jugamos casi todo el partido con un hombre menos, pero así juguemos con nueve o con ocho el triunfo tenía que quedar acá y se nos dio. Se jugó “a lo Boca”, se dejó el corazón y eso nos pone contentos. Tengo muchísima fe de que vamos a clasificar.”

Alexis Cortés: “Buscamos el partido en todo momento, generamos mucho. En una distracción nos pusimos uno a cero abajo y de ahí a remar, nos quedamos con diez hombres, generamos varias situaciones y más en el primer tiempo. Ellos también tuvieron oportunidades, sabemos la jerarquía de sus delanteros. Fuimos inteligentes, lo manejamos bien. Nos sacaron el respirador artificial pero seguimos en terapia intensiva, todavía es muy difícil”.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.