La Escuela Nº1 fue sede del acto central por el Día del Maestro

La ceremonia se desarrolló a las 13:30 con la presencia de autoridades municipales, escolares, legislativas y abanderados de los establecimientos educativos de Puan.
La bandera de ceremonia de la Escuela Nº1 Domingo Faustino Sarmiento fue portada por Ramiro Sedrán, y sus escoltas Gastón Mas y Priscila Muller López; mientras que el pabellón bonaerense fue portado por Jon Rolón, y sus escoltas Nazareno Tapatá y Lihuel Muller López.
Después de la entonación del himno nacional, alumnos de la institución anfitriona depositaron una ofrenda floral al pie del busto del Domingo Faustino Sarmiento, acompañados por el intendente Facundo Castelli y autoridades escolares.
A continuación, se cantó el “Himno a Sarmiento”, y la directora de la Escuela Nº1, Nelly Alchú, brindó palabras alusivas a la fecha destacando uno de los lemas del prócer por el cual sostenía que “el objeto de la educación era enseñar a pensar”.
“Sarmiento tomó ideas de los lugares a donde viajó, de un proyecto de la legislatura francesa, donde decía que el Estado debía instruir a los individuos para que se formaran y se desarrollaran plenamente, sin tener en cuenta el sector político, la religión o la cultura a la que pertenecieran,” recordó.
Alchú destacó también el trabajo realizado por el prócer en cuanto a la formación de maestros.
“Él decía que los docentes eran los agentes que iban a permitir que este país fuera grande, libre y pudiera progresar”, sostuvo.
“La escuela pública pasó por muchas crisis y ha sido criticada, desvalorizada, pero atrás de ella, hay un montón de docentes que quieren levantarla.
Hoy los docentes buscan espacios para entender ese nuevo escenario que los ha llevado a estudiar y capacitarse. Un escenario que hoy podemos entender desde la mirada de los cambios que nos están acompañando,” resaltó.
A continuación, la Inspectora Jefe, Norma Pérez, dirigió su saludo a todos aquellos “que han elegido la escuela como vocación”.
“Ser docente hoy es jugarse por un futuro mejor, aportar un granito de arena para que el mundo y la sociedad en que vivimos sea un poco mejor cada día,” remarcó.
Al finalizar los discursos, la cantante Carolina Balvidares, interpretó la chacarera “A los maestros rurales” y la zamba “Campana de palo”.