«

»

Pronóstico del tiempo: Inestabilidad que se generaliza el viernes

La semana comenzó con la presencia de un sistema frontal semi estacionario sobre la zona central del país, que afecta la franja desde el sur de San Luis hasta la costa sudeste de la provincia de Buenos Aires, pasando por el norte de La Pampa y sur de Córdoba. Todo ese sector de país se verá afectado por algunas precipitaciones aisladas que desarrollarán algunas lluvias y tormentas de débil a moderada intensidad, con acumulados poco significativos.

El miércoles, el sistema frontal frío comenzará a avanzar por la zona central de la región patagónica, provocando precipitaciones en forma de lluvias y algunas tormentas aisladas, pero a medida que el frente avanza, irá encontrando condiciones propicias para ir ganando intensidad a medida que se acerca a la zona pampeana. Las precipitaciones más significativas estarán afectando el norte de la Patagonia y el extremo sur de la región pampeana. Por otro lado, en el extremo norte del país, también se desarrollarán algunas tormentas que pueden llegar a ser fuertes, concentrándose especialmente sobre el este de la provincia de Salta.

El jueves, la situación sobre el centro del país comienza a complicarse, ya que el sistema frontal frío alcanzará la región pampeana y se intensificará desarrollando chaparrones y tormentas el toda la provincia de La Pampa, sudoeste de Buenos Aires y en la región de Cuyo, especialmente sobre Mendoza y San Luis. Mientras tanto, por detrás del sistema frontal avanzará un centro de alta presión que estará acompañado de una masa de aire relativamente frío y seco, lo que generará la estabilización de las condiciones sobre toda la región patagónica. Por otro lado, en el norte del país, las condiciones mejorarán de manera temporaria durante el jueves, pero de todas maneras continuará muy inestable, con temperaturas muy elevadas y un importante contenido de humedad en las capas bajas de la atmósfera.

El viernes, será el día más complicado de la semana en toda la zona central del país, ya que el sistema frontal frío avanzará por esa región y encontrará condiciones ideales para la generación de chaparrones y tormentas de variada intensidad en las provincias de La Pampa, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. Los acumulados, si bien serán variados en toda la región pampeana, se prevén zonas puntuales donde se puedan alcanzar los 50 o 60mm, lo que podría agravar la situación especialmente en la provincia de Buenos Aires. Mientras tanto, en el norte del país, van a continuar las condiciones de inestabilidad, pero la probabilidad de precipitaciones es baja, ya que los fenómenos que pueden llegar a desarrollarse serán muy dispersos. Por último, en la región patagónica, el centro de alta presión acompañado por la masa de aire relativamente frío y seco mantendrá las condiciones estables en toda la región, con escasa nubosidad y leve descenso de temperatura.

Durante el fin de semana, el centro de alta presión irá ganando terreno hacia el norte, por lo que las condiciones irán mejorando de sur a norte, con nubosidad en disminución y leve descenso de temperatura en toda la región pampeana. El sistema frontal frío se desplazará hacia el norte, por lo que las precipitaciones afectarán a todo el norte del país, con chaparrones y tormentas de moderada a fuerte intensidad. Las condiciones en la franja norte irán mejorando con el avance del frente frío hacia el norte, permitiendo el avance de la masa de aire fresco y seco acompañando un sistema de alta presión que estabiliza la situación en todo el país.

Fuente-Granar