«

»

Estado de los cultivos en la Argentina

14/12/2012 – En su relevamiento al 13 de diciembre, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que la siembra de soja avanzó al 63,3% de los 19,7 millones de hectáreas previstos, con un atraso del 9,6% respecto de 2011. De igual modo, la siembras de maíz progresó al 61% de los 3,4 millones de hectáreas. Acerca del trigo, la cosecha avanzó al 42,4% del área apta y la producción fue recortada de 10,12 a 9,80 millones de toneladas.

A continuación se detalla la situación de cada cultivo:

SOJA

El avance de siembra cubrió un 63,3% de la superficie proyectada en 19.700.000 hectáreas, marcando un progreso intersemanal de 9,4% y acotando el retraso interanual al 9,6%. En números absolutos, la siembra nacional ya logró incorporar poco menos de 12,5 millones de hectáreas. Durante los últimos siete días los mayores progresos de siembra relevados se concentraron sobre el margen oeste de la región agrícola, puntualmente sobre el Centro Norte y gran parte del Sur de Córdoba, en donde la condición hídrica de los cuadros es buena.
En paralelo, abundantes lluvias registradas al inicio del período bajo análisis provocaron interrupciones y demoras sobre gran parte del margen este del país, más precisamente sobre las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires, como así también en sectores del sudeste de Córdoba. Pese a ello, la siembra de soja de primera ocupación a nivel nacional se encuentra muy avanzada, gran parte de la superficie remanente se concentra en las provincias del norte, en donde aún no ha cobrado fluidez la incorporación de cuadros. Además, la siembra de soja de segunda avanza rápidamente sobre casi toda la franja central del área nacional.
Por otra parte, los excesos hídricos relevados sobre amplios sectores del oeste de Buenos Aires, noreste de La Pampa y sudeste de Córdoba podrían impactar de forma negativa sobre nuestra actual proyección nacional de superficie. En las regiones citadas, las fuertes lluvias registradas en lo que va de diciembre sumadas a las abundantes precipitaciones acumuladas durante la primavera, incrementaron (en consecuencia) el área anegada, por lo que estaría comprometida la superficie disponible para la incorporación de soja. A pesar de ello, estas mermas potenciales de superficie podrían ser compensadas por un potencial incremento del área a implantar con soja de segunda sobre el Sudeste de Buenos Aires.
Como venimos explicando en informes previos, el sudeste bonaerense aún mantiene un potencial incremento de superficie para este cultivo. Esto se debe al posible traslado de área proveniente de cebada, y en menor medida de trigo, hacia soja de segunda ocupación. En esta región históricamente la soja de segunda ocupaba sólo una proporción del área sembrada con trigo, pero en la actualidad el significativo incremento de la superficie sembrada con cebada permite trasladar mayor área hacia soja de segunda. Durante la campaña previa, este traslado de superficie se vio limitado por el fuerte déficit hídrico estival, pero al presente ciclo la humedad disponible para la siembra de soja sobre rastrojo de trigo y cebada no es un factor limitante. No obstante, para poder concretar este gran traslado de superficie es indispensable que la recolección de los cereales de invierno, fundamentalmente la de cebada, no registre demoras que puedan retrasar la siembra de soja de segunda, reduciendo el potencial de rinde de la oleaginosa y en consecuencia el área que podría finalmente ser destinada para su siembra.

MAÍZ

Avanzan las labores de siembra de maíz en fechas tardías y/o de segunda ocupación con destino grano comercial. A pesar de las precipitaciones caídas durante la última semana, varias zonas como por ejemplo el Centro-Norte de Córdoba, Norte de La Pampa y Oeste de Buenos Aires denotaron un fuerte avance en la implantación del cereal. A la fecha se lleva implantado el 61% de la superficie tentativamente proyectada en 3.400.000 hectáreas, porcentaje que en números absolutos representa más de 2 millones de hectáreas de maíz. El avance intersemanal presentó un incremento del 6%, mientras que el interanual registró un retraso del 10%.
Aún se reportan zonas como el centro y oeste de Buenos Aires y el sudeste de Córdoba en donde los excesos hídricos, causados por las constantes lluvias registradas, no permiten el ingreso de las maquinarias a los lotes para poder realizar las labores pertinentes de siembra. Los cuadros de maíces tempranos presentan muy buenas condiciones en casi todas las zonas del área agrícola nacional en donde fueron implantados. Si bien las continuas lluvias registradas desde agosto hasta noviembre y lo que va de diciembre retrasaron la siembra y perjudicaron los campos bajos, han favorecido los cuadros que presentan maíces de primera ocupación.
En la zona Núcleo Norte los cuadros más avanzados transitan estadíos entre floración masculina y femenina (VT y R1 respectivamente) en muy buenas condiciones. A nivel sanitario, comenzaron a realizarse las aplicaciones correspondientes contra Tizón y Roya. Similares condiciones presenta la vecina región del Núcleo Sur. Otra de las zonas en donde las condiciones de los maíces de primera se observan de buenas a muy buenas es el Centro-Este de Entre Ríos, en donde en los últimos días comenzaron a realizarse monitoreos en los lotes para realizar las aplicaciones necesarias contra oruga cogollera.
Frente al actual escenario de maíz con destino grano comercial, se considera que resta por implantarse cerca de 1,4 millones de hectáreas para cumplir nuestra proyección de siembra, de las cuales 500 mil hectáreas se incorporarían con una ventana óptima de siembra más amplia (regiones NOA y NEA); el resto del área pendiente debería incorporarse dentro de los próximos treinta días si las condiciones climáticas lo permiten.

GIRASOL

Ya implantados los últimos cuadros en el Sudoeste de Buenos Aires, se da por finalizada la siembra de la oleaginosa. De este modo, se logró cubrir a nivel nacional 1.800.000 hectáreas con este cultivo, marcando una caída del 3,2% respecto de lo acontecido el ciclo previo (2011/12, 1.86 MHa). En el sur bonaerense y pampeano, en donde se concentra cerca del 50 % del área agrícola nacional, los cuadros evolucionan favorablemente en estadios que van desde V1 a V7 (uno a siete pares de hojas desarrolladas). Las buenas condiciones hídricas que presentan dichas regiones hacen que los plantíos transiten etapas vegetativas en óptimas condiciones.
En el Oeste de Buenos Aires, en donde la superficie disminuyó fuertemente durante el presente ciclo, se relevaron numerosos cuadros de girasol en malas condiciones, producto de los excesos de humedad que soporta el cultivo. En la región se pueden ver los cuadros más avanzados transitando botón floral. En paralelo, se recolectaron nuevos cuadros en la provincia de Chaco y en el norte santafecino. Cabe mencionar que el avance de cosecha a la fecha no es significativo. En cuanto a las productividades relevadas, las mismas se ubican entre los 15 y los 24 qq/Ha. Estos buenos rendimientos son producto del clima favorable que acompañó a gran parte del ciclo del cultivo en estas dos regiones, con lo cual se espera una buena campaña girasolera para el norte del país. El grueso de los cuadros en estas zonas se encuentra terminando el llenado de grano, por lo tanto, en unos diez días comenzaría a cobrar fluidez la trilla de girasol en las regiones NEA y Centro-Norte de Santa Fe.

TRIGO

Al presente informe la recolección de este importante cereal logró cubrir el 42,4% de la superficie apta, entregando un rinde medio nacional de 19,8 qq/Ha y permitiendo acumular un volumen parcial próximo a las 3 millones de toneladas. Sobre el actual avance de cosecha se puede calcular un progreso intersemanal del 6,2% y un retraso interanual que ahora asciende al 8,1%. Esta demora es consecuencia de las lluvias que interrumpieron la trilla durante los últimos siete días, principalmente al inicio de dicho período, momento en el cual se registraban abundantes precipitaciones en gran parte del margen este del área agrícola.
Por otra parte, si bien hemos relevado algunas pruebas de trilla en sectores aislados del Sudoeste de Buenos Aires, la cosecha aún no comenzó de manera generalizada en los núcleos trigueros del sur de esta provincia. En estas regiones se concentra el 72% de la superficie aún por recolectarse y esto también contribuye a incrementar el retraso interanual.
Analizando con mayor detalle los núcleos trigueros, el Sudoeste de Buenos Aires concentra el 33% de la superficie nacional pendiente de cosecha y mantiene una expectativa de rinde medio regional próximo a los 30 qq/Ha. De cumplirse dicha proyección, este rendimiento promedio regional marcaría un nuevo récord histórico, superando en un 25% al registrado durante la campaña previa. Simultáneamente, el Sudeste de Buenos Aires aporta el 39% de la superficie nacional aún no cosechada y la expectativa de rinde medio para esta región supera los 40 qq/Ha. Pese a ello, durante las últimas cuatro semanas el rinde medio esperado en este núcleo triguero fue reduciéndose de forma paulatina y actualmente no logra superar ni igualar el rendimiento promedio regional alcanzado durante las últimas dos campañas (2010/11: 47 qq/Ha y 2011/12: 48 qq/Ha).
En consecuencia, a una semana de iniciarse la cosecha en los núcleos trigueros más importantes del país, los resultados previstos en estas dos regiones no alcanzan a suplir las fuertes caídas de rinde relevadas en el resto de la región agrícola nacional. Bajo este contexto, ajustamos nuestra proyección de producción a 9.800.000 toneladas, marcando un recorte de -320.000 toneladas en comparación a nuestra anterior publicación y una merma de -30% en comparación al ciclo previo (Campaña 2011/12: 14 MTn).

CEBADA CERVECERA

Las lluvias acumuladas a principio de esta semana ralentizaron la cosecha sobre el centro-sur del área agrícola nacional. Sin embargo, días previos a las lluvias, se logró avanzar fluidamente sobre amplias zonas de Buenos Aires y La Pampa. De este modo, se recolectó a nivel nacional el 35% del área cosechable, siendo en números absolutos algo más de 500 mil hectáreas. El avance intersemanal fue del 17,6%, mientras que el progreso interanual muestra un adelanto del 2,4%.
Respecto de los rendimientos obtenidos, tal como se mencionó en los informes previos, las zonas más afectadas por enfermedades fúngicas y por consiguiente con fuertes mermas de rendimiento, fueron los Núcleos Norte y Sur, y el Centro y Oeste bonaerense, regiones que aportan en su conjunto el 24% del área nacional del cultivo. Además de estas adversidades, otros factores que complicaron al cultivo de cebada fueron las elevadas temperaturas durante gran parte del ciclo y la baja radiación que recibió el cultivo durante el mes de noviembre.
En tanto, en el Sudeste y Sudoeste de Buenos Aires, y Sur de La Pampa donde se concentra el 73% de la cebada implantada en el país, las enfermedades también se hicieron presentes aunque con menor incidencia, siendo controladas en tiempo y forma, obteniendo así una merma de rendimiento menor en relación a otras zonas. Las productividades relevadas en el sudeste bonaerense durante la última semana se ubican desde los 30 a 57 qq/Ha, mientras que la mediana se ubica en los 40-45 qq/Ha. Hacia el sudoeste de la provincia, en donde se espera una muy buena campaña de fina, se relevaron productividades entre los 15 a 43 qq/Ha.
De registrar clima favorable durante la próxima semana, se espera un fluido progreso en la cosecha de cebada. Sobre este escenario, mantenemos nuestra proyección de producción en 5.000.000 de toneladas para la campaña en curso. De lograrse dicho volumen, se ubicaría un 13,6% por encima de la producción obtenida el pasado ciclo (2011/12, 4,4 millones de toneladas).

Bolsa de Cereales de Buenos Aires