Peñarol eliminó por penales a D. Sarmiento y el domingo empieza a definir con Tiro

Arriba. Bauer se queda con la pelota. Al “Chino” se le escapó la última y Peñarol no perdonó.

El arquero del verdirrojo, Matías Bauer, que había tenido un buen partido, falló en la última pelota y Pañarol no perdonó. El azulgrana lo empató sobre la hora y después lo ganó en la definición por penales, donde Deportivo no estuvo fino.

Por penales, después de igualar 1 a 1 en el tiempo regular contra Deportivo Sarmiento, en Coronel Suárez, Peñarol de Pigüé accedió ayer a la final anual del campeonato de la Liga Regional de Fútbol, que se definirá a partir del próximo domingo entre los dos mejores equipos que tuvo la temporada: Peñarol y Tiro Federal de Puan.
El conjunto azulgrana, por haberse adjudicado el “Repechaje” a mitad de año, con la obtención de ayer del Clausura logró automáticamente su lugar en las finales. En caso de haber sido Deportivo el ganador, hubiese sido necesario otro partido entre los mismos rivales para conocer el otro aspirante al título 2012.
Pero no será necesario, porque Peñarol, que llegó al empate a los 92 minutos (Navarro había adelantado a Deportivo), estuvo mejor en los penales y se llevó el triunfo del Parque Bove, que estuvo colmado para esta final.

Vibrante

El partido entre estos dos grandes equipos estuvo a la altura de una verdadera final. Fue entretenido, por momentos vibrante, de ida y vuelta, y mantuvo la expectativa hasta el mismo final.
Deportivo, que venía de golear a San Martín, comenzó mejor, teniendo la iniciativa. Pero Peñarol equiparó rápido y empezó enseguida a manejar el partido y a tener las chances más claras para abrir el marcador.
Los dirigidos por Salvi (no pudo contar con Fuhr, una de las figuras, lesionado) generaron varias situaciones en el primer tiempo.
A los 7m todos los visitantes pidieron penal por un supuesto empujón dentro del área que el juez de línea González apreció, de hecho el asistente, mientras Málaga no había observado infracción, se metió dentro del campo de juego con la bandera en alto para intentar convencer al árbitro principal de que había habido falta, pero el olavarriense lo mandó nuevamente para su puesto y siguió el partido.
Peñarol lo buscaba. A los 10m Salvi dejó solo a Dietrich frente al “Chino” Bauer, pero el “Tili” remató mal, cruzado y desviado, y se perdió el gol. Cinco minutos más tarde otra vez Dietrich habilitado por la izquierda y esta vez su remate fue conjurado por el arquero.
La supremacía de Peñarol era clara. La visita administraba la pelota y tenía las situaciones, pero no podía concretar. A los 17m Weisbeck, de buen partido, llegó de cara al arco pero le pegó mal de zurda, desviado.
Deportivo se sobrepuso y salió del asedio. El partido se tornó de ida y vuelta.
De un lado Fernández llegó por derecha y disparó desviado; del otro Deportivo se complicó en la salida (la cancha estaba rápida), Salvi le dio de afuera y Bauer controló contra el palo derecho.
Deportivo, en general impreciso, atacaba por la derecha, aprovechando la escasa vocación de marca de Cavalier, con Palacio y las trepadas de Peratz. Por ahí inquietaba.
A los 33m Martínez de cara al gol, pero el “Inglés” no pudo con Herrero, lo mismo que Scheffer, punzante como siempre, que sacó el latigazo abajo y controló el número 1, que empezaba a convertirse en figura.
Estaba mejor Deportivo en el segmento final. Lo tuvo también Cendra, que se perfiló para la diestra pero le dio muy alto, para el lamento de la multitud verdirroja que colmó el estadio Juan Emilio Bove.
La última del primer tiempo fue de Peñarol. La guapeó Weisbeck y le quedó a Cavalier, que quiso picarla por sobre el “Chino” Bauer, que se quedó la pelota en una mano.

Goles y emociones

Para el segundo tiempo, Peñarol se refugió un poco más con los ingresos de Cristian Weisbeck de arranque y de Platz a los pocos minutos de comenzada la parte final.
Deportivo siguió insistiendo mediante Scheffer, que de entrada hizo una gran corrida por la izquierda y tiró un centro que nadie pudo corregir. Y a los 6m otra vez Gastón, esta vez mano a mano con Herrero, que ganó el duelo.
Peñarol respondió con la entrada sorpresiva de Ramiro Rojas por atrás y un cabezazo del pibe que exigió una gran reacción de Bauer.
Odriozola empezó a mover el banco en busca de respuestas. Navarro fue a la cancha por Martínez sobre el primer cuarto de hora y enseguida iba a dar que hablar.
A los 17m le quedó la pelota a Palacio, que la mandó al área en forma de buscapié. Y ahí estaba Navarro, para corregir la trayectoria del centro y ponerla contra el palo para el festejadísimo 1 a 0.
Deportivo estaba más entero físicamente para afrontar el final. La diferencia se empezó a notar aún más cuando Peñarol se quedó con diez hombres por la expulsión por roja directa de Gabilondo, por una fuerte entrada abajo sobre Fernández.
No había manera de que la historia cambie, daba la sensación. Pero el fútbol a veces es impredecible.
El verdirrojo pudo haberlo liquidado de contraataque, pero ni Navarro, que corrió y remató apenas ancho, ni Haberkorn, que le pegó abajo y chocó con otra gran atajada de Herrero, pudieron sellar el resultado.
Iban 47 minutos. Los locales aguardaban por el pitazo final y los visitantes todavía soñaban. Como dicen, la fe es lo último que se pierde.
Llegó el último centro, Bauer fue arriba con confianza pero falló, se pasó. La pelota quedó boyando a merced de Ramiro Rojas, que no desperdició tamaña oportunidad y convirtió el gol. El grito de gol de los visitantes, con algo de delay, fue el enorme desahogo y la alegría por haber recobrado las chances cuando todo parecía perdido. El empate le daba vida a Peñarol.

La definición

No hubo tiempo para más incidencias, como si hubiesen sido pocas. El empate fue el resultado final, pero debía haber un ganador. Sí o sí. Por eso los penales se encargaron de marcar el destino de cada uno.
La serie empezó siendo favorable para el verdirrojo. Dietrich erró su penal, Andersen convirtió y Moreyra también la tiró afuera. Pero Navarro tampoco pudo convertir. La cuestión estaba 2 a 1 a favor de los suarenses.
El arquero Herrero convirtió el suyo con un fuerte zapatazo al ángulo; Fernández tampoco falló. Rojas anotó y Scheffer (travesaño) no.
La presión se incrementaba para Deportivo. Más aún cuando Weisbeck hizo el gol y obligaba a Cendra a convertir. Gonzalo eligió el medio y Herrero adivinó.
Triunfo de Peñarol, que festejó con mucha algarabía la obtención del Clausura.
Le falta un paso más al azulgrana para coronar este gran año con el título.
Por el lado del Deportivo, quedará la frustración y el dolor lógicos por haber estado tan cerca de otra final, de otro título, y de no poder lograrlo. Más por como se dieron las cosas en la tarde de ayer. Pero seguramente valorará Deportivo el hecho de haber estado entre los mejores equipos del año y de haber estado a la altura. Ahora, a pensar en el otro desafío que se viene: el Torneo del Interior 2013.

Juan Mailland

DEP. SARMIENTO 1 (2)
Matías Bauer
Juan Cruz Peratz
Lucas Andersen
Mariano Lantiat
Maximiliano Arce
Cristian Palacio
Santiago Fernández
Ezequiel Haberkorn
Gonzalo Cendra
Gastón Scheffer
José Martínez
DT: Javier Odriozola
Cambios: 59m Carlos Navarro por Martínez; 88m Nicolás Palacio por Haberkorn y 90m Darío Besler por Haberkorn.
Suplentes: José Luis Ricciuto y Franco Córdoba.

PEÑAROL (P) 1 (3)
Maximiliano Herrero
Luciano Camacho
Marcos Parada
Federico Pradilla
Ramiro Rojas
Alejandro Gabilondo
Santiago Rojas
Franco Cavalier
Joaquín Salvi
Damián Weisbeck
Juan Manuel Dietrich
DT: Eduardo Salvi
Cambios: 45m Cristian Weisbeck por Camacho; 57m Maximiliano Platz por Salvi y 64m Luis Moreyra por Cavalier.
Suplentes: Lucas Cappeletti y Luciano Acosta.

GOLES. Segundo tiempo: 17m Carlos Navarro (DS) y 47m Ramiro Rojas (P).

Definición por penales. Convirtieron para Peñarol Herrero, Rojas y Weisbeck; Dietrich y Moreyra desviaron su remate. Para Deportivo anotaron Andersen y Fernández; erraron Navarro y Scheffer y Herrero le atajó el tiro a Cendra.

EXPULSADO. Segundo tiempo: 29m Alejandro Gabilondo (P).

ÁRBITRO: Sebastián Málaga (6) de Olavarría.
CANCHA: Parque Bove (Deportivo).

El número 10

Matías Schroh, defensor con pasado en El Progreso, actualmente inactivo, se sumó el pasado jueves a los entrenamientos de Deportivo Sarmiento, como uno de los refuerzos para afrontar el Torneo del Interior 2013. Es el décimo jugador que se agrega al plantel verdirrojo para trabajar de cara al importante certamen que se pondrá en marcha a fines de enero.