Dyango deleitó al público de la Fiesta Nacional de la Cebada Cervecera

Por primera vez en 39 años, la Fiesta de Puan se prolongó hasta el día lunes debido a la lluvia del domingo que imposibilitó la realización de los espectáculos artísticos.
Decir que “valió la pena” esperar la presencia de Dyango en el escenario mayor es poco, porque casi no hay palabras para describir a uno de los máximos exponentes de la canción hispanoamericana.
Dyango enamoró a todos. No sólo por aquellos clásicos “inoxidables”, sino también por su justa simpatía, por su presencia de eterno romántico y sobre todo, por su complicidad con la gente, a tal punto de adelantar que se retirará el próximo año. Prometió que, en su última gira, se despedirá del público puanense.
Durante el espectáculo, el español interpretó “El día que me quieras”, y tres tangos más: “Garganta con Arena”, “Naranjo en flor” y “Cada día te extraño más”.
Promediando el show, trajo a la memoria canciones como “Volverte a ver”, “Cuando quieras donde quieras”, “Alma, corazón y vida”, y “Hoy he empezado a quererte otra vez”.
Al final de la noche, Dyango se dio el gusto de tocar el violín en “Esta noche quiero brandy”. Y para la despedida, dejó la popular canción “Corazón mágico”, ante un público que, agradecido, lo aplaudió de pie.