Los cambios en Ganancias y Asignaciones familiares

El Gobierno resolvió aflojar la presión impositiva y actualizó el mínimo no imponible del tributo más cuestionado. Las medidas regirán desde el 1° de septiembre. Aquí, los alcances de las medidas que benefician a empleados y jubilados.

1. A partir del 1° de septiembre, todos los asalariados y jubilados que tengan una remuneración bruta inferior a los $ 15.000 dejarán de estar alcanzados por el impuesto a las Ganancias. Por medio de un incremento de las deducciones especiales, el Gobierno actualizó y unificó en $ 15.000 el “mínimo no imponible” de Ganancias para los empleados solteros y casados que estaban en $ 8.360 y $ 11.563 respectivamente.

2. Con estas modificaciones, dejan de pagar Ganancias 1.298.383 empleados en relación de dependencia y 98.985 jubilados. Tras la aplicación plena de las medidas, sólo deberán pagar Ganancias 955.527 empleados, que representan el 10,2% del total de los asalariados registrados. En tanto, por el lado los jubiladores quedarán sin pagar 5.975.623 que representan el99,3% del total. Los alcanzados por el impuesto serán apenas 39.641 que componen el 0,7% del universo de los jubilados.

3. Para los que tengan sueldos brutos comprendidos entre los $ 15.001 y $ 25.000, el mínimo no imponible de Ganancias se incrementa en un 20%, lo cual implica un beneficio que oscilará entre $ 395 y $ 708 mensuales. Un empleado soltero con un sueldo bruto de $ 16.000 que venía pagando por Ganancias $ 1.486 por mes ahora pasará a abonar $ 1.092 y tendrá una mejora salarial de $ 395. En tanto, un trabajador casado con dos hijos con una remuneración bruta de $ 25.000, al que descontaban por Ganancias $ 3.239 mensuales, ahora deberá pagar $ 2.531 con un beneficio de $ 708.

4. Para los empleados y jubilados de la región patagónica, el incremento del mínimo no imponible será del 30% y beneficiará a 115.947 contribuyentes que dejarán de pagar Ganancias.

5. Por la modificación del regimen de asignaciones familiares, a partir de setiembre los padres de 850.000 chicos que hasta ahora no percibían ingresos pasarán a cobrar el salario familiar por hijo. Actualmente, los pagos por hijo alcanzan a 3.193.503 chicos y desde el próximo mes se elevarán a un total de 4.042.000 beneficiarios. Se modifican los topes actuales para percibir las asignaciones familiares de $ 8.400 por cada cónyuge y $ 16.800 pesos por grupo familiar. Los nuevos topes serán de $ 15.000 por cada uno de los cónyuges y $ 30.000 pesos por grupo familiar.

6. Según los números oficiales, las medidas la AFIP y ANSES tendrán un costo fiscal entre setiembre y diciembre de $ 4.495 millones. Esa suma será afrontada con un “esfuerzo fiscal del Estado” de $ 2.439 millones y un aporte privado de $ 2.056 millones. 7. Los recursos del sector privado provendrán de dos nuevos gravámenes que deben ser aprobados por el Congreso. Por un lado, habrá una tasa del 15% sobre las utilidades que arrojen la compra-venta de acciones y títulos valores que no coticen en Bolsa. Y por lado, se fijará una alícuota del 10% para los que cobren dividendos de empresas locales.

Fuente. labrujula24.com