«

»

General San Martín: hacía una zanja para poner un caño y se encontró con una tumba

resize_1383774260Mientras se realizaban trabajos en un terreno ubicado al noreste de la localidad pampeana, un sorprendente hallazgo rompió la tranquilidad, y llenó de incertidumbre a mucha gente.
El hecho ocurrió el Lunes en horas de la tarde, cuando Cristina Zickert se encontraba realizando una pequeña zanja para enterrar un caño de agua, en el inmueble ubicado detrás de la Asociación Recreativa El Oasis, que hace un tiempo adquirió junto a Hugo Beltrán.
En un momento la pala dio contra un material duro. Aunque en principio se pensó en una gran piedra, poco a poco se fue revelando que lo que había allí eran partes de una tumba.
Por ello decidió convocar al personal municipal y tomar contacto con el historiador Roberto Bertín, para conocer detalles del pasado de esa propiedad.
La inscripción permitió saber que se trataba de Francisco Guillomía, quien falleció el 23 de Julio de 1921, a los 37 años de edad.
La preocupación se instaló entonces para saber si allí había sido sepultado o solo se trataba de restos de la tumba de mármol blanco.
Tras una rápida investigación, Roberto Bertín confirmó que los restos habían sido sepultados en el cementerio de Bernasconi, desestimando la posibilidad que en ese lugar se encuentren restos humanos.
Además contó que luego del fallecimiento de otros familiares se hizo la reducción de los restos y se realizó una nueva tumba.
El monumento antiguo lo llevaron a General San Martín dejándolo en la quinta que en aquel momento poseía Manuel Guillomía, quien tomó la decisión de enterrarla en ese lugar.
Curiosamente pasaron casi 90 años y por casualidad, realizando una zanja muy superficial, se encontraron los restos de aquel monumento.
Por algunas horas se pensó que en ese lugar pudiera encontrarse alguna sepultura, pero finalmente se confirmó que solo se trataba de los restos del monumento de mármol blanco.

Fuente: notilandia