La Presidente le tomó juramento a los nuevos ministros

volvio-CristinaEn lo que representó su primera aparición pública desde que fue sometida a una operación el 7 de octubre, Cristina Kirchner llegó a la Casa Rosada poco después de las 18:30. Lo hizo en automóvil y no en helicóptero, como solía acostumbrar antes de esa intervención. El motivo fue la recomendación que le hizo el equipo médico para que evite volar durante su recuperación.
Como lo había hecho en el video que difundió ella misma en su cuenta de Twitter el lunes, cuando volvió a aparecer en púbico tras la operación, la mandataria dejó el riguroso luto que guardaba desde la muerte de su marido y vistió un vestido que combinaba el color champagne con el negro.
Al ingresar a una Casa de Gobierno colmada, a la Presidente se la vio de buen ánimo, sonriente, y saludó a varios de los presentes.
La ceremonia de la toma de juramento tuvo lugar en el Salón Blanco. Comenzó a las 19:18 y se extendió por algo más de 10 minutos. En ese breve lapso, nombró a Jorge Capitanich como jefe de Gabinete; Axel Kicillof como titular de Economía, y Carlos Casamiquela al frente de Agricultura, Ganadería y Pesca. Esos funcionarios remplazarán a Juan Manuel Abal Medina, Hernán Lorenzino y Norberto Yauhar, respectivamente.
Más allá de las oraciones protocolares que le tocaron pronunciar para tomar el juramento, el único comentario que hizo en ese momento la jefa de Estado fue para agregar a las palabras del locutor que entre los presentes estaban, además de funcionarios y legisladores, “los militantes”. El mensaje despertó un fuerte vitoreo de las agrupaciones kirchneristas que ya habían recibido su presencia con cánticos de apoyo. “Los que juran también son militantes”, insistió.
Culminado el acto, Cristina dejó el salón acompañada de colaboradores. Al cabo de unos minutos, apareció en uno de los balcones que dan al Patio de las Palmerias, donde fue ovacionada antes de tomar la palabra. “Cuánto los extrañé”, exclamó.
En su discurso, la Presidente convocó a los argentinos a “unir esfuerzos” para mejorar el país. En ese sentido, pidió trabajar por lograr la soberanía en el área de energía y alimentos, entre otros rubros.
Tras destacar algunos de los puntos fuertes de la gestión kirchnerista, dejó un mensaje para quienes reclamaron en las últimas semanas que el Gobierno tome nota de la derrota que sufrió en las elecciones legislativas. “Estamos dispuestos a escuchar todas las ideas, pero sobre todo cómo se implementan”, aclaró.
La alocución se extendió hasta unos minutos antes de las 20 y terminó con un saludo para los militantes, que se quedaron allí cantando. Pero cuando parecía que el acto se había terminado, volvió a aparecer. Entonces volvió a tomar el micrófono, destacó el trabajo de Aerolíneas Argentinas y el avance en materia ferroviaria y prometió: “Vamos por más”.
“Que nunca más nos dividan por cuestiones falsas e inexistentes. No nos dejemos robar la vida, las ilusiones”, dijo para concluir. Luego se la vio recorrer parte de la Casa Rosada, acompañada por el secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli.

Sin Moreno

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, fue uno de los grandes ausentes en la jura de nuevos ministros en la Casa Rosada. El funcionario, que renunciará a su cargo a partir del 2 de diciembre, tampoco había estado presente en el búnker del Frente para la Victoria en las últimas elecciones legislativas.
Militantes de La Cámpora coparon el patio de las palmeras en la sede de Gobierno y entre sus cánticos recordaron al Secretario. También algunos lucieron remeras negras con la leyenda “Moreno” en letras blancas.
En tanto, el economista Augusto Costa, miembro del entorno del ministro de Economía Axel Kicillof, suena como uno de los candidatos a suceder en el cargo.

Fuentes: Infobae / La Nación